La avispa y su picadura

Francisco María García 16 julio, 2018
Aunque es cierto que estos animales, emparentados con las abejas, no cumplen la importante función polinizadora de estas, hay que destacar que hacen un control natural de plagas en las cosechas de los campos

Quienes ya hayan sufrido una picadura de avispa seguramente recordarán lo doloroso que puede resultar su potente aguijón. Cuando el verano se acerca, la población de avispas aumenta y crece la probabilidad de ser picado por una de ellas.

A continuación, analizaremos por qué pican estos insectos y cómo podemos combatir la avispa y su picadura.

Avispas: ¿cómo son y para qué sirven?

Es muy conocida la expresión ‘cintura de avispa’; este rasgo es una de las características físicas más distintivas de estos insectos que están aparentados con las abejas. Al observar su cuerpo, notamos cómo la región central es radicalmente más fina que la porción anterior y posterior.

El término ‘avispa’ es empleado para denominar diferentes especies pertenecientes al orden Hymenoptera, que también comprende las hormigas y las abejas. Y es justamente su ‘cinturita de avispa’, lo que permite diferenciarlas fácilmente.

En España se reconocen actualmente tres tipos de avispas: la negra, la alemana y la velutina (originaria de China). Entre ellas, la avispa negra es especialmente preocupante, ya que su dieta se basa en el consumo de abejas; existen tantas variedades que se considera avispa a todos los insectos himenópteros que no están clasificados como abejas u hormigas.

Diferencias entre abejas y avispas

Diferente de las abejas, las avispas no cumplen un rol polinizador tan importante. Ello ha alimentado una creencia de que las avispas no tendrían un papel en la biodiversidad. Por supuesto, se trata de un falso mito, ya que cada especie desarrolla una función en su ecosistema.

Al ser depredadoras naturales, las avispas son esenciales para mantener el equilibrio entre las especies que componen su ecosistema. De esa forma, se evita que algunos insectos o parásitos proliferen excesivamente. Actualmente, también se sabe que las avispas tienen un impacto positivo en el control natural de plagas en los campos agrícolas.

¿Por qué pican las avispas?

Cuando una abeja pica, ello les provoca el desgarro de sus órganos internos y su consecuente muerte. Por tanto, las abejas solo pican una vez en la vida, generalmente cuando es absolutamente necesario para defenderse.

Las avispas son capaces de picar varias veces a lo largo de su ciclo vital, sin perjudicar su salud. Ello no significa que piquen a cualquier individuo sin una razón. De la misma forma que las abejas, las avispas suelen picar cuando se sienten amenazadas o son sorprendidas por un posible depredador. Y la mayoría de las especies son, en realidad, inofensivas.

No obstante, algunas especies de avispas parasitarias pueden picar a otros animales para introducir sus larvas en su organismo. Estas avispas son especialmente peligrosas, ya que sus crías actúan como endoparásitos, lo que perjudica severamente la salud del animal parasitado.

avispas

En casi todas las especies de avispas conocidas actualmente, las hembras son las únicas que portan el aguijón venenoso. Ello significa que solo las avispas hembras pueden picar y provocar la reacción que ya conocemos. Eso sí, ambos sexos poseen potentes dientes que les permiten masticar las fibras de madera, con las cuales construyen sus nidos.

¿Cómo prevenir la avispa y su picadura?

Como medidas de prevención de la picadura de la avispa, en primer lugar hay que evitar el cúmulo de basura y escombros en los alrededores del hogar. Las avispan son atraídas por la oferta de alimento fácil y abundante. La madera y sus derivados sirven como materia base para la construcción de sus ‘nidos’.

También es esencial evitar vegetación densa en el entorno de nuestra casa para no atraer insectos que sirven de alimento para las avispas. Además, podemos instalar telas protectoras o mosquiteros para prevenir que las avispas y otros insectos entren en nuestro hogar.

Si vamos de paseo a alguna zona agrícola o al campo, es importante llevar ropas y zapatos cerrados. También es aconsejable evitar los perfumes, cremas y productos con fragancias dulces o intensas. Por supuesto, el uso de repelente es indispensable antes de exponernos a cualquier área externa.

¿Cómo reaccionar cuando nos encontramos con una avispa? Lo mejor es evitar movimientos bruscos y alejarse despacio; si mantenemos la calma y nos movemos con serenidad, conseguiremos evitar una picadura.

Por el contrario, si intentamos espantar a la avispa, hacemos gestos violentos o avanzamos impulsivamente, el insecto se sentirá amenazado y podrá picar para defenderse.

Te puede gustar