Insecto palo de Howe: el insecto más raro del mundo

Guillermo Bisbal · 11 diciembre, 2018
El insecto palo de Howe es la especie dentro de los invertebrados más extraña del mundo; esto no es solo por su apariencia y gran tamaño, sino también por su hábitat tan recóndito, una inmensa isla escarpada de Australia

El insecto palo de Howe (Dryococelus australis) es una animal que se creía extinto desde 1920 y del que actualmente se han encontrado escasos ejemplares en la remota y deshabitada isla Pirámide de Ball (Australia). Debido a esto, a su extraña apariencia y gran tamaño, es considerado el insecto más raro del mundo.

Aspecto físico y comportamiento del insecto palo de Howe

El insecto palo de Howe es incapaz de volar y tiene un cuerpo alargado, pesado, robusto y color marrón oscuro brillante. Puede llegara a medir hasta 15 centímetros y pesar 25 gramos, y las hembras suelen ser más grandes que los machos. En cambio, los machos tienen las patas más gruesas y las antenas más delgadas en comparación con las hembras.

Sus grandes patas les permiten a los insectos de palo de Howe correr a gran velocidad para ser un insecto. Los ejemplares juveniles son de color verde brillante y empiezan a cambiar a su estado adulto tras siete meses de vida. Su esperanza de vida oscila entre los 12 y los 18 meses.

Insecto palo de Howe juvenil
Insecto palo de Howe juvenil. Fuente: www.zoo.org.au

Los insectos palo de Howe son una especie herbívora. Se ha reportado que se alimentan de una gran variedad de plantas, pero en la isla de la Pirámide de Ball solo come las puntas de las hojas de una especie de arbusto, el Melaleuca howeana. Son animales típicamente nocturnos, aunque los juveniles tienden a ser activos durante el día.

Como dato curioso, los insectos palo de Howe no solo se reproducen de manera sexual, sino que también pueden reproducirse asexualmente, mediante la partenogénesis. Por tanto, en algunos casos los huevos sin fertilizar pueden eclosionar en las hembras sin necesidad de un ejemplar macho.

El apareamiento en esta especie de insecto ocurre tres veces por noche y puede tomar 20 minutos cada vez. La hembra entierra los huevos en la tierra con su abdomen. Cada lote contiene aproximadamente 10 huevos y los pone cada 7-10 días. Una hembra insecto palo de Howe puede poner hasta 300 huevos durante toda su vida.

Los insectos palo de Howe tienen algunos comportamientos poco habituales. Suelen formar una especie de cadena en la que los machos siguen a las hembras. Además, al momento de dormir machos y hembras se juntan en parejas; el macho abraza a la hembra con tres de sus patas.

El recóndito lugar donde habitan actualmente

El hábitat habitual del insecto palo de Howe, antes de su presunta extinción, era en la isla del Lord Howe en Australia, de ahí su nombre. Sin embargo, para 1920 se creyó extinto por la introducción accidental de ratas en la isla, pues se comieron a todos los insectos de esta especie.

Sin embargo, una pequeña población de 24 insectos palo de Howe fue encontrada en 2001 por un equipo de entomólogos. El lugar de este sorprendente hallazgo fue en un arbusto en la isla volcánica conocida como Pirámide de Ball, a 23 kilómetros de la isla de Lord Howe.

Pirámide de Ball

La Pirámide de Ball es un pedazo de tierra de 56 kilómetros cuadros, tan escarpado que mide casi el doble que la Torre Eiffel (560 metros). Debido a su exuberante belleza y riqueza natural, el lugar fue reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1982. Ahora es el santuario de los insectos palo de Howe.

En su hábitat originario, en la isla de Lord Howe, estos insectos vivían en áreas boscosas y se resguardaban dentro de los troncos de los arboles vivos. Actualmente, en su nuevo hábitat, donde no hay ningún árbol, se resguardan entre la acumulación de escombros debajo de los arbustos de la isla.

Algo diferente, pero esencialmente el mismo

Los insectos palo de Howe encontrados en 2001 diferían morfológicamente de los descritos antes de 1920. Sin embargo, la comparación del ADN mitocondrial entre los nuevos ejemplares y los antiguos conservados en el Museo Histórico de Australia, dieron como resultado que son la misma especie.

Insecto palo de Howe en el Museo de Historia Natural de Australia
Ejemplar disecado del insecto palo de Howe en el Museo de Historia Natural de Australia. Fuente: www.nhm.ac.uk

Para ser exactos, el genoma entre ambos difería en casi el 1%. Este porcentaje se encuentra en un rango aceptable para considerar que ambos ejemplares pertenecen a la misma especie.

Este fantástico hallazgo demuestra la fragilidad de las especies que habitan en ecosistemas insulares. Sin embargo, también demuestra que en la naturaleza existen segundas oportunidades y que la adaptación biológica es un mecanismo sumamente efectivo.

De igual manera, eso no quiere decir que no le demos una pequeña ayuda. Dos parejas reproductoras de los insectos palo de Howe fueron extraídos en 2003 para ser reproducidos en cautiverio. Para 2007 la población en cautiverio llego a 700 ejemplares y se pusieron 11 376 huevos.

Fuente de la imagen principal: www.lavanguardia.com

Department of Sustainability, Environment, Water, Population and Communities (2013). Dryococelus australis. Species Profile and Threats Database. Canberra: Department of Sustainability, Environment, Water, Population and Communities.