¿Es mortal el veneno del escorpión?

Paco María García 8 marzo, 2018
La picadura de estos animales ha causado más de 3 000 muertes a lo largo del año y ha provocado más de un millón de incidentes graves; su aguijón contiene una sustancia venenosa

El escorpión es un depredador de hasta 10 centímetros de longitud, capaz de sacudir su cola a grandes velocidades para atacar. Cada especie tiene diferentes métodos de ataque, y el veneno del escorpión puede ocasionar efectos con algunas diferencias.

Los escorpiones tienden a utilizar dos tipos de golpes o picaduras: abiertos y cerrados. Los primeros son mucho más rápidos y precisos porque recorren más distancia, y ofrecen más posibilidades al aguijón de alcanzar y penetrar en el cuerpo.

Hay diferentes tipos de escorpiones, algunos de ellos son frecuente en países como Brasil, Argentina, pero también se encuentra en regiones áridas del norte de África y Oriente Medio. Sus depredadores naturales son los murciélagos, serpientes, reptiles y ratones.

Efectos del veneno del escorpión

El veneno del escorpión ocasiona 1.2 millones de incidentes graves de salud por año, más de 3.000 resultan en muertes que afectan sobre todo a niños, ancianos y personas con problemas de salud como hipertensión, cardiopatías o diabetes. Tal fue el caso del alacrán en la provincia de Córdoba, Argentina que se llevó la vida de varios niños en el año 2017.

Este veneno del escorpión causa inflamación en órganos y músculos del cuerpo. Esta inflamación puede causar desde heridas locales hasta fallos multiorgánicos que incluyen paro cardíaco y edema pulmonar.

Está comprobado que una inflamación en los pulmones por causa de la picadura de un escorpión causa el encogimiento de estos, y posterior muerte de la persona por pérdida de capacidad respiratoria.

Diferencias entre vertebrados e invertebrados: escorpion

La gravedad del cuadro depende de algunos factores tales como el lugar de la picadura (ya que no es lo mismo una picadura en el pie, que en el cuello), así como también si el veneno se distribuye o no por el cuerpo. Esto último será lo que defina una herida local o un cuadro sistémico con compromiso del sistema nervioso y el aparato cardiovascular.

Síntomas y tratamientos de la picadura

Para poder realizar un tratamiento efectivo es necesario entender las reacciones patológicas que el veneno del escorpión puede legar a causar.

Algunos de los síntomas de que la picadura está haciendo su efecto son: sensación de adormecimiento o anestesia alrededor de la picadura, dolor y sensación de quemadura, enrojecimiento, vómitos, contracciones musculares, salivación, diarrea, excitación y temblor generalizado acompañado de llanto o gemidos constantes.

En caso de consecuencias frecuentes, llamadas compromiso sistémico, los siguientes síntomas son: piel pálida y sudor, vómitos, diarrea, cefalea, vértigo, agitación, fiebre e hipotermia, delirio, salivación, lagrimeo, visión borrosa y movimientos oculares rápidos, y taquicardia.

Debido a que el efecto general del veneno del escorpión es una inflamación, se han realizado estudios con antiinflamatorios no esteoroideos como el ibuprofeno, que han dado muy buenos resultados en ratones.

Escorpión: ¿venenoso o no?

Bajo experimentos de laboratorio, estos antinflamatorios utilizados en las pruebas permitieron combatir los efectos de la picadura del alacrán y rescatar a los animales de su efecto letal.

Prevención y cuidados

Se recomienda aplicar hielo en la zona afectada e inmediatamente después de realizada la picadura. Ya que existe sólo un periodo de horas entre la picadura a la muerte de la víctima, en caso de que los síntomas correspondan a los de afección sistemática, se debe actuar rápido acudiendo al centro de salud más cercano.

Una prevención natural para evitar la propagación de escorpiones es tener a sus depredadores en el jardín, ellos son las aves de corral como los patos, gansos y gallinas.

Por otro lado, debido a que cucarachas y arañas sirven de alimento para los alacranes, es frecuente que se alojen en lugares con mayor cantidad de basura o de acumulación de escombros, leña, espacios con maderas caídas, tejas, ladrillos o en grietas de paredes, pisos, zócalos.

También se pueden encontrar en desagües, habitaciones y depósitos sin aireación, detrás de cuadros, bajo los muebles o entre la ropa y calzados. Es importante controlar las entradas y salidas de cañerías, utilizar mosquiteras en las aberturas, y reparar grietas y fracturas en las paredes.

El alacrán es un animal de hábitos nocturnos, permanece oculto en el suelo durante el día; por ello es necesario evitar andar descalzos, así como observar y sacudir la ropa de vestir y de cama antes de vestirse o recostarse. Es fundamental mantener el lugar aseado y proteger pies y manos al limpiar. 

Te puede gustar