Hormiga loca: hábitat, características y potencial invasor

30 junio, 2021
Este artículo fue redactado y avalado por el biólogo Samuel Sanchez
La hormiga loca es una de las 100 especies invasoras más letales del mundo. Conoce por qué en el siguiente artículo.

Las hormigas son insectos eusociales pertenecientes a la familia Formicidae, a su vez englobada en el orden de los himenópteros, junto con las abejas y las avispas. Existen más de 22 000 especies de formícidos y estos suponen hasta el 25 % de la biomasa animal terrestre, por lo que son esenciales para el mantenimiento ecosistémico. De todas formas, especies como la hormiga loca pueden causar graves daños.

La hormiga loca (Anoplolepis gracilipes) es un himenóptero asiático que se ha introducido en diversas regiones del globo como especie invasora, por lo que se ha hecho cada vez más eco de ella en los medios generalistas. Si quieres conocer más sobre su biología y potencial invasor, sigue leyendo.

Hábitat de la hormiga loca

El ambiente natural de la hormiga loca son las tierras bajas tropicales del sudeste asiático y sus alrededores (Islas de los océanos Índico y Pacífico). De todas formas, su área de distribución original no está nada clara, ya que algunos estudios indican que las poblaciones podrían haberse originado en África, aunque luego invadiesen el continente asiático.

Esta teoría se cimenta aún más si tenemos en cuenta que el centro de diversidad del género Anoplolepis es África y la hormiga loca (Anoplolepis gracilipes) es la única que se ha expandido más allá de este continente. De todas formas, todavía no se ha esclarecido el verdadero origen de la especie, pues se siguen encontrando evidencias filogenéticas que sitúan su distribución inicial en lugares diferentes.

Esta especie se encuentra en tierras húmedas y a baja altitud, aunque se han observado ejemplares a más de 1200 metros sobre el nivel del mar.

Expansión de la especie

Tal y como indica el Invasive Species Compendium (CABI), esta especie ha sido introducida de forma accidental en muchísimas regiones más allá del continente asiático. A continuación, te mostramos una lista con las ecozonas que ha colonizado, aunque se estima que son muchas más de las ejemplificadas en los listados taxonómicos regionales:

  • Región afrotropical: Emiratos Árabes Unidos.
  • Australasia: Australia y Nueva Caledonia.
  • Región indoaustraliana: Borneo, Fiji, Hawái, Indonesia, Malasia, Nueva Guinea, Palau, Filipinas, Samoa, Singapur, Islas Salomón, Tonga y otras muchas zonas más.
  • Región de malgache: Mauricio, Reunión y Seychelles.
  • Espacio neotropical: México y Chile.
  • Región oriental: Bangladesh, Camboya, India, Laos, Sri Lanka, Tailandia, Vietnam y otras zonas.
  • Región paleártica: China, Grecia y Japón.

Aunque su rango de distribución ya sea astronómico si tenemos en cuenta los datos oficiales, lo más probable es que la especie se haya expandido incluso por más regiones. El portal Antmaps.org ofrece un mapa de expansión un poco más exacto y actualizado de la hormiga loca.

Debido a su potencial colonizador, esta es una de las 100 especies más destructivas del mundo.

Una hormiga amarilla loca.

Características físicas

A. gracilipes destaca sobre otras muchas hormigas por sus extremidades anormalmente elongadas y solamente las bases de las antenas son 1,5 veces más grandes que la cabeza entera. La región cefálica es ovoide (mucho más larga que ancha), las mandíbulas poseen 8 dientes y las piezas antenales cuentan con 11 segmentos totales. Los ojos son grandes y evidentes.

Por su parte, el mesosoma (tórax) es muy elongado y el pronoto se extiende anteriormente, dándole a la estructura un aspecto de “cuello”. El metasoma (abdomen) también es elongado y presenta una coloración algo más oscura que el resto del cuerpo, amarillento a simple vista.

Esta especie destaca por sus antenas y extremidades anormalmente largas.

