Información sobre la lengua de los gatos

Alba Muñiz · 30 agosto, 2018
La rasposa lengua de los gatos, imprescindible a la hora de beber agua, de su acicalamiento y de mantenerse frescos

Los mininos, esos seres impredecibles y llenos de misterio, nunca dejan de sorprendernos. Por eso, no resulta extraño que su boca también nos depare algunas sorpresas. Hoy te contamos algunos detalles sobre la particular lengua de los gatos.

Mascotas con lenguas como lija

Si tienes la suerte de que tu amigo maullador te demuestre cuánto te quiere lamiéndote, seguro habrás notado lo rasposa que resulta su lengua. Esto se debe a que está cubierta de unas papilas de queratina que parecen pequeñas espinas o ganchos.

Estas papilas cumplen una importante función a la hora del acicalamiento gatuno. Como están todas orientadas hacia una misma dirección –la parte posterior de la boca– les resulta más fácil la tarea de desprenderse del pelaje muerto o de quitar nudos.

Sin embargo, por más esmero que pongan los mininos en esta tarea, si son de pelo largo siempre es conveniente ayudarlos. De esta manera, se contribuye a evitar la formación de bolas de pelo. También debes prestar atención al acicalamiento excesivo en casos de estrés.

Y es que la lengua de los gatos puede arrastrar mucho pelo hacia la garganta, que los mininos terminan tragando. Aunque suelen eliminarlo a través de las heces o el vómito, estas bolas pueden provocar obstrucciones intestinales y, en ciertos casos, se debe realizar una cirugía para resolver el problema.

Te contamos detalles sobre la rasposa lengua de los gatos, imprescindible a la hora de beber agua y de su acicalamiento.

Cómo beben agua los mininos

Otra cosa que suele llamar la atención es la forma en que beben agua estos animales. Y, en este proceso, también tiene mucho que ver la lengua, junto a la fuerza de gravedad y a la dinámica de fluidos.

Cómo beben agua los gatos

Utilizan un mecanismo que les posibilita tomar una buena cantidad de este líquido en el menor tiempo posible. Sin duda, es una cuestión que contribuyó, sobre todo, a la supervivencia de sus antepasados salvajes.

Como sus bocas presentan grandes aberturas, les resulta dificultoso crear succión. Por tal motivo, los mininos golpean el llamado vital elemento con la punta de la lengua y enseguida lo levantan. De esta manera, crean una columna de agua que, antes de que se rompa, es ingerida.

Las papilas y la alimentación de los felinos

Los gatos, como sabrás, son carnívoros. Sus dientes están preparados para atravesar la carne y desgarrarla de los huesos de sus presas. Pero en este proceso también intervienen las papilas de la lengua.

En este caso, estos diminutos garfios ayudan a mantener la comida dentro de la boca de los mininos y contribuyen empujándola hacia la garganta y posibilitando que el animal trague. También facilitan que los mininos raspen la carne de los huesos.

Sin embargo, la lengua de los gatos no es particularmente hábil para el sentido del gusto. Los Felis catus suelen ser insensibles, por ejemplo, a los sabores dulces.

Lengua de los gatos es áspera

Otros detalles sobre la lengua de los gatos

Aparte del pelo durante el acicalamiento, otros elementos, sobre todo hilos, pueden adherirse a las papilas de la lengua de los gatos y terminar generando serios problemas para su salud. Así que es importante revisar sus juguetes u otros objetos a su alcance.

Asimismo, si los mininos sufren procesos inflamatorios en la boca, suelen terminar perdiendo algunas papilas. En este caso, habrá que ayudarlos a su aseo.

Si la lengua del minino cuelga, y el animal jadea muy rápido, es posible que esté sufriendo un golpe de calor. En estas circunstancias, se impone la pronta intervención de un veterinario.

Ten en cuenta que, entre otras funciones, la lengua de los gatos permite que se mantengan frescos. Y es que, cuando se lamen, la humedad que queda en la piel provoca un efecto de enfriamiento por evaporación semejante a la sudoración en los humanos.