¿Cómo refrescar a tu gato en verano?

Francisco María García · 26 agosto, 2018
Mantener la hidratación en el periodo estival es clave para evitar problemas de salud propios de las elevadas temperaturas

Con la llegada de las altas temperaturas, es muy importante tomar las debidas precauciones para la hidratación y el bienestar de nuestros felinos. A menos que tu minino sea un Van Turco, u otra raza particular a la que le encante el agua, las actividades acuáticas no serán una opción viable. Por ello, hoy te enseñamos algunas maneras muy agradables de hidratar y refrescar a tu gato en verano.

Agua: el elemento clave para la buena salud de tu gato en verano

El agua no es importante solo para refrescar a tu gato, sino también para conservar su buena salud. En los días más cálidos, el organismo de los gatos puede perder una buena cantidad de líquidos y electrolitos. Con las altas temperaturas, el animal necesita reponer estos elementos a través del consumo de agua u otras bebidas saludables para recuperar el equilibrio de su organismo.

Si un felino no bebe suficiente líquidos en el calor, ello suele provocar perjudicar su metabolismo y puede llevar a una deshidratación. Habitualmente, estos cuadros vienen acompañados de una baja de la presión arterial, que puede conllevar a letargo, mareos y hasta desmayos.

Por otro lado, una ingestión deficiente de agua perjudica las funciones renales de los gatos, lo que aumenta el riesgo de una insuficiencia. Por todo ello, el agua es el elemento clave para para que tu gato esté bien en verano.

En cualquier caso, es común encontrarse a tutores preocupados porque sus mininos no beben mucha agua. De hecho, muchos felinos no demuestran gran interés por beber el agua pura, principalmente si experimentan una rutina sedentaria.

Gato no bebe agua

6 consejos para refrescar a tu gato en verano

Ambiente fresco, con sombra y buena ventilación

A los gatos les encanta el calor y pueden pasar largas horas durmiendo en el sol. No obstante, la exposición excesiva al calor y a los rayos solares resulta muy perjudicial a su salud. Además de poder provocar quemaduras en su piel, también está el riesgo de un golpe de calor y de una deshidratación. Y una exposición crónica puede favorecer el desarrollo de enfermedades severas, como el cáncer de piel.

Por ello, es muy importante que tu minino esté en un ambiente fresco, que cuente con sombras y sea bien ventilado diariamente. Y si tu felino suele hacer paseos externos, ya sea en el jardín o en la calle, recuerda consultar a tu veterinario sobre el uso de protector solar para gatos.

Toallitas húmedas

Las toallitas húmedas de uso veterinario son una opción simple y práctica para higienizar y refrescar a tu gato sin la necesidad de mojarlo. Al pasarle la toallita, recuerda enfocarte en las zonas que mas rápidamente permiten bajar su temperatura corporal, como las patas, las axilas, debajo de su barbilla y en su panza.

Mantas refrescantes

Si bien las mantas refrescantes están más diseñadas para los perros, nuestros mininos también pueden disfrutar de su acción refrescante en verano. Una solución más casera sería humedecer un paño o una toalla limpia en agua fría, estrujarla y después dejarla en el suelo para que tu minino disfrute de su frescor.

Polos para gatos

Los polos están entre las mejores recetas veraniegas para tu gato, pues permiten incorporar alimentos saludables a su dieta, de forma muy refrescante. Para preparar polos de forma casera, podemos elegir frutas y verduras buenas para los gatos y procesarlas con agua, leche vegetal o yogur natural sin azúcares (o reducido en lactosa). Después, llevamos la preparación al congelador y esperamos que tenga consistencia.

Polos para gatos

Otra opción consiste en preparar sabrosos polos salados y saludables para nuestros mininos. Una buena idea es hacer un polo proteico de pollo, zanahoria y aceite de coco, por ejemplo. Para la receta de este polo salado, basta con hervir el pollo con las zanahorias, para luego procesarlos con un poco del propio caldo de cocción. Por ultimo, añadimos una cucharadita de aceite de coco y llevamos el polo al congelador.

Smoothies ‘gatunos’

Los smoothies son batidos o licuados preparados a partir de frutas y verduras naturales o sus pulpas congeladas. Y la buena noticia es que nuestros mininos también pueden disfrutar de estas exquisiteces para refrescarse e hidratarse en verano.

Su proceso de elaboración es muy similar al de los polos, pero no requieren ir al congelador. Hay que procesar alguna fruta o verdura recomendada para gatos con agua, leche vegetal, kéfir o yogur bajo en azúcares. Luego dejamos a disposición de nuestro felino en su bebedero.

Cubitos de hielo refrescantes

Esta es una solución muy práctica para refrescar a tu gato en los días más cálidos. Un simple cubito de hielo resulta muy efectivo para despertar la curiosidad e hidratar a tu felino en verano. También podemos hacer cubitos saborizados, ya sea con trozos de frutas, pescado, pollo o alguna golosina de su agrado.

Después de estos tips será mucho más fácil refrescar a tu gato y mantenerlo bien hidratado en verano. No obstante, al observar cualquier cambio en su conducta o aspecto, recuerda consultar a tu veterinario de confianza.