Comportamiento de la hormiga loca

La hormiga loca se ha definido como un “depredador carroñero“, característica común a otros muchos taxones invasores. Esta especie se alimenta de una gran variedad de fuentes orgánicas, como granos, semillas, artrópodos y materia en descomposición (cuerpos de vertebrados). Las colonias también atacan y desmiembran a pequeños invertebrados, como isópodos o arañas.

En las zonas en las que es introducida, esta especie puede agregarse de forma unicolonial, formando diversas supercolonias interconectadas con una densidad de obreras prácticamente inabarcable. Además, son hormigas polidómicas (una misma colonia tiene varios nidos dispersos) y poligínicas (un nido tiene más de una reina).

Según Ant Webun solo nido puede albergar cientos de reinas y miles de obreras a la vez. Debido a su potencial reproductor, esta especie ha batido el récord de “hormiga forrajeadora con más densidad poblacional del mundo”, por su expansión en la Isla de Navidad (Australia). En esta última región, la especie ha provocado verdaderos estragos ecosistémicos.

Las obreras viven unos 6 meses, pero la reina aguanta varios años y puede poner la friolera de 700 huevos en 12 meses.

Un potencial invasor inusitado

Como hemos dicho, la hormiga loca ha sido catalogada como una de las 100 especies invasoras más destructivas del mundo entero. Su capacidad para formar supercolonias, desplazar a otras especies y arrasar con todo lo que encuentra a su paso no ha pasado desapercibida, así que múltiples estudios han cuantificado sus efectos en los distintos ecosistemas.

Australia

En Australia, se han instaurado poblaciones grandes de la especie. Se cree que el cambio climático y el aumento global de las temperaturas podría hacer que la hormiga loca se expandiese por el territorio occidental del continente, lo cual provocaría pérdidas de hasta 3000 millones de dólares. Esta especie puede instalarse en las tierras de cultivo y arrasar con ellos.

Además, estos escenarios ni siquiera tienen en cuenta los posibles daños a la biodiversidad y fauna local. Se ha demostrado, por ejemplo, que la densidad de especies de hormigas endémicas disminuye drásticamente cuanto más se expande A. gracilipes en el ecosistema.

Isla de Navidad

El ejemplo más claro del potencial nocivo de la hormiga loca es su asentamiento y destrucción en la Isla de Navidad. En esta región, la especie ha acabado con más de 20 millones de cangrejos de tierra, uno de los pilares esenciales del equilibrio trófico del ecosistema.

Como cada vez hay menos cangrejos que depreden sobre semillas y herbáceas, ha crecido vegetación donde antes no había y se ha trastocado de forma profunda el funcionamiento de los bosques. El sobrecrecimiento arbustivo ha provocado que se disparen los números de cochinillas de las plantas (Coccoidea), lo cual se traduce en daños irreversibles en la flora que sí es endémica.

Los cangrejos terrestres han sido completamente exterminados en las zonas de la isla invadidas por esta hormiga.

Una anoplolepis superficial.

Como puedes ver, esta especie ha provocado problemas graves en algunos de los ecosistemas en los que se ha introducido. Es una hormiga muy difícil de erradicar y controlar, debido a las colonias masivas que produce y su método generalista a la hora de explotar diversos nichos ecológicos.

  • Anoplolepis gracilipes, CABI. Recogido a 29 de junio en https://www.cabi.org/isc/datasheet/5575
  • Anoplolepis gracilipes, Antmaps.org. Recogido a 29 de junio en https://antmaps.org/?mode=species&species=Anoplolepis.gracilipes
  • Lester, P. J., & Tavite, A. (2004). Long-legged ants, Anoplolepis gracilipes (Hymenoptera: Formicidae), have invaded Tokelau, changing composition and dynamics of ant and invertebrate communities. Pacific Science, 58(3), 391-401.
  • Wetterer, J. K. (2005). Worldwide distribution and potential spread of the long-legged ant, Anoplolepis gracilipes(Hymenoptera: Formicidae). Sociobiology, 45(1), 77-97.
  • Hill, M., Holm, K., Vel, T., Shah, N. J., & Matyot, P. (2003). Impact of the introduced yellow crazy ant Anoplolepis gracilipes on Bird Island, Seychelles. Biodiversity & Conservation, 12(9), 1969-1984.