Rescatan gatitos huérfanos atrapados en un conducto del aire

Francisco María García 5 marzo, 2016

En el día a día de nuestra relación con los animales se producen situaciones de todo tipo. Los equipos de rescate de una región india, Udaipur, tuvieron una llamada sobre una camada de gatitos huérfanos que estaban atrapados en un conducto de aire. Ya llevaban varios días chillando y estaban a punto de morir de hambre y de frío.

Una llamada a tiempo de los gatitos huérfanos

gatitos jugando

La alerta vino del personal de un restaurante, que escucharon los gritos, llantos y lamentos de los pequeños felinos, y realizaron la llamada al servicio Animal Aid Unlimited. Para llevar a cabo el rescate hubo que abrir un agujero en el metal del conducto con el fin de que los pequeños salieron liberados.

Los pequeños estaban en un mal estado, pues la madre los abandonó y no volvió. Se encontraban muy delgados, asustados, cubiertos de tierra y de polvo, dos de ellos con hipotermia y en estado crítico.

Los rescatadores llevaron a los gatitos huérfanos a lugar caliente, los limpiaron y los pequeños animales han ido recuperándose poco a poco, esperando que alguien los quiera adoptar. En este sentido, los pequeños cachorros tienen necesidades fisiológicas que les aporta la madre, tales como humedad, nutrición, inmunidad, aseo, seguridad y estimulación para integrarse en la sociedad. Esta tarea puede realizarse por una nodriza o bien por una persona.

Necesidades de los cachorros sin madre

Estos gatitos huérfanos rescatados necesitaban un entorno cálido y seguro, con comida apropiada y una caja de madera, así como todo el cariño de los cuidadores, pues no contaban con los cuidados básicos de la madre, como alimentos o comida. Uno de los peligros principales en estos casos es el frío, que puede llevar al animal a la muerte.

Entre los elementos necesarios para sacar adelante a cachorros que se han quedado huérfanos, está las cintas de colores, mamaderas y tetinas pequeñas, leches maternizadas o su equivalente casero (puede prepararse con leche, nata y yema de huevo), papel higiénico, algodón para estimularlos, toallitas húmedas, una bolsa de agua caliente o mantas térmicas para aportar la temperatura adecuada, un cajón o cesta donde los pequeños van a estar, etc.

Por regla general, en todas las camadas hay unos cachorros más grandes y fuertes que otros. Cuanto mayor sea el número de cachorros que tiene la camada, menores serán las posibilidades de supervivencia, sobre todo de los más débiles. También influye mucho el momento en que han sido separados de sus madres.

Es muy importante que los pequeños hayan podido tomar leche materna, al menos durante las primeras 36 horas tras el parto (el conocido “calostro”); a través de él la madre transmite al cachorro los anticuerpos que el pequeño necesitará para una mínima inmunidad. Sin ello, sus posibilidades de vivir son muy escasas.

En primer lugar, es conveniente diferenciar machos y hembras. Ello ayudará a controlar qué cachorro ha hecho ya sus necesidades y cuál no, etc. Ayuda mucho colocarlos una cinta de colores.

La necesidad de tomar alimentos

Para sacar adelante a los cachorros de gato es necesario contar con una mamadera. En el mercado las hay de muchas clases. En la toma de la leche es importante que el cachorro succione directamente de la mamadera y no apretar para que salga más cantidad de líquido. El cachorro tiene que succionar lo que necesite, a su ritmo. Suelen utilizarse también jeringas, pero hay que extremar las precauciones, porque pueden producirse ahogos. Lo mejor es evitar estos utensilios y contar con una mamadera.

Hay cachorros más hábiles a la hora de chupar de la mamadera, y otros más torpes, que se ahogan con facilidad, chupan mal, chorrean, etc.

El mejor producto en sustitución de la leche materna

gatitos jugando

Una excelente receta para utilizar en vez de la leche materna es la que mezcla 400 cc de leche entera, 100 cc de nata y una yema de huevo. En cuanto a la clara, ésta contiene sustancias perjudiciales para el cachorro, por lo que es importante separarla totalmente. En el momento de dárselo al animal, es importante que la temperatura del preparado sea la corporal del cachorro.

En el mercado también se puede encontrar leche maternizada, en polvo, para preparar siguiendo las instrucciones del envase.

Te puede gustar