La rana flecha, la más venenosa

Francisco María García · 29 mayo, 2018
El nombre de estos anfibios se debe a que las tribus impregnaban las puntas de las fechas de la toxina de su piel para cazar y defenderse

Las ranas punta de flecha están entre los animales más venenosos del mundo, a pesar de su pequeño tamaño y atractiva apariencia. En realidad, se trata de diversas especies de diminutos anfibios que poseen una poderosa toxina en su cuerpo.

Ranas punta de flecha: taxonomía y características físicas

Popularmente, llamamos ‘rana flecha’ a diferentes especies de anfibios anuros que componen la superfamília Dendrobatidae. En la actualidad, se conocen más de 180 especies de dendrobátidos, que suelen ser divididas en tres subfamilias. Todas ellas están estrictamente relacionadas con la familia de los anfibios aromobátidos.

Las ranas venenosas de dardo son endémicas en América del Sur y Centroamérica, y se adaptan a geografías muy diferentes. La mayor biodiversidad de dichos anfibios se encuentra en Costa Rica y Panamá, pero también abundan en Colombia, Perú y Ecuador. Además, una especie ha sido introducida en Hawái, donde son consideradas como invasoras.

A pesar de ser muy pequeña, la rana flecha llama mucho la atención por los intensos colores de su piel. Los llamativos patrones cromáticos son una alerta para los depredadores, pues indican su alta toxicidad. Actualmente, solo se conocen dos pájaros y una serpiente que son inmunes a su veneno, y pueden atacarlas fácilmente.

Curiosamente, la potente batraciotoxina de la piel de las ranas venenosas no es sintetizada por su propio organismo. En realidad, ingieren diferentes insectos (dependiendo de la especie y su hábitat), que son los responsables la neurotoxina. De esta manera, el veneno penetra en su cuerpo y es utilizado como un mecanismo de defensa.

Tipos de rana flecha

La numerosa familia de los dendrobátidos comprende especies con muchas particularidades, pero que comparten características esenciales. A continuación, veremos los cinco tipos de rana flecha más reconocidos y destacados.

  • La rana flecha dorada (Phyllobates terribilis)

La rana flecha dorada (Phyllobates terribilis)

La rana dorada es la especie más venenosa de su familia y también uno de los animales más letales del mundo. Se estima que apenas un gramo de su toxina puede ser capaz de ocasionar la muerte de 5 000 individuos. Por ello, es considerada como la ‘rana flecha’ por excelencia. Esta especie es endémica en la costa pacífica de Colombia.

  • Rana flecha roja y azul (Oophaga pumilio)

Rana flecha roja y azul (Oophaga pumilio)

Estos pequeños anfibios venenosos son muy reconocidos por su polimorfismo. A pesar de ser llamada popularmente como ‘rana flecha roja y azul’, esta especie puede exhibir una gran variedad de coloraciones. Existen ejemplares unicolores y bicolores, con o sin manchas, y sus tonalidades pueden variar.

Su patrón de coloración aposemática es muy llamativo, lo que indica su alta toxicidad. Esta especie obtiene el potente veneno de su piel a partir del consumo de hormigas que sintetizan la batraciotoxina.

  • Rana de flecha azul (Dendrobates azureus)

Rana flecha azul: características

Esta especie es una de las más pequeñas en la familia de los dendrobátidos, con un tamaño promedio entre 40 y 50 milímetros. Los machos son más pequeños y delgados que las hembras y, además, suelen cantar cuando alcanzar la edad adulta. Su hábitat natural se extiende desde el Sur de Surinam hasta buena parte de la Amazonia brasileña.

En su cuerpo pueden aparecer diferentes tonalidades de azul, desde matices más ligeros hasta un tono púrpura oscuro. Cada ejemplar suele presentar manchas negras de diferentes diseños y tamaños.

  • Rana punta de flecha granulada (Oophaga granulifera)

Rana punta de flecha granulada (Oophaga granulifera)

Esta rana flecha no es tan famosa como las anteriores, pero es interesante mencionarla, ya que es una de las pocas especies que posee un patrón contrario de toxicidad-coloración. Es decir, en estas ranas, los ejemplares menos llamativos presentan una mayor toxicidad.

Originalmente, esta especie es endémica de los bosques húmedos del Golfo Dulce de Costa Rica. No obstante, su continuidad está amenazada por la devastación de su hábitat.

Curiosidades sobre las ranas punta de flecha

El peculiar nombre popular de estas diversas especies se debe a su importancia para las tribus indígenas del continente americano; en esos pueblos encontramos el origen de este pequeño anfibio.

Los pueblos originarios aprovechaban la toxina de estos anfibios para los dardos o flechas que utilizaban para cazar y defenderse. Por ello, estos pequeños anfibios desempeñaron un rol central en la supervivencia de las familias indígenas.

Otra curiosidad es que, como la rana flecha no produce su propio veneno, puede ser inofensiva en un entorno controlado. Igualmente, su crianza en cautiverio no es recomendada, pues encuentran sus condiciones óptimas de desarrollo en su hábitat natural.