Los cuidados básicos del hurón

Francisco María García · 27 septiembre, 2017

El hurón es un animal pequeño, carnívoro, que suele pesar entre 1 y 2 kilos. Puede integrarse a la vida hogareña y se caracteriza por ser muy activo y porque su curiosidad  no tiene fin. Duerme muchas horas diarias y, por sus particularidades, necesita de cuidados y atención. A continuación veremos consejos sobre los cuidados básicos del hurón. Para quien desee uno en su casa, que tome nota.

Mascota no convencional

El hurón es un animal domesticado hace mucho tiempo por ser considerado de utilidad para el control de ciertas plagas. Actualmente, si bien está dentro de las mascotas exóticas, muchas personas lo eligen como compañía de casa.

Al educarlo desde joven, adopta hábitos hogareños y se convierte en un integrante más de la familia. Especialmente, porque es muy activo y necesita curiosear y jugar.

Justamente por ello, como cuidados básicos del hurón, es vital tomar las precauciones necesarias. No hay que perderlo de vista ni exponerlo a posibles accidentes del hogar. Es preciso controlar que los armarios, cajones o cajas no contengan elementos tóxicos a su alcance.

Costumbres y particularidades

Se trata un animal pequeño, que suele vivir 8 años y se hace adulto a partir del año de edad. La etapa de cría es de diciembre a junio y puede parir de entre 2 y 16 crías. Hay apps que nos adyudarán a estos cuidados.

Aunque es una especie muy activa cuando está despierta, el hurón tiene hábitos nocturnos. Es decir, permanece entre 14 y 15 horas al día durmiendo. Y necesita hacerlo en la oscuridad porque su foto período es la manera de regenerar melatonina. Por ello es importante prever un espacio cerrado y oscuro dentro de su jaula.

Cuáles son los cuidados básicos del hurón

Su habitáculo y limpieza

El animalito debe vivir en las mejores condiciones. Para ello, lo ideal es comprar una jaula amplia y en lo posible de fondo blando. Hay que tener en cuenta que su costumbre es excavar. Si el habitáculo contiene espacios separados para su actividad diurna y descanso, mejor aún.

Cuidar la higiene es especialmente importante, ya que es un animal que suele oler mal. Al menos una vez a la semana, limpiar y desinfectar su jaula con agua y detergente neutro.

Una buena estrategia para mantener la limpieza controlada, es educar al hurón a que haga sus deposiciones en un sitio específico con arena. Ello resulta posible con algo de paciencia.

Cuidados básicos del hurón. Alimentación

El hurón es carnívoro y su alimento se basa en el consumo de proteína animal. El pienso especial para hurones o el preparado para gatos cachorros es el más adecuado para su dieta. No es recomendable darle carne cruda, ya que las bacterias pueden ser perjudiciales para su salud. La fibra en un 5% también es necesaria para favorecer la digestión.

Muchas veces es bueno incorporar otras vitaminas. Para hacerlo es aconsejable consultar a un veterinario que lo indique.

Tener un veterinario de confianza

El cuidado básico del hurón reside también en la atención médica. Como en todo animal. Lo ideal es contar con un veterinario especializado en hurones y realizarle controles periódicos. Darle las vacunas correspondientes y desparasitarlo.

Ojo con el calor

Hay que tener presente la sensibilidad de este animalito a los cambios de temperatura, en especial al calor. Al carecer de la capacidad termorreguladora de otras especies, lo hace propenso a sufrir golpes de calor.

Es bueno rociarlo con agua en las temporadas de verano y colocar cerca de su jaula botellas de agua congelada. Ambas son estrategias simples y beneficiosas para que la mascota no pase un mal momento.

Hurones besandose

Un hurón en casa

La actividad física es importante para estos animales. Se los puede sacar de la jaula algunos minutos diariamente. Siempre con cuidado de no exponerlos a peligros domésticos como enchufes, cables, balcones, etc. Lo ideal es tener una correa y arnés especial para pasearlo, tal como se hace con otro animal.

Educar a un hurón puede llevar su tiempo, pero se logra con paciencia. Sobre todo, para que haga sus deposiciones en un sitio específico provisto de arena.

Manipulándolo diariamente con cuidado, el hurón es un animal que llega a ser muy amistoso y dócil. Bien es cierto que nunca tan obediente como un perro o gato.

Otro de los cuidados básicos del hurón a realizar es el corte de uñas de manera regular. También la limpieza de oídos, cepillados y un baño de vez en cuando.