La importancia de la taurina en la dieta de tu perro

La deficiencia de taurina es un problema de gran relevancia tanto en los gatos como en los perros. Aunque estos últimos tienen mayor resistencia a dicha condición, pueden llegar a padecer patologías severas si la situación no se corrige.
La importancia de la taurina en la dieta de tu perro
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez.

Última actualización: 27 diciembre, 2022

La taurina es un nutriente esencial en la dieta del perro que interviene en varios procesos biológicos de gran importancia. Aunque se sintetiza de forma normal en el cuerpo, la mayor parte de su concentración proviene de los alimentos. Por ello, se debe asegurar que la comida de los canes contenga la cantidad necesaria para sus funciones metabólicas.

La taurina suele estar presente como un suplemento adicional en ciertos tipos de piensos comerciales. Sin embargo, esto genera un coste adicional a la producción, por lo que algunos alimentos de mala calidad lo incorporan en bajas cantidades. Sigue leyendo este espacio y descubre la importancia que tiene este nutriente en la dieta de los perros.

¿Qué es la taurina?

La taurina es una molécula derivada de la cisteína que se encuentra de forma natural en el cuerpo de los perros. Algunos especialistas la consideran un aminoácido por los procesos metabólicos en los que está implicada. No obstante, su estructura química no exhibe las características típicas de este grupo. Entre las funciones que cumple dentro del cuerpo se encuentran las siguientes:

  • Síntesis del líquido biliar.
  • Mantenimiento y formación de los músculos.
  • Detoxificación.
  • Regeneración celular.
  • Antioxidante.
  • Neurotransmisión.
  • Regula el proceso digestivo.
  • Refuerza el sistema inmunológico.
Estudio afirma que convivir con perros permite que los niños se desarrollen de una forma diferente.

¿De dónde proviene la taurina?

Como se mencionaba, los perros son capaces de sintetizar la taurina dentro de sus cuerpos. El único problema es que son incapaces de subsidiar toda la demanda de su organismo, por lo que necesitan obtenerla a través de la dieta. Esta es la razón por la que, a pesar de ser considerada un aminoácido no esencial, es importante confirmar que la mascota consuma este nutriente.

Los alimentos de origen animal (carne) son la fuente principal de taurina, aunque también existen algunos vegetales que la aportan en menor cantidad. Esto significa que los piensos que contienen proteínas de origen animal solventan las necesidades de este nutriente. Por el contrario, aquellos alimentos de baja calidad que están hechos a base de proteínas vegetales podrían provocar un déficit peligroso.

¿Qué pasa si existe un déficit de taurina en la dieta del perro?

La taurina es un nutriente tan esencial en el metabolismo del perro que su ausencia ocasiona varios problemas de salud. Según un estudio publicado por la Journal of the American Veterinary Medical Association, la deficiencia de taurina está asociada con la presencia de cardiomiopatías. En consecuencia, la vida del perro corre peligro si se descuida demasiado su dieta.

Aunque cualquier can puede presentar una deficiencia de taurina, existen ciertas razas que son más susceptibles a esta condición. Algunas de ellas son las siguientes:

¿Cuánta taurina necesita un perro en su dieta?

Es difícil establecer la cantidad exacta de taurina que necesita el perro en su vida diaria. Sin embargo, los veterinarios suelen recomendar suplementar a los ejemplares de menos de 25 kilos con dosis de entre 500 y 1000 miligramos dos o tres veces al día. Mientras que para los canes con pesos mayores a 25 kilos se recetan dosis de entre 1 y 2 gramos.

Es importante remarcar que la dosis para cada caso puede cambiar según las necesidades y la condición del can. Por ello, es crucial acudir con un especialista para obtener las indicaciones adecuadas, ya que el exceso de esta molécula también es perjudicial para la salud.

¿Qué beneficios tiene la taurina en los perros?

