La lechuza común: ave del año 2018

A esta rapaz nocturna se la considera un indicador de la salud del medio rural y de la biodiversidad de los entornos rurales

La lechuza común ha sido elegida el ave del año 2018 según una encuesta realizada por la Sociedad Española de Ornitología. Por ello, es un buen momento para hablar de la importancia de una de las aves rapaces que más desapercibidas pasan entre nuestra fauna.

Características y comportamiento de la lechuza común

Esta especie es el único titónido de Europa; es una rapaz nocturna de tamaño medio con una elegancia natural. Su plumaje contrasta a la perfección, con tonos dorados y pardos, y blanco nuclear en el pecho y el rostro, el cual posee una forma de corazón muy característica; este es rematado por sus ojos, de color negro intenso.

La lechuza común emite múltiples vocalizaciones, si bien la mayoría llaman la atención por ser chirridos y siseos roncos y metálicos.

Esta especie está distribuida por gran parte del planeta; y es que existen tres subespecies europeas, seis africanas, cinco asiáticas, once americanas y cuatro en Oceanía.

Su abundancia y diferentes subespecies la convierten en una de las aves rapaces de mayor distribución. Aparece en los cinco continentes, y únicamente se encuentra ausente en zonas polares o desérticas.

Como otras rapaces nocturnas, es un ave observadora cuyas técnicas de caza están muy especializadas, lo que le permite evitar el fallo en muy pocas ocasiones gracias a su paciencia y a su capacidad de volar en total silencio. Se trata de una de las aves más usadas en la cetrería.
Comportamiento de la lechuza común, una especie de ave rapaz
Su plumaje contrasta a la perfección, con tonos dorados y pardos, y blanco nuclear en el pecho y el rostro, el cual posee una forma de corazón muy característica; este es rematado por sus ojos, de color negro intenso.

¿Por qué la lechuza común se merece ser ave del año?

La lechuza común es un ave muy ligada al medio rural, pues durante siglos ha aprovechado nuestras construcciones para encontrar refugio. Por ello, se la considera un indicador de la salud del medio rural y de la biodiversidad de los entornos rurales.
Sin embargo, no parece que este ave nos traiga buenas noticias: según la propia SEO, la lechuza ha perdido el 13% de su censo en España respecto al 2005. Así, en España, la lechuza común se encuentra protegida y, por ello, está prohibido perseguirlas, capturarlas o molestarlas.
Su principal amenaza son los cambios que se están produciendo en el medio agrario. Se están sustituyendo las explotaciones tradicionales por grandes monocultivos tratados con plaguicidas, que reducen la biodiversidad de la zona, especialmente las presas de esta rapaz.
Esto está muy relacionado con la pérdida de población rural y el éxodo a las ciudades, lo cual también hace que la lechuza pierda muchas de sus zonas de anidación.
En ese sentido, el apoyo al consumo de cercanía y sostenible es la forma más efectiva de mantener los ecosistemas rurales por los habitantes de la ciudad. Ello evitará que nos sigamos acercando a un mundo rural muerto y a grandes explotaciones que contaminen y destruyan los ecosistemas.
La rapaz lechuza común es el ave del año 2018
Su principal amenaza son los cambios que se están produciendo en el medio agrario. Se están sustituyendo las explotaciones tradicionales por grandes monocultivos tratados con plaguicidas, que reducen la biodiversidad de la zona, especialmente las presas de esta rapaz.

¿Para qué sirve la lechuza común?

Según varios estudios, la lechuza común es vital en la regulación de los ecosistemas agrarios. Es la principal responsable de mantener controladas a las plagas de topillos, junto a otras especies de depredadores aéreos como el busardo ratonero.
Además, cabe señalar que, teniendo en cuenta las grandes pérdidas que produjeron las plagas de topillo durante la última década, resulta fundamental que este depredador siga habitando nuestros campos. Así las cosas, debemos protegerlo.
Por otra parte, la lechuza común también ha inspirado al imaginario colectivo. Ello le ha valido para convertirse en protagonista de múltiples leyendas y cuentos de la cultura popular de varios países, entre ellos España.
La sabiduría, la muerte o la noche son algunos de los significados de este ave, que ha aparecido representada en diversas culturas, como la egipcia o la griega. Conservarla es vital para nuestra cultura y también para que el campo siga siendo campo.
Te puede gustar