Consejos para la limpieza de los ojos de tu gato

Si hay una zona especialmente importante para mantener la higiene, esta es la relativa a la visión del felino, ya que es muy dependiente de esta; al mismo tiempo, si es deficiente, podrá dar lugar a enfermedades

Los gatos son uno de los animales mejores aseados del planeta, algunos siendo capaces de pasar hasta tres horas e incluso más solo pasando su lengua por su cuerpo. Si bien, podrán limpiar gran parte de su cuerpo por si solos, la limpieza de los ojos de tu gato recae en ti.

La razón de que esto sea así es porque es una de las zonas más sensibles que tú animal tiene. Hay que destacar que la visión gatuna es seis u ocho veces mejor que la del ser humano, por lo que es de vital importancia prestarle un gran cuidado.

¿Por qué la limpieza de los ojos de tu gato?

Los gatos son propensos a distintas enfermedades a lo largo de su vida, las cuales tienden a manifestarse de forma usual en los ojos del felino. Así estemos hablando de una gripe o una infección, la enfermedad se manifestará de una forma u otra sobre los ojos.

Es fundamental que le brindemos la mejor atención posible ya que los gatos dependen mucho de la visión en el día a día.  Se tiene que tomar en cuenta que los gatos son más activos durante la noche, por lo que su visión nocturna está más desarrollada al compararla con la nuestra.

Raza gato nebelung: cuidados

Por eso es vital mantener sus ojos en buen estado o limpios, para evitar que lleguen a tropezarse o realizar un paso en falso que les llegue a lastimar. A continuación, les brindamos unos consejos para limpiar sus ojos de forma correcta, de igual forma les recordamos visitar al veterinario en caso de sospechar sobre una infección.

Cómo limpiar los ojos de tu gato

Para todos los métodos que a continuación vamos a hablar, se necesitan unos objetos bastante puntuales para tu seguridad y la de tu gato: una toalla para envolverle y que no se escape, agua, algodón y un paño.

Método uno

Se trata de la limpieza de lagañas y otros elementos extraños que pueda tener tu gato cerca de tus ojos. Para ello requerimos un poco de agua destilada, una gasa o algodón y mucha paciencia además de tolerancia al dolor.

  1. Envuelve al gato en la toalla de forma firme y segura, le limitará el movimiento pero igual querrá escapar de nuestra prisión. Recuerda sujetarle con una mano la cabeza y aplicar presión ligera sobre su cuerpo para mantenerlo en sitio.
  2. Aplica de forma suave y gentil la gasa o la mota de algodón con un poco de agua destilada sobre sus párpados. Trata de remover los rastros de lagañas y elementos ajenos a él; recuerda también tener cuidado con no tocar sus ojos ya que le puede irritar y causar dolor.
  3. Limpia cada ojo por separado, nunca utilices la misma gasa para limpiar el otro ojo. Es aconsejable cambiarla para evitar propagar alguna enfermedad de ojo a ojo.
  4. Una vez acabada la limpieza, seca ambos ojos con otra toalla y retira todo o gran parte del líquido que quedase envuelto entre el pelaje del gato.
Bañar a tu gato

Método dos

Es bien conocido las propiedades saludables que el té negro o verde ofrece al organismo, así que estos beneficios se pueden llevar hacia los felinos. Es por esto que les traemos esta receta natural que seguro puedes sacar provecho.

  1. Al igual que el método anterior, enrolla al animal en el paño para evitar que se escape. Algunos gatos se dejan manipular de forma más fácil por lo que la limpieza se realiza con menos problemas.
  2. Con las bolsas de té tibias, aplicalas sobre los ojos de tu gato durante unos cinco o diez minutos. Se recomienda aplicar una por una en caso que el gato presente resistencia al tener las bolsas sobre sí.
  3. Con un algodón o un paño que no deje residuos, limpia los bordes del ojos del felino. Se recuerda no tocar el ojo directamente para no causar molestias.
  4. Se puede dejar el líquido del té sobre los ojos del gato al ser muy beneficioso. Pero si lo crees necesario se puede remover sin ningún problema.

Así pues, estas fueron dos formas distintas para la limpieza de los ojos de tu gato. Si crees que el gato aún presenta molestias o se visualiza la creación de costras, es recomendable la visitar inmediata a un veterinario para verificar que mal puede estar aquejando a tu compañero.

Te puede gustar