La taurina cumple un rol fundamental en el metabolismo general del perro, así que existen varios beneficios de suplementar su dieta con ella. Entre los más relevantes se encuentran los siguientes:

  • Mantiene la salud mental.
  • Fortalece los músculos del corazón.
  • Facilita el metabolismo de las toxinas en el hígado.
  • Estabiliza el proceso digestivo.
  • Facilita la absorción de nutrientes.
  • Ayuda al desarrollo de los cachorros (fetos).
  • Mantiene la salud visual.
  • Reduce las infecciones urinarias.

¿Cómo saber si mi perro tiene deficiencia de taurina?

No siempre es fácil identificar la deficiencia de taurina en la dieta de los canes, pues en ocasiones se necesita que la carencia sea severa para percibir algún efecto en la salud. Algunos de los síntomas más habituales de este problema son los citados a continuación:

  • Jadeo excesivo sin razón aparente.
  • Renuencia a realizar ejercicio.
  • Apatía.
  • Dolor al orinar.
  • Dolor abdominal.
  • Pérdida de la visión.
  • Cambios drásticos en el comportamiento.

La deficiencia de taurina no siempre provoca signos de alerta tangibles o perceptibles. De hecho, incluso si aparecen es normal que se confundan con el cuadro clínico de otras patologías. Por ello, ante cualquier anomalía o cambio en la conducta habitual de la mascota, lo mejor es acudir con un veterinario a revisión.

Como te puedes dar cuenta, la taurina es un nutriente importante en el metabolismo regular de los perros. Así que en la medida de lo posible, trata de confirmar que su dieta contenga suficientes proteínas de origen animal para solventar sus necesidades fisiológicas. Recuerda que esto no debe pasarse por alto, pues la salud de tu mascota podría estar en riesgo si no se le aportan los nutrientes esenciales para su vida diaria.

Te podría interesar...
Problemas y enfermedades neurológicas en perros
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Problemas y enfermedades neurológicas en perros

Los perros son susceptibles de padecer problemas o enfermedades neurológicas que afecten su calidad de vida. Descubre algunas de ellas aquí.



  • Tôrres, C. L., Backus, R. C., Fascetti, A. J., & Rogers, Q. R. (2003). Taurine status in normal dogs fed a commercial diet associated with taurine deficiency and dilated cardiomyopathy. Journal of animal physiology and animal nutrition, 87(9‐10), 359-372.
  • Kramer, G. A., Kittleson, M. D., Fox, P. R., Lewis, J., & Pion, P. D. (1995). Plasma taurine concentrations in normal dogs and in dogs with heart disease. Journal of veterinary internal medicine, 9(4), 253-258.
  • Fascetti, A. J., Reed, J. R., Rogers, Q. R., & Backus, R. C. (2003). Taurine deficiency in dogs with dilated cardiomyopathy: 12 cases (1997–2001). Journal of the American Veterinary Medical Association, 223(8), 1137-1141.
  • Delaney, S. J., Kass, P. H., Rogers, Q. R., & Fascetti, A. J. (2003). Plasma and whole blood taurine in normal dogs of varying size fed commercially prepared food. Journal of animal physiology and animal nutrition, 87(5‐6), 236-244.
  • Bélanger, M. C., Ouellet, M., Queney, G., & Moreau, M. (2005). Taurine-deficient dilated cardiomyopathy in a family of golden retrievers. Journal of the American Animal Hospital Association, 41(5), 284-291.
  • Freeman, L. M., Stern, J. A., Fries, R., Adin, D. B., & Rush, J. E. (2018). Diet-associated dilated cardiomyopathy in dogs: what do we know?. Journal of the American Veterinary Medical Association, 253(11), 1390-1394.
  • Feuer, L., Tóth, B. L., & Bárdos, L. (1981). Effect of glutaurine (γ-l-glutamyl-taurine) on serum, hepatic, and renal uric acid levels. Biochemical medicine, 26(3), 326-329.

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.