¿Cómo interpretar el ladrido del perro?

Francisco María García · 8 agosto, 2017

La especie canina goza de gran inteligencia e ingenio. Los perros siempre se las ingenian para expresar sus deseos y emociones. Es tarea del humano interpretar el ladrido del perro de manera correcta.

Los perros se comunican con las personas mediante diversos sonidos. Aullidos, gruñidos y ladridos en diferentes tonalidades, suelen ser los más comunes. A través de estos sonidos, el can intenta expresar sus emociones y sentimientos. Para saber cómo interpretar el ladrido del perro, hay que tener en cuenta diversos factores.

No todos los ladridos significan lo mismo. Además, los aullidos y gruñidos, tienen también su propia connotación. Es necesario analizar muy bien la característica del sonido emitido por el perro, para saber su significado.

Cómo interpretar el ladrido del perro, el aullido y el gruñido

Ladridos

Existen varios tipos de ladridos diferentes que un can puede emitir. Para interpretar el ladrido del perro, hay que identificar muy bien las características del sonido emitido:

  • Ladrido corto y agudo: es un ladrido amigable. Comúnmente, los perros lo usan para saludar. Es muy común sentirlo al llegar a casa.
  • Ladrido corto y de tono bajo: es el ladrido utilizado por las hembras para regañar a los cachorros.
  • Ladrido descontrolado: sucede ante la posible presencia de peligro. Los perros ladran descontroladamente ante sucesos nuevos o extraños. Fuegos artificiales o la presencia de un extraño en casa, pueden generar este tipo de ladridos en el perro.
  • Ladrido entrecortado: sucede cuando el perro se encuentra excitado o excesivamente feliz. El animal ladra entrecortado, con el fin de que lo saquen fuera de casa, o de que jueguen con él.
  • Ladridos repetitivos e insistentes: este tipo de ladridos son emitidos por perros entrenados, ya sea de caza o rescatistas. Cuando un can ladra de esta manera, significa que ha encontrado algo.
  • Otros ladridos: al envejecer, es normal que los perros ladren con mayor intensidad y frecuencia. Esto es debido a que están padeciendo de sordera, y son incapaces de regular sus propios sonidos.

Además de los ladridos, los perros también utilizan el aullido para comunicarse. Existen diversos tipos de aullidos.

Aullidos

Por lo general, el aullido en un perro representa el dolor. Puede ser dolor por él mismo o por alguien más.

  • Aullido largo y continuado: este tipo de aullido manifiesta el miedo y el dolor. Puede venir también acompañado por ladridos entrecortados.
  • Aullido en conjunto con otros perros: es una señal emitida con el fin de delimitar cierto territorio.
  • Gemido en el cachorro: es una señal que representa la queja. Demanda atención y cariño.
  • Aullido de imitación: los aullidos de imitación cumplen con la finalidad de imitar otros sonidos. Generalmente, se trata de sonidos escuchados en el momento. Sirenas, ambulancias, patrullas, lo que sea que el perro esté escuchando en determinado momento. El oído del perro es muy sensible, por lo que es capaz de captar sencillamente otro tipo de frecuencias.
  • Otros aullidos: algunos aullidos significan también depresión y ansiedad en el animal.

Además de los ladridos y aullidos, los gruñidos también tienen su significado.

Gruñidos

Son menos comunes que los ladridos y aullidos, pero los perros también emiten gruñidos.

  • Gruñido suave, en tono bajo: es un gruñido de amenaza. El perro está exigiendo su espacio. Al no respetarse este, se deberán soportar las consecuencias. Es un gruñido emitido generalmente en el juego.
  • Gruñido-ladrido: esta mezcla, en tonalidad alta y hacia otro animal, significa desconfianza. En tonalidad baja, es señal de agresividad o una llamada de atención.
  • Gruñido ondulante: es un gruñido que varía de tonalidades repentinamente. Es señal de nerviosismo. El perro puede estar a punto de atacar. Es necesario tomar precauciones. En estos casos, no se deberá mirar nunca al animal a los ojos.

Interpretar el ladrido del perro no es tarea difícil. Sucede lo mismo con los aullidos y gruñidos. Por lo general, el sonido emitido por el animal siempre se relaciona con la expresión en su cara. Esta es otra señal para adivinar lo que intenta expresar el animal.

Si un perro emite un sonido extraño o desconocido por un periodo mayor a 24 horas, será conveniente acudir a un especialista. Puede tratarse de algún padecimiento de salud.

El perro es un animal muy inteligente. Siempre encontrará la manera ideal para dar a conocer sus deseos y emociones.