¿Cuáles son las picaduras más graves?

Francisco María García · 23 abril, 2018
Aquellas que pueden llegar a arrebatar la vida, aunque hay algunas que, si bien a priori no son mortales, pueden serlo si la persona afectada es alérgica

En el mundo animal existen una gran variedad de criaturas cuya principal arma de defensa y caza es el aguijón, por el cual introducen toxinas al torrente sanguíneo. Las picaduras de estos animales suelen ser, en su gran mayoría, muy dolorosas y en muchos casos también pueden resultar peligrosas para la salud del ser humano. Pero, ¿cuáles son las picaduras más graves?

Las picaduras más graves y peligrosas

Hormiga roja de fuego

Una de las picaduras más graves y dolorosas es la de las hormigas rojas de fuego. Esta especie puede se encuentra en Asia, Australia y América. En Estados Unidos se ha intentando detener su expansión, pero no se ha tenido mucho éxito, por lo que las probabilidades de encontrarse con esta especie son muy altas en este territorio.

Hormiga roja de fuego: picadura

Los expertos describen el dolor que produce esta picadura como una electrocución. Es agudo y repentino. El veneno que inyectan está constituido por un alcaloide natural que genera una dolorosa actividad necrotóxica.

En general, este veneno no representa un peligro para los seres humanos, excepto cuando la persona sea alérgica. En estos casos, existe el riesgo de producirse un shock anafiláctico y, de no tratarse a tiempo, el afectado podría perder la vida.

Abeja europea

La abeja europea, también conocida como abeja doméstica, es la especie de abeja con mayor presencia en el mundo. Es nativa de África, Europa y parte de Asia, pero fue introducida en Oceanía y América.

Abeja europea: picadura

La picadura de este animal es bastante frecuente y, al igual que la hormiga roja de fuego, representan un peligro solo si la persona es alérgica. En cuanto al dolor, el mismo es descrito como corrosivo y caliente, muy doloroso pero tolerable.

Hormigas aterciopeladas

Las hormigas aterciopeladas, u hormigas de felpa, tienen una picadura tan dolorosa que se dice, a modo de ironía, que son capaces de matar a una vaca. Solo las hembras tienen aguijón para picar.

Hormiga aterciopelada: picadura

Uno de los aspectos más relevantes no solo es el profundo dolor que pueden infligir, sino también el tiempo que puede durar. Estas hormigas pueden encontrarse principalmente en Nuevo México, California, Texas y Arizona.

Avispa pepsis

La avispa pepsis es una de las que posee las picaduras más graves y dolorosas del reino animal; el nivel de dolor es descrito como un latigazo eléctrico. Esta especie puede llegar a medir hasta cinco centímetros de largo y caza tarántulas para alimentar a sus larvas. Con su aguijón, la avispa pepsis captura, pica y paraliza.

El dolor producido por la avispa pepsis se encuentra muy cerca del límite del Índice de Dolor de Schmidt. Este índice, clasifica las picaduras de los himenópteros, de acuerdo al nivel del dolor.

Esta especie puede encontrarse principalmente en África, Australia, sudeste de Asia y en todo el continente americano. La buena noticia es que esta avispa raramente pica si no se ve amenazada.

Hormiga bala: la picadura más dolorosa

Existen muchos animales cuyas picaduras son realmente dolorosas. Sin embargo, la hormiga bala encabeza esta lista, por lo menos en cuanto a himenópteros se refiere.

Hormiga bala: picadura

Su nombre proviene, justamente, por la picadura de la misma, ya que quienes la han experimentado aseguran que se trata de un dolor parecido al disparo de una bala.

La puntuación de dolor de la hormiga bala se encuentra 30 puntos por encima que la de cualquier abeja y adelanta cuatro puntos a la avispa pepsis. La picadura en sí resulta muy dolorosa, pero lo peor es el veneno neurotóxico que hace sentir un terrible ardor en toda el área afectada. Esta picadura puede durar más de 24 horas.

Picaduras peligrosas

La picadura del escorpión Leiurus quinquestriatus o muerte acechante, no solo es dolorosa, sino también sumamente peligrosa para sus víctimas, incluido el ser humano.

Esta especie se encuentra en zonas remotas de África y ha sido la responsable de la muerte de muchos hombres. Otra peligrosa especie de escorpión es la Androctonus o matahombres. Los venenos de estas especies atacan el sistema nervioso de forma implacable.

La avispa de mar o cubozoo australiano es otra de las especies más peligrosas. Son capaces de enviar miles de púas que contienen un poderoso veneno que ataca los tejidos nerviosos, así como también a los músculos.

Es considerado como uno de los animales más venenosos del mundo y el responsable de muchas muertes en Australia. Su veneno puede matar a un hombre en apenas minutos.