¿Un acuario que abre por las noches?

Laura Huelin · 11 agosto, 2018
En el levante español se encuentra el acuario más grande de Europa, donde se pueden vislumbrar especies marinas con una luz que ambienta de una manera diferente

Los acuarios, centros donde viven peces y animales mamíferos de todo el mundo, tienen un horario restringido al día. Sin embargo, hay un acuario que abre por las noches durante verano. ¿Qué actividades especiales justifican este cambio de horario?

Un acuario que abre por las noches: el Oceanogràfic

El Oceaonogràfic de Valencia, en España, es el acuario más grande de Europa. Contiene peceras que imitan los hábitats marinos de a lo largo de todo el mundo: desde el cercano Mediterráneo a los mares árticos, pero también pasando por los arrecifes templados.

Durante el verano, este acuario que abre por las noches, también mantiene abiertas el resto de sus instalaciones. En este complejo, que está formado por una decena de edificios, se pueden observar bancos de peces, crustáceos, medusas, mamíferos marinos como focas o delfines, y cocodrilos y tortugas.

Oceanogràfic de Valencia

Este parque marino abre todos los días del año y, aunque depende del horario solar, cierra habitualmente entre las seis y las ocho de la tarde. Sin embargo, durante los veranos han decidido extender las visitas hasta la medianoche: así pueden aprovechar para mostrar partes de la vida marina invisibles a la luz del día.

Exposiciones nocturnas

El calor del verano en Valencia hace que sea muy pesado e incómodo visitar ciertas partes del parque marino durante el día, especialmente durante la tarde. Por eso, la ampliación de horario resulta un atractivo para las visitas, además de las exposiciones nocturnas especiales.

La bioluminiscencia, es decir, las capacidad de algunos seres vivos de crear naturalmente luz, es uno de los platos fuertes de estas exposiciones. Cuentan con seis peceras nuevas en las que se pueden observar unos de los animales más sorprendentes del mar.

Uno de ellos es el pez cofre, llamativo por tener las manchas de su cuerpo repartidas de manera geométrica por su cuerpo. Tiene una forma cuadrada y es familiar cercano del pez globo. También cuentan con anguilas jardineras: un pez que vive con medio cuerpo enterrado en la arena y, efectivamente, muchas simulan formar un jardín de hierbas.

Sin embargo, otro de los animales únicos con los que cuentan estas noches es el camarón mantis: si bien su aspecto físico es muy llamativo, entre sus características está su agresividad y su enorme fuerza. Para cazar golpean sus pinzas con tanta fuerza que hacen hervir el agua a su alrededor y aturden a sus presas.

Camaron mantis

Otras exposiciones

El resto de este acuario que abre por la noche se viste para la ocasión: sendas luminosas guían el camino entre edicios, luces decorativas acompañan en las zonas de recreación y en la zona de mariposas también habitan luciérnagas, otros seres bioluminiscentes.

Dentro de los edificios también se adapta la iluminación para aportar un ambiente submarino nocturno a las visitas. Otros de los animales que se disfrutan de manera diferente gracias a las luces son las medusas: casi translúcidas, con la luz de ambiente correctamente dirigida, se puede apreciar su sorprendente anatomía.

Los ya impresionantes túneles submarinos, sobre los que nadan tiburones o mantas raya, también se adaptan a este nuevo horario. Otros animales diurnos, como los flamencos o las focas, sin embargo, suelen preferir descansar cuando cae el sol.

La fundación Oceanogràfic

Uno de los grandes atractivos de los acuarios son los delfinarios. El Oceanogràfic no es menos y ha estrenado un nuevo espectáculo con la luz, un espectáculo de natación sincronizada y acrobacias de delfines aprovechando el evento del verano.

En medio del espectáculo, aprovechando la luz y la música, desde las pantallas gigantes se lanzan mensajes ecologistas y de conservación de los océanos. Porque el Oceanogràfic no es solamente un acuario que abre por la noche: también es una fundación orientada a conservar y recuperar hábitats marinos.

Además, se desarrollan dentro de esta fundación varios proyectos de investigación para conocer mejor a los grandes mamíferos marinos, como las belugas: solo conociéndolas a fondo se pueden proteger en su hábitat marino. También investigan diferentes ámbitos de la salud de los vertebrados marinos.

El acuario que abre por las noches, el Oceanogràfic de Valencia, permite conocer durante los meses de verano algunos de los aspectos más difíciles de ver a la luz del día: la bioluminiscencia de varios seres marinos o las luciérnagas, además de mostrar con una luz diferente otros animales y ambientes subacuáticos.