Gusanos de la vejiga en gatos: causas y tratamientos

28 diciembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
Afortunadamente, la infección de gusanos de la vejiga en gatos es un padecimiento poco común

¿Conoces la existencia de los gusanos de la vejiga en gatos? Es una infección que se conoce como capilariasis y puede afectar también a los perros.

¿Qué es la capilaria?

La capilaria es un pequeño gusano, parásito interno, a menudo de menos de medio centímetro de longitud. Está estrechamente relacionado con los gusanos intestinales, aunque pueden vivir en una variedad de lugares dentro del cuerpo, como el hígado. La capilaria puede afectar tanto a perros como a gatos, aunque los perros se ven afectados con mayor frecuencia.

Nematodo Capilaria
Fuente: https://www.parasite-journal.org/

Especies de gusanos de la vejiga en gatos

Existen dos especies que pueden infectar la vejiga:

  • Pearsonema plica (también conocida como Capillaria plica): este parásito, generalmente, invade la pared de la vejiga, aunque también puede alojarse en partes del riñón. Esta especie afecta tanto a perros como a gatos.
  • Pearsonema feliscati (también conocida como Capillaria feliscati): este parásito vive en la vejiga, tal como el Pearsonema plica, y solo afecta a los gatos.

¿Cómo se infecta un gato con Capilaria?

Los gatos adquieren infecciones por Capilaria del medio ambiente. En los felinos que han sido infectados, la Capilaria vierte sus huevos en la vejiga. Estos huevos se liberan al medio ambiente cuando el animal orina.

Una vez que los huevos se liberan al medio ambiente, la infección se propaga de diversos modos. Por ejemplo, un gato que camina a través del suelo contaminado con huevos de Capilaria, al lamerse la pata, directamente ingiere los huevos. Otras especies tienen un ciclo de vida más complicado, ponen huevos que deben ser ingeridos por una lombriz de tierra y el nuevo huésped se infecta al comer la lombriz infectada.

¿Cuáles son los signos de la infección de gusanos de la vejiga en gatos?

En muchos casos, la presencia de gusanos de la vejiga en gatos no se traduce en signos de enfermedad. Cuando aparecen signos, los parásitos afectan las paredes de la vejiga y los riñones; por lo tanto, la infección puede provocar sangre en la orina, accidentes urinarios y esfuerzo para orinar.

El diagnóstico puede ser difícil porque, en muchos casos, los gatos infectados con Capilaria no muestran signos de enfermedad, pero el pronóstico para esta infección es bueno con el tratamiento adecuado.

¿Cómo se diagnostica la capilariasis?

El diagnóstico se realiza con base en un análisis de orina. Cuando se examina la orina bajo un microscopio, tu veterinario puede ver signos de inflamación, incluidas células sanguíneas o inflamatorias. Un examen adicional puede revelar los huevos microscópicos del parásito, que se vierten en la orina.

El diagnóstico puede ser difícil porque los huevos de los gusanos de la vejiga en gatos se vierten en la orina de manera intermitente. Por lo tanto, incluso si tu veterinario sospecha de Capilaria y analiza las muestras de orina, el diagnóstico puede ser difícil de confirmar.

¿Cómo se trata la Capilaria?

Una vez diagnosticada, los gusanos de la vejiga en gatos son relativamente fáciles de tratar. Una variedad de desparasitantes son efectivos contra especies de Capilaria, incluidos fenbendazol, ivermectina y milbemicina. Algunos de estos se administran como un tratamiento único, mientras que otros se repiten diariamente durante tres a cinco días. Tu veterinario te guiará sobre el tratamiento apropiado para tu mascota.

Gato se lame la pata

¿Qué medidas pueden ayudar a prevenir gusanos de la vejiga en gatos?

La probabilidad de infección puede reducirse limitando las oportunidades de tu gato para comer lombrices de tierra.

¿Existe la posibilidad de que las personas se infecten con la Capilaria del gato?

Este parásito no infecta a los humanos. Las personas pueden desarrollar parásitos similares, como es el caso de los oxiuros. Estos tipos de parásitos son especie-específicos, es decir, que limitan la infección a cada especie y, definitivamente, no podrían transmitirse de los gatos a otros congéneres.

  • Bédard, C., Desnoyers, M., Lavallée, M. C., & Poirier, D. (2002). Capillaria in the bladder of an adult cat. The Canadian Veterinary Journal, 43(12), 973. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC339923/
  • Studzińska, M. B., Obara-Gałek, J., Demkowska-Kutrzepa, M., & Tomczuk, K. (2015). Diagnosis and therapy of Capillaria plica infection: report and literature review. Acta Parasitologica, 60(3), 563-566.