Las enfermedades más comunes del yorkshire terrier

Las razas "puras" son particularmente susceptibles a distintos tipos de enfermedades, ya que la mayoría de ellas se obtienen por medio de la endogamia. En consecuencia, tienen una alta probabilidad de presentar patologías congénicas.
Las enfermedades más comunes del yorkshire terrier
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez.

Última actualización: 12 diciembre, 2022

Los yorkshire terrier son una raza de perros bastante atractiva por su pelaje “fino” y abundante. Además, su carácter carismático contagia de ternura a todos los integrantes de la familia. Por esta razón, suele ser una excelente elección como animal de compañía. Sin embargo, se debe ser muy precavido con estos canes, ya que pueden ser susceptibles a ciertas enfermedades que ponen en riesgo su calidad de vida.

Las razas de los perros tienen su origen en la selección artificial. Este proceso permite mantener los rasgos más atractivos de los canes, pero a cambio los hace más susceptibles a ciertos tipos de patologías. Sigue leyendo y descubre cuáles son las enfermedades más comunes en los yorkshire terrier.

Origen de la raza yorkshire terrier

Este perro es una mezcla de terrier, el maltés y el skye terrier. En un principio, este tipo de canes se criaron como cazadores domésticos de varios roedores y mamíferos pequeños. Sin embargo, con el tiempo se fue especializando en ejemplares pequeños que eran magníficos como compañía. Además, el pelo se convirtió en un rasgo particular de esta mascota, por lo que se mantuvo en el resto de las camadas.

Perro celebrando un cumpleaños.

Enfermedades comunes de los yorkshire terrier

Cualquier perro es susceptible a contraer patologías a lo largo de su vida. No obstante, algunas razas tienen predisposición a presentar ciertos padecimientos. Según el tipo de enfermedades, se pueden clasificar en alguna de las siguientes categorías.

Padecimientos de la vista

Los perros se adaptan a la pérdida gradual de la visión, por lo que es muy difícil detectar si existe algún problema en sus ojos. En consecuencia, los veterinarios detectan los casos cuando son graves o se encuentran en una etapa avanzada. Por lo tanto, estos representan serias afectaciones para la salud de la mascota. Algunas de las enfermedades oculares más comunes en los yorkshire terrier son los siguientes:

  • Cataratas: obstrucción del cristalino por una placa blanca que impide la visión del can.
  • Displasia de retina: afección congénita que forma pliegues en la retina que provocan problemas con la visión. Esta enfermedad puede ser heredada o ser causada por infecciones, medicamentos u otras patologías secundarias.
  • Atrofia progresiva de retina: padecimiento hereditario que ocasiona el deterioro progresivo de los receptores en el ojo, lo cual le impide captar la luz.
  • Uveítis: inflamación de la pared ocular (úvea)
  • Glaucoma: se le denomina así a diferentes padecimientos que ocasionan daños en el nervio óptico. El problema más común de este tipo es el incremento de presión dentro del ojo.
  • Entropión: inversión del párpado que provoca la fricción con el ojo, por lo que se produce inflamación, dolor, úlceras y ceguera.
  • Queratoconjuntivitis seca: esta patología se caracteriza por la carencia de lágrimas en los ojos, lo que provoca irritación e inflamación. El signo clínico más habitual es la presencia de un moco blanco amarillento alrededor del ojo.

Padecimientos de la piel

El órgano más expuesto a diversas patologías es la piel, ya que es la primera barrera de defensa que tiene el cuerpo. Por esta razón, no es raro que los perros presenten padecimientos dermatológicos de distinta índole. En el caso del yorkshire terrier, las enfermedades más comunes son las siguientes:

  • Alergias: reacción excesiva del sistema inmune ante ciertos elementos del ambiente (alérgenos). Dichos factores provocan una inflamación leve en la piel (dermatitis). La alergia a la picadura de las pulgas es la más frecuente.
  • Alopecia por dilución de color: es una enfermedad que provoca la pérdida de cabello en las zonas donde el pelaje es más oscuro. Esta patología suele estar asociada a la herencia, por lo que las razas “puras” con ejemplares de colores negros son los más afectados.
  • Hongos: son agentes infecciosos que crecen en ambientes húmedos y calientes. Los perros con pelo largo como los yorkshire terrier son más susceptibles si no se mantiene una buena higiene.
  • Pioderma: infección bacteriana que provoca pus, úlceras o hinchazón en la piel.

