Introducir nuevos peces en el acuario: 5 consejos

26 marzo, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el abogado Francisco María García
Para introducir nuevos peces en el acuario hemos de tener en cuenta determinados factores; además de contar con la instalación adecuada, hay que pensar en la convivencia entre especies, la temperatura que cada pez necesita y otras variables

Los peces en el acuario pueden convertirse en un elegante elemento de decoración del hogar. La pecera está considerada una aliada muy importante para combatir el estrés. Además, los niños pueden aprender sobre las responsabilidades del cuidado de las mascotas en lugares pequeños.

5 consejos para introducir peces en el acuario sin riesgos

Existen algunos consejos prácticos que ayudan a formar un acuario con la mayor seguridad:

El hábitat acondicionado

La ansiedad de ver a los nuevos peces en el acuario no debe ganar al tiempo de preparación. Primero es necesario analizar bien cuál será el lugar donde se ubicará el acuario.

Una superficie plana y fuerte con buena iluminación, y alejada de las corrientes de aire, es lo ideal. Según sea el tamaño, se escoge el filtro adecuado para el mantenimiento del agua.

Los productos decorativos como arena y plantas le dan al acuario una vida especial. Es una cuestión de estética, pero a su vez muy útil para que los peces en el acuario se puedan esconder y trasladar. Por lo tanto, hay que ubicar la pecera de manera que no entorpezca los movimientos ni ocupe demasiado espacio.

El agua directa del grifo es la temperatura adecuada para llenar el acuario. Se deben agregar anticloros y otros acondicionadores para mantener los niveles químicos correctos.

Peces Goldfish.

Antes de introducir los peces en el acuario hay que dejar funcionar y controlar el mecanismo del acuario un par de semanas. Esta preparación garantiza un hábitat seguro para los nuevos amigos de la familia.

Elección correcta de los nuevos peces

Las diferentes especies de peces no siempre pueden convivir en armonía. Es fundamental consultar antes de la adquisición sobre las posibilidades de convivencia. La integración lleva un tiempo y el proceso es más sencillo si se adquieren de a pares. Una pareja por semana es un número que facilita la adaptación a la nueva vida.

Un detalle que no debe perderse con la emoción de elegir los nuevos peces es el tipo de agua. Existen peces de agua dulce y de agua salada. Estos últimos suelen requerir mayor tiempo de climatización y un control más exhaustivo de la salinidad acuática.

Transporte sin estrés

En la tienda entregan los peces dentro de una bolsa transparente. Es aconsejable que esta se introduzca en una caja para evitar que las luces causen estrés en estos pequeños animales. Un viaje cómodo y lo más corto posible previene de otros riesgos.

Si se va de compras es mejor hacerlo justo en el momento antes de regresar a casa. Hay que recordar que tener muchas horas a los peces en una bolsa reducida les provoca malestar.

Alimentación para peces

Aclimatación de los peces en el acuario

En el caso de los primeros peces que ingresarán en la pecera, la aclimatación será con la temperatura adecuada para ellos. De ninguna manera se abre la bolsa y dejan deslizar a su nuevo hábitat en primera instancia. La idea es que la temperatura del agua de ambos lugares se equipare.

Tal como vino de la tienda, se mete la bolsa sin abrir dentro del agua; después de 15 minutos se introduce un vaso con agua del acuario en la bolsa. Nuevamente se espera y, al cabo de 10 minutos, con una red se toman los peces y dejan caer en el nuevo ambiente. No se recomienda volcar toda el agua porque podría estar contaminada por el viaje.

En aquellos lugares donde ya hay peces viviendo con anterioridad, el proceso es similar. La diferencia está en que antes de introducir los nuevos peces en el acuario se apaga la luz. De esta manera, los habitantes no centran su atención en los nuevos compañeros; la adaptación entre ellos se da de manera paulatina y más natural.

La alimentación de los peces en el acuario

También es importante en este punto hacer una diferencia entre los primeros peces y los que se suman posteriormente a una comunidad. Si son los que inauguran el acuario, pueden esperar 24 horas hasta ser alimentados. En cambio, aquellos que se agregan a un grupo recibirán alimento en el horario que esté habituado el resto.

La introducción de peces nuevos en el acuario es muy sencilla, pero tiene sus riesgos. Con estos simples consejos se evitará el estrés y pérdidas de algunos de los peces, que incluso se pueden haber adquirido por una buena cantidad de dinero.