Kitten Lady: la mujer que salva a cientos de gatitos

Laura Huelin · 19 octubre, 2017

Hannah Shaw, conocida en redes sociales como Kitten Lady, dedica su vida a salvar gatitos huérfanos. Por su casa ya han pasado más de 100 gatitos que luego han encontrado una familia definitiva. La chica colabora con varias entidades de protección animal, quienes le avisan cuando reciben una camada. Luego, ella acude al rescate de uno de los animales más vulnerables en nuestras ciudades.

Actualmente, vive en su casa a las afueras de Washington DC con su novio, un fotógrafo profesional de gatos, tres felinos permanentes (Coco, Eloise y Haroun, que se mudó junto a su pareja) y camadas temporales de gatitos a los que alimenta con biberón.

Pero Kitten Lady no solamente salva a los gatitos que están en su casa. También enseña al resto del mundo cómo cuidar de una camada si nos la encontramos abanadonada.

Los gatitos lactantes son uno de los grupos de animales que más se sacrifican en refugios y en perreras. Antes de cumplir el mes y medio de edad, no pueden comer solos. Ante la falta de trabajadores cualificados o disponibles, las camadas que llegan sin una madre que se ocupe de ellos terminan muriendo.

El trabajo de Kitten Lady

Por eso, Kitten Lady decidió dedicar su vida a salvar a los pequeños que nadie más podía cuidar. Empezó alimentando y cuidando a los gatitos que tenía en su casa. Pero la gente le pedía información y formación para poder hacerlo ellos mismos. Así, la chica empezó a enseñar cómo salvar gatitos huérfanos.

Gato en brazos de kitten lady
Fuente: Facebook de Kitten Lady

Ahora, Hannah Shaw enseña al resto del mundo a dar biberón a gatitos lactantes, a ayudarles a ir al baño, a seguir su crecimiento y darles una atención veterinaria básica cuando lo necesiten… También nos muestra cómo hacer que estos pequeños estén cómodos, felices y seguros en nuestras casas. Todo ello, antes de que sean independientes y puedan encontrar una adopción permanente.

Coco fue la gata que lo empezó todo. Un día estaba sentada en un parque en Philadelphia mirando a los árboles, cuando para mi sorpresa vi un ojito devolviéndome la mirada. Miré mejor y me di cuenta de que estaba mirando a un gatito muy pequeño (con una infección ocular). No podía creerlo. Después de escalar al árbol para ayudarle, la puse en mi camiseta, bajé del árbol y mi vida cambió. He estado rescatando gatitos huérfanos desde entonces y Coco ha estado a mi lado todo este tiempo.”

-Kitten Lady-

Formación

Kitten Lady está presente en muchas redes sociales, donde muestra cómo evolucionan los gatitos que tiene a su cuidado. Pero, además, cuenta con una detallada página web donde desgrana paso a paso cómo podemos ayudar a salvar huérfanos en nuestras ciudades o nuestras casas. Por si eso no era suficiente, su canal de Youtube tiene muchos vídeos tutoriales sobre cómo atender todas las necesidades de los gatos más vulnerables.

Da talleres y cursos a protectoras de animales a lo largo de Norteamérica. Lo hace para formar a cientos de voluntarios y profesionales para poder adaptarse y dejar de sacrificar gatitos bebés. Les ayuda a mejorar sus instalaciones y adaptarlas a las necesidades de los más pequeños. También forma y recluta casas de acogida en todas las ciudades que visita.

Munay, la gatita peruana

El verano de 2017, Kitten Lady estaba de vacaciones en Machu Picchu cuando escuchó los llantos de un gatito. Fue siguiendo el sonido y se encontró a una gatita muy pequeña con la que estaban jugando unos niños. Los convenció para que se la dieran, y apenas 48 horas después, conseguía volver a EEUU con Munay, ya que así le llamó a la pequeña.

Munay, la gatita peruana, actualmente vive en una casa permanente con otro hermano gatuno mayor. Pero, a pesar de haber viajado tan joven, no se olvida de sus raíces. Así pues, Munay ha ayudado a recaudar dinero para protectoras de animales, y les ha donado miles de dólares para que puedan seguir salvando gatitos en Perú.

Kitten lady con un gatito negro
Fuente: Facebook de Kitten Lady

Chloe: la gatita que no podía andar

La última gran historia de Kitten Lady la protagoniza Chloe. Nuestra protagonista había ido a una de las protectoras de animales con las que colabora a recoger a un huérfano que había aparecido sin camada. Allí le entregaron, recién recogida, a Chloe. La felina era un poco más mayor de lo que suele recoger Kitten Lady. Pero tenía una particularidad que la hacía especialmente vulnerable al sacrificio: era paralítica de las patas de atrás.

Sin saber qué le pasaba concretamente, Kitten Lady se llevó a Chloe a casa. Después de una veintena de citas con veterinarios, especialistas y pruebas médicas, decidieron que la gata no volvería a caminar. Pero gracias a su particularidad, nos ha mostrado cómo debemos amar a cada uno de los seres vivos conociendo sus virtudes y sus defectos. Quizás Chloe no pueda caminar, pero es una gata muy vivaz, inteligente e independiente.

Chloe, al igual que Munay, ayudó a recaudar dinero para salvar a otros gatos con sus mismos problemas. Además de pagar la terapia de dos o tres gatitos paralíticos más, Kitten Lady ha hecho varios vídeos y hace formaciones de cómo cuidar a gatos con este tipo de problema.

¡Chloe salva vidas!

Los gatos lactantes son una población muy vulnerable, que sin una madre que cuide de ellos, ni una persona que sepa hacerlo, están condenados a morir incluso en protectoras de animales. Kitten Lady nos ha enseñado que es posible salvar a cientos de gatitos dedicándoles unas pocas horas al día. Y con su dedicación y trabajo, de hecho, lo consigue.

Fuente de las imágenes: Facebook de Kitten Lady