Padecimientos auditivos

Los yorkshire terrier son una raza que presenta abundante pelo en todas las partes del cuerpo, lo cual propicia que aparezcan ciertos padecimientos. En el caso de las orejas, el pelaje ocasiona que la humedad se mantenga con mayor facilidad, lo que propicia la presencia de infecciones (bacterias u hongos). Por lo tanto, la otitis puede ser una enfermedad muy común si no se tiene cuidado en su higiene.

Padecimientos óseos

Los huesos también pueden ser afectados por patologías que provoquen su deformación. Además, existen varios padecimientos genéticos que predisponen a ciertas razas a malformaciones o a desgastes prematuros del hueso. En el caso de los yorkshire terrier, las enfermedades más comunes se enlistan a continuación:

  • Luxación de rótula o patelar: la rótula es un hueso accesorio que estabiliza la articulación de la rodilla. Cuando se sale de su posición (luxación), el can presenta malestares y dolor intermitente, de modo que se le suele ver cojear. Esta patología puede ser ocasionada por herencia (congénita) o por traumatismo (golpe).
  • Enfermedad de Legg-Calve-Perthes: enfermedad degenerativa que provoca una malformación en la cabeza del fémur, lo cual ocasiona un desgaste rápido y un fuerte dolor por la fricción.
  • Hernias discales: no son padecimientos que afectan de manera directa al hueso, sino que provocan problemas en los “cojines” que reducen la fricción entre las vértebras (discos). En resumen, son un tipo de abultamiento en el “cojín” que puede presionar la medula espinal y los nervios, por lo que ocasiona dolor o incluso la discapacidad para caminar.

Padecimientos hormonales

Las hormonas son un tipo de moléculas que se encargan de llevar mensajes entre las células. Por esta razón, el incremento o disminución de estos compuestos suele provocar serios padecimientos en los canes. Para el caso de los yorkshire terrier, las enfermedades más comunes de este tipo son las siguientes:

  • Síndrome de Cushing: son un conjunto de alteraciones metabólicas provocadas por el incremento de la hormona cortisol. Los síntomas son confusos y cambian según el caso, por lo que en la mayoría de los casos la condición se detecta al revisar otras patologías.
  • Diabetes: provoca el aumento de la glucosa en la sangre, lo cual se debe a un mal funcionamiento de la hormona insulina en el cuerpo. Además, este padecimiento afecta a diversos órganos, por lo que las complicaciones de un mal control de la diabetes pueden ser fatales.
  • Hipotiroidismo: patología que es provocada por la poca cantidad de hormonas tiroideas en el cuerpo. Este problema debilita el sistema inmune del can, por lo que suele ser susceptible a varias infecciones.

Padecimientos neuronales

Los yorkshire terrier también son susceptibles a ciertas enfermedades neurológicas poco comunes en otros perros. Esto es provocado por el proceso de selección artificial que sufrió el can, por lo que aparecen algunos padecimientos congénicos. Los problemas más usuales en esta mascota son:

  • Hidrocefalia: esta condición se caracteriza por una gran cantidad de líquido en el interior de la cabeza. En consecuencia, la presión generada afecta el cerebro y provoca cambios en la conducta, convulsiones, pérdida de la visión y dificultad para caminar.
  • Síndrome de shaker: este padecimiento se caracteriza por un temblor ligero y constante en todo cuerpo. Esto es provocado por una inflamación en el cerebelo, que es el centro que regula parte del movimiento fino.

