10 formas de combatir el estreñimiento en gatos

Es fácil combatir el estreñimiento en gatos con una dieta equilibrada y ejercicio. Aquí encontrarás más consejos útiles por si a tu felino le cuesta ir a su caja de arena.
10 formas de combatir el estreñimiento en gatos
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez el 16 noviembre, 2021.

Última actualización: 16 noviembre, 2021

El estreñimiento en gatos es una fuente común de preocupación en los tutores. Los felinos que acuden a su arenero varias veces sin resultado, hacen gestos de dolor al evacuar o que directamente no defecan están emitiendo señales claras de que algo no va bien.

Es posible combatir el estreñimiento en gatos tomando una serie de medidas sencillas en la vida cotidiana, pero también es importante saber cuándo se debe acudir de urgencia al veterinario. Te mostramos toda la información en lo referente a esta temática.

Causas del estreñimiento en gatos

El estreñimiento en felinos domésticos se caracteriza por la producción de deposiciones poco frecuente o la dificultad para evacuar. Se considera que es una condición grave a partir de las 28-72 horas sin defecar.

Antes de ese periodo, el estreñimiento es leve y se puede solucionar con remedios caseros. Las causas de este cuadro clínico en cualquiera de sus variantes suelen estar entre las siguientes:

  • Tricobezoares: consisten en la aglomeración y el endurecimiento de los pelos en el tracto digestivo. Esta bola de pelo puede producir una obstrucción en el intestino, dificultando o impidiendo la defecación del animal.
  • Deshidratación: algunos gatos beben poca agua o la rechazan con facilidad. Si el animal se deshidrata, las heces se endurecen y es más difícil evacuarlas.
  • Presencia de un cuerpo extraño: si el gato ha ingerido algún objeto, como una cuerda o un trozo de juguete, este es capaz de obstruir el tracto intestinal en algún punto, impidiendo el paso de las heces.
  • Problemas de columna o cadera: si alguna enfermedad o lesión está afectando a esta zona, es posible que se estén presionando los nervios y produciendo dolor al gato cuando defeca. Es más común en ejemplares mayores.
  • Dolor o enfermedad: aunque el problema no se localice en la columna, cualquier dolor intenso o malestar propio de una enfermedad suele ocasionar que el felino se estriña.
  • Patologías subyacentes: algunos ejemplos de ello son sacos perianales inflamados, hipertiroidismo, enfermedad inflamatoria intestinal o presencia de tumores.
¿Qué hago si mi gato deja de usar el arenero?

Síntomas del estreñimiento

Además de la señal más evidente, que es que el gato no defeca o tiene dificultades para ello, existen otros signos a tener en cuenta. Los tienes a continuación:

  • Heces duras y secas.
  • Deposiciones en lugares anormales.
  • Vocalizaciones de dolor durante la evacuación.
  • Náuseas y vómitos.
  • Anorexia (falta de apetito).
  • Caminar de forma rígida o tensa.
  • Dificultad para saltar.
  • Cambios en el comportamiento, como ocultarse o mostrarse más irritable.

Muchos de estos signos podrían ser una señal de otras patologías, por lo que desde aquí siempre recomendamos acudir al veterinario a la más mínima sospecha. Este profesional es el único capacitado para hacer un diagnóstico diferencial y poner en marcha un tratamiento.

10 formas de combatir el estreñimiento en los gatos domésticos

No es nada recomendable dejar pasar la visita al veterinario. Un estreñimiento crónico puede ocasionar megacolon en los gatos, una enfermedad caracterizada por el agrandamiento del colon que se debe a la acumulación de heces. Llegados a este punto es posible que sea necesaria una intervención quirúrgica para extirpar una sección de intestino.

El mejor remedio para evitar que el cuadro se agrave será siempre prevenir. Para ello, a continuación te mostramos 10 formas de combatir el estreñimiento en gatos, así que no te lo pierdas.

1. Incrementa el consumo de agua

Tu gato debe tener siempre agua fresca y limpia disponible. Algunos ejemplares son muy selectivos con el agua y la rechazan en cuanto se ensucia un poco. En estos casos puedes adquirir un bebedero automático en cualquier comercio especializado, el cual mantendrá el agua en movimiento e incitará al gato a beber más a menudo.

Hay otras maneras de conseguir que un gato beba más agua: colocar varios bebederos por la casa, aromatizar el agua con productos específicos para ello o añadir caldo (sin sal ni grasa) al pienso seco. La comida húmeda también es una buena opción.

2. Revisa la dieta de tu felino

Es importante darle un pienso de calidad a estos animales, pues los déficits nutricionales son costosos de corregir. Comprueba los valores alimenticios del pienso seco que consume tu gato y cerciórate de que tenga todos los nutrientes que necesita.

Para que un pienso de mantenimiento sea de calidad debe incluir un 40 % de proteína limpia, un 30 % de grasa, un 6 % de fibra y un 8 % de ceniza. Los carbohidratos no deben exceder un 25 % del total.

3. Minimiza el estrés en el ambiente

Si compartes tu vida con un felino, sabrás que no le gustan los cambios. Estos animales son propensos al estrés y el estado emocional puede ocasionar estreñimiento. Asegúrate de revisar todos los aspectos de su rutina y su ambiente para verificar aquello que pueda estar poniendo a tu felino nervioso.

4. Evita la obesidad

Para combatir el estreñimiento en gatos es imprescindible mantener al animal en un peso saludable. La obesidad tiene el efecto de ralentizar los movimientos peristálticos del intestino, lo que a su vez dificulta la evacuación.

5. Aumenta la cantidