Lori arcoíris: el pájaro que parece de juguete

Eugenio Fernández · 25 marzo, 2018
De llamativos colores, este animal pertenece a la familia de los loros y habita en Oceanía y el sudeste asiático; vive en pareja y, como característica específica, tiene una lengua muy larga que le permite consumir polen de cocoteros y eucaliptos

El lori arcoíris (Trichoglossus haematodus) es un ave perteneciente a la familia de los loros; en concreto son aves que vive en el sureste asiático y Australia, de pequeño tamaño y con unas características muy particulares.

¿Qué son los loris?

Cuando hablamos de loris, hablamos de una tribu de aves dentro de los loros que viven en Oceanía y parte de Asia, y que son loros de pequeño tamaño que poseen una característica única y singular: a diferencia de la mayoría de psitácidas, la lengua de los loris tiene forma de cepillo, y les permite alimentarse de polen y néctar.

Existen decenas de especies de loris, cada uno con una combinación de colores distinta que hace de estos pájaros una auténtica belleza. De entre todos ellos, sin duda destaca la especie que nos ocupa: el lori arcoíris.

Características del lori arcoíris

El lori arcoíris es un loro de pequeño tamaño, que junto a su cola ronda los 25 a 30 centímetros, y pesa alrededor de 130 gramos. Su plumaje es muy característico: posee una cabeza azul, con un collar amarillento, con verde en la espalda y destellos rojizos. Gran parte de su cuerpo, principalmente cola, alas y parte de la espalda, es de color verde.

Su pico es casi negro en animales jóvenes, y se va tornando a tonos rojizos con la edad; también posee un ojo rojo y negro. Todos sus colores, tanto en pico como en plumaje, permiten diferenciarlo de otras especies de loris.

Loris arcoiris: características

Es imposible distinguir machos de hembras, por lo que se debe sexar mediante pruebas de ADN, para lo que se usan plumas o sangre. La única forma con la que se pueden diferenciar sin esta prueba es mediante su comportamiento, para lo cual hay que saber bastante de la especie, pues los machos realizan comportamientos de amenaza.

Comportamiento del lori arcoíris

El lori arcoíris suele viajar en parejas, aunque no es raro que se junte en bandos durante determinados periodos. Son aves territoriales, que defienden su área de forrajeo y anidación de otras aves.

Se alimentan principalmente de fruta, polen y néctar, gracias a su lengua con papilas especializadas por su extremada longitud, que le permiten consumir el polen de más de 5 000 especies de flores. En su hábitat natural, una de sus principales fuentes de alimento son los cocoteros y eucaliptos.

Son aves bastante confiadas y amistosas, y en Australia suelen interaccionar con humanos para conseguir alimento. Son además aves muy activas y con patas fuertes, que suelen colgarse de las ramas de los árboles cual trapecistas para llegar a las flores.

En Australia, la cría nace normalmente durante la primavera, aunque dependerá de las condiciones climáticas y ambientales. Normalmente ponen de uno a tres huevos, que son incubados durante algo menos de un mes por la madre. Al igual que muchos otros loros, estas aves son un ejemplo de monogamia en el reino animal, y permanecen con su pareja durante toda la vida.

Loris arcoiris: comportamiento

Hábitat del lori arcoíris

Estas aves viven en zonas subtropicales, normalmente en junglas y bosques, dada su dependencia de los árboles; normalmente usan agujeros en árboles altos como los eucaliptos, si bien en zonas sin predadores no tienen problema en realizar agujeros en el suelo.

La especie es bastante común, y de hecho es el ave más observada en Australia, no estando considerada bajo amenaza o peligro de extinción. Aún así, si que existen algunas subespecies cuyas poblaciones están descendiendo debido a la pérdida de hábitat y el tráfico ilegal.

Como ya se ha mencionado, habitan en Oceanía y el sureste asiático, aunque han sido introducidos en zonas donde no vivían de forma natural, como Tasmania, Nueva Zelanda o incluso la ciudad de Hong Kong. 
En estas zonas donde ha sido liberado es considerado una especie invasora, con lo que amenaza a la fauna autóctona, especialmente a las aves melifágidas, que compiten con los loris por la misma fuente de alimento.