Guía para entender la salud del pene de tu perro

La hiperplasia prostática benigna del can es la afección del órgano reproductor masculino más frecuente. Para prevenirla, es necesario conocer cómo es la forma normal del pene canino y qué procesos patológicos pueden suceder en él.
Guía para entender la salud del pene de tu perro
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez.

Última actualización: 05 diciembre, 2021

La salud del aparato reproductor canino es muy importante, ya que las patologías podrían comprometer su capacidad reproductiva. Además, al no saber expresar los síntomas de estas enfermedades, la mascota podría sufrir durante bastante tiempo si no se le atiende con cuidado. Por esta razón, es necesario que el tutor también tome conciencia de la importancia de la salud del pene de su perro.

Es normal pasar por alto las regiones privadas de la mascota, ya que no es cotidiano revisar sus órganos reproductores. A pesar de ello, se debe entender que las lesiones pueden ocurrir en cualquier parte del cuerpo del animal y hay que estar prevenido. Te traemos la siguiente guía para entender un poco más sobre la salud del pene de tu perro.

¿Cómo es el pene del perro?

De manera normal, lo que se observa a simple vista en el exterior del pene del perro es el prepucio. Esta estructura es una cubierta de piel tubular que protege el órgano reproductor mientras está en reposo. Dicho manto cobertor tiene unas glándulas por la parte interna que secretan el esmegma, una sustancia verde o amarillenta que suele salir del pene.

Lo anterior es normal en el cuerpo del can, puesto que le sirve para proteger y lubricar sus genitales. De hecho, el exceso del esmegma es retirado por el perro durante sus acicalamientos diarios. Por esta razón, no debes alarmarte si observas un líquido similar en el pene de tu mascota.

El órgano reproductor de los perros machos es muy peculiar, ya que se mantiene rígido a pesar de no presentar una erección. Esto se debe a que tiene un hueso peneano que cruza a lo largo de la estructura para mantenerlo rígido. Además, durante la excitación este órgano se extiende y se “descapucha” de su cubierta.

En la erección, el pene se observa como una estructura roja por completo y al cabo de unos minutos o máximo una hora debe volver a su posición normal. En canes este proceso es más pausado que en humanos, ya que la eyaculación es más lenta. Además, también es posible observar que la base del órgano reproductor (bulbo del glande) se hincha conforme aumenta la excitación.

La parafimosis canina se considera una emergencia veterinaria.

¿Cuándo debo preocuparme por la salud del pene de mi perro?

Si los perros tienen alguna incomodidad en su pene, tienden a lamerse de manera constante. Por esta razón, en caso de que observes esta conducta o cualquier signo diferente de lo normal, deberás llevar a tu can lo antes posible a una revisión con el veterinario. Ten en cuenta que una inspección visual rápida también puede servir para asegurar la salud de tu can.

Es muy importante que la salud del pene del perro se mantenga en valores adecuados durante toda su vida.

¿Cómo luce una infección en el pene del perro?

El esmegma puede ser confundido muy fácilmente con pus, por lo que algunos tutores se alertan al ver por primera vez este líquido. Sin embargo, en la mayoría de los casos de infección el pene no secreta otra sustancia aparte del esmegma ya citado. Aun así, pon atención a la conducta de tu perro: si pasa más tiempo acicalándose su órgano sexual, es posible que tenga alguna infección en proceso.

Este tipo de patologías suelen ser ocasionadas por bacterias, las cuales provocan una inflamación del pene y la parte interna del prepucio denominada balanopostitis. En consecuencia, el perro siente una intensa incomodidad e irritación que trata de disminuir lamiéndose. Uno de los signos más frecuentes es el cambio de color y cantidad del esmegma (el cual adquiere un tono sangre o amarillo).

¿Si observo que mi perro se lame el pene debo preocuparme?

Ten en mente que los perros se lamen el pene de manera natural para limpiarlo. Por esta razón, es normal que se acicalen sus zonas íntimas durante el día. No obstante, deberás preocuparte cuando tu canino haga esto durante gran parte de su tiempo, pues podría indicar que existe algún problema con su salud.

Si observas un cambio en cantidad y color del esmegma, heridas abiertas, dolor o letargia, acude de inmediato con el veterinario.

¿Qué pasa si sale sangre del pene de mi mascota?

La sangre en la orina o en las secreciones del pene de tu mascota es una señal de alarma. Esto puede ser ocasionado por varias patologías que tienen diversos orígenes. Antes de hacer cualquier autodiagnóstico, lo mejor es llevar al can con el veterinario para que detecte cuál es la razón de este sangrado. Algunas de las causas pueden ser las siguientes:

El pene de mi perro está desenvuelto, ¿es malo?

En una situación normal, una vez la erección termina el pene vuelve a recluirse dentro del prepucio. No obstante, si el órgano reproductor no ha vuelto a su posición inicial después de una hora, es necesario que acudas al veterinario. Esto puede ser ocasionado por algo tan simple como un pelo mal colocado, pero es mejor confirmarlo con un profesional para descartar otros problemas.

Ten presente que el prepucio funciona como una bolsa protectora y humectante, por lo que al estar mucho tiempo fuera de ella, el pene comienza a secarse y necrosarse. Por lo tanto, si no actúas rápido tu mascota podría portar serias lesiones aparte del problema inicial.

Mi perro tiene el pene hinchado, ¿es normal?

Durante la erección del perro su pene se comienza a hinchar para completar la monta con una hembra receptiva, lo cual es un proceso normal. Sin embargo, esto debe cesar de forma natural tras una hora (aproximadamente).

En caso contrario, la mascota podría estar enfrentándose a algún tipo de problema que debe ser corregido lo antes posible. Los casos más simples podrían ser ocasionados por una infección, aunque también se ven propiciados por tumores.

Recuerda que debes acudir con un profesional de la salud en el momento en el que detectes un problema con el pene de tu perro. Además, procura observa con mucha atención otros síntomas o conductas anormales, ya que esta información podría ayudar a tu veterinario.

¿Cuál es el color normal del pene de un can?

Como se mencionaba más arriba, el pene de los perros se mantiene envuelto en el prepucio durante la mayor parte del tiempo. Esta cubierta es muy similar a cualquier otra región de la piel, por lo que no debe haber ninguna dificultad al intentar identificar si se encuentra saludable (o no). También son características las secreciones amarillentas del esmegma, que son normales en pocas cantidades.

Por otro lado, cuando el órgano se encuentra erecto se puede apreciar una coloración roja o rosada muy similar a la piel de las mucosas. En algunos casos, el pene puede tornarse un poco más oscuro, pero todo debe volver a la normalidad cuando la erección termine. Acude de inmediato con tu veterinario si detectas cualquier cambio extraño en el color de estas regiones.

El pene de mi perro tiene sarpullido, ¿qué hago?

El prepucio es una cubierta que tiene el mismo aspecto que cualquier otra región de la piel. Por esta razón, puede llegar a tener erupciones por culpa de una reacción alérgica, una irritación por fricción o una picadura de insecto. El sarpullido en el pene del perro no debe ser alarmante si dura menos de un día, pero requiere atención si se extiende por más tiempo.

¿Qué es el bulto que tiene la base del pene de mi perro?

En la base del pene de los canes se encuentra el bulbo del glande, un tipo de almohadilla que se hincha por la cantidad de sangre que llega durante la erección. Es normal observar una especie de bulto en el órgano reproductor de la mascota, no obstante, esta estructura debe ser menos evidente cuando termina la excitación.

Si a pesar de esto sigues observando abultamientos en las regiones cercanas al pene, es mejor que acudas con el veterinario a una revisión. Esto podría ser ocasionado por varias razones, pero es mejor descartar cualquier patología grave con ayuda de un profesional de la salud animal.

Un perro con el pene al descubierto.

La salud del pene de un perro debe ser cuidada de manera asidua, al igual que cualquier otra parte del cuerpo. Por ello, una buena práctica es mantener una inspección visual de este órgano para confirmar que todo se encuentre en orden. Solo así podrás detectar si tu mascota tiene algún problema y actuar a tiempo para evitar complicaciones.

Te podría interesar...
9 consejos para alargar la vida de tu perro
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
9 consejos para alargar la vida de tu perro

Con estos consejos para alargar la vida de tu perro te asegurarás de garantizar la calidad de vida y una férrea salud a tu compañero canino.



  • Morales Segovia, B. (2019). Identificación de la microbiota genital de perros. Evaluación del potencial probiótico de las bacterias ácido lácticas (Doctoral dissertation, Universitat Autònoma de Barcelona).
  • Ruz Reveco, M. P. (2015). Patologías congénitas del sistema urogenital de resolución quirúrgica en perros (Canis lupus familiaris).
  • Stornelli, M. A., & Sota, R. L. D. L. (2016). Manual de reproducción de animales de producción y compañía. Series: Libros de Cátedra.
  • Elena, O. C. R., Aida, R. C., & Idalía, P. G. N. (1998). Manual zootécnico del perro.
  • Gallardo de Medrano, F. (2006). Estudio clínico-patológico y molecular durante la inducción, desarrollo y regresión de la hiperplasia benigna de próstata en perros Beagle. Universitat Autònoma de Barcelona.