La caída de dientes en perros

Aitana Bellido · 6 marzo, 2018
Se puede deber a enfermedades bucales, que suelen estar relacionadas con la falta de higiene e incluso con la alimentación de los canes; las afecciones más habituales son formación de sarro, gingivitis y periodontitis

Cuando estamos a punto de adquirir un perro, hay muchas consideraciones que tenemos que tener en cuenta, como la alimentación, los hábitos y el cuidado de nuestra nueva mascota. La caída de dientes en perros es un proceso normal por el que pasan durante sus primeros meses de vida, pero que también puede darse ante determinadas enfermedades.

La dentición, la caída de dientes en cachorros

Los perros son mamíferos difiodontos, lo cual significa que presentan dos series de dientes, los de leche y los definitivos. Nacen con dientes de leche que se van cayendo para dar paso a los definitivos que, con la edad y eventuales patologías, también acaban cayéndose.

Al nacer, los perros están completamente desdentados. Sus dientes de leche empiezan a aparecer en torno a las dos semanas de vida. El cachorro contará con una dentadura de leche completa a los dos o tres meses de edad.

Los cachorros tienen 28 dientes, mientras que la dentadura definitiva de los adultos cuenta con 42.  Los dientes de leche empezarán a caerse a los cuatro o seis meses de edad. En cuanto la caída empiece, crecerán los dientes definitivos. Este proceso recibe el nombre de dentición.

Algunos cachorros pueden experimentar más dolor del normal durante este proceso, pero lo único que puede hacer el dueño es proporcionar a su mascota los juguetes y mordedores necesarios para que se alivie.

Las enfermedades bucales y la caída de dientes en perros

Las enfermedades periodontales, es decir, aquellas que afectan al conjunto de los tejidos que sujetan el diente, pueden dar lugar a inflamaciones, infecciones e incluso a la caída de los dientes en perros.

Tumores en la boca del perro

Después de cada comida, es normal que se acumule placa sobre la superficie de los dientes. Es vital que se intente eliminar esta placa con, al menos, un cepillado semanal. En el caso de que la placa se mantenga, es probable que pase por un proceso de mineralización que la convierta en sarro.

El diagnóstico de las enfermedades bucales suele estar precedido de una exploración de la cavidad bucal del perro y de una radiografía. Entre las enfermedades más comunes, podemos encontrar:

  • Sarro. Como ya hemos mencionado, se trata de una mineralización de la placa bacteriana causada por una falta de higiene continuada.
  • Gingivitis. Con la acumulación de la placa bacteriana, se puede producir una respuesta inflamatoria de las encías que dará lugar a una gingivitis. Los síntomas más comunes son la halitosis o el mal aliento y la inflamación y el sangrado de las encías.
  • Periodontitis. La periodontitis se define como la destrucción del conjunto de tejidos que sujetan el diente. Los síntomas más comunes son la pérdida de fijación de los dientes, la recesión gingival, es decir, el retraimiento de las encías, y la presencia de dientes móviles.

Tratamiento y prevención

Las enfermedades citadas son las responsables de la caída de dientes en perros de mayor edad. Suponen una amenaza para la salud de tu animal, por lo que debemos estar atentos para prevenir y tratar estas enfermedades cuanto antes.

Pasta de dientes casera para perros

La higiene bucal es una de las medidas de prevención clave. La profesional se realiza con anestesia, y se caracteriza por la utilización de aparatos de ultrasonidos y herramientas manuales para el rascado.

En cuanto a la que podemos hacer en casa, existen cepillos especiales con los que podemos ayudar a mantener la higiene de nuestro perro. Se recomienda el cepillado al menos una vez a la semana. 

Para muchos dueños, cepillar los dientes a su animal puede suponer una pérdida de tiempo importante que no pueden asumir. En el mercado también existen juguetes especiales que limpian los dientes del perro a medida que lo roen.

La alimentación también juega un papel importante en la prevención de las enfermedades bucales caninas. Los alimentos secos, por ejemplo, pueden ayudar a recurrir la placa. Con estos consejos, esperamos que la dentadura de tu perro le acompañe durante mucho tiempo.