Padecimientos específicos

Algunas enfermedades que padecen los yorkshire terrier son bastante localizados, por lo que solo afectan ciertas regiones u órganos del cuerpo. De hecho, la mayoría son provocadas por padecimientos congénitos frecuentes en algunas razas. Las patologías más comunes de este tipo se enlistan a continuación:

  • Colapso traqueal: se refiere a la pérdida de resistencia de los anillos que mantienen abierta la tráquea, lo que ocasiona que se aplane y se obstruya el paso. Este padecimiento es frecuente en razas pequeñas como el yorkshire terrier.
  • Derivación portosistémica: enfermedad congénita que provoca una desviación del flujo sanguíneo. En específico, parte de la sangre que se dirige al hígado para ser desintoxicada regresa a la circulación normal, lo que ocasiona que las toxinas lleguen a otros órganos. Si dicha sangre llega al cerebro, se ocasiona una encefalopatía hepática.
  • Urolitiasis: este padecimiento se provoca cuando los minerales de la orina se aglutinan para formar cálculos. Debido a esto los perros tienen dificultades para orinar.
Yorkshire terrier posando para la cámara

Como te podrás dar cuenta, los yorkshire terrier son susceptibles a padecer una gran cantidad de enfermedades. Esto no significa que los ejemplares de esta raza presenten de manera forzosa alguna de las patologías anteriores, ya que cada caso es diferente. Para que te asegures de que tu mascota tiene una buena salud, recuerda visitar de manera regular al veterinario.

Te podría interesar...
Yorkshire Terrier: un perro pequeño con gran carácter
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Yorkshire Terrier: un perro pequeño con gran carácter

El Yorkshire terrier no necesita de grandes fincas ni laderas de montaña para correr. Un espacio pequeño le servirá para hacer sus ejercicios diari...



  • Brusa, M. C. (2014). Compendio de enfermedades de los caninos y felinos domésticos. Editorial de la Universidad Nacional de La Plata (EDULP).
  • Osborn, S. C. (2005). Dermatología: Enfermedades Pruríticas de la Piel en Perros y Gatos. Revista Electrónica. 1º edición. Buenos Aires, Argentina. Publicado por The Gloyd Group, Inc. Consultado el, 22.
  • Foster, A. P., Foil, C. S., Bensignor, E., Burrows, M., Byrne, K., Cerendolo, R., ... & Williams, D. C. (2008). Manual de dermatologia en pequeños animales y exoticos. Ediciones S.
  • Mauricci Bravo, R. A. (2017). Diagnóstico temprano de queratoconjuntivitis seca empleando la prueba lacrimal de Schirmer en caninos de Salaverry-Trujillo.
  • González, F., & Serrano, C. (2017). Incidencia de enfermedades endocrinas en caninos entre los años 2013-2016 en un hospital veterinario universitario de Chile. Rev Chil Endocrinol Diabetes10, 90-94.
  • Mayanz, V. B. (2012). Pioderma en el canino. REDVET. Revista Electrónica de Veterinaria, 13(3).
  • Arroyo, Y. J., & Hincapié, L. C. (2018). Displasia folicular de la capa negra canina. Revista Colombiana de Ciencia Animal-RECIA, 10(2), 184-189.
  • Medina Vargas, I. J. (2015). Frecuencia de tumores en piel de caninos diagnosticados histopatológicamente en el Laboratorio de Histología, Embriología y Patología Veterinaria de la UNMSM durante el periodo 1999-2012. (Tesis de grado, Universidad Nacional Mayor de San Marcos).
  • Mayorga, J. S. (2017). Frecuencia de neoplasias de piel en caninos remitidos a un laboratorio de patología veterinaria de Bogotá: Estudio retrospectivo en el periodo 2015-2016. (Tesis de grado, Universidad de Ciencias Aplicadas y Ambientales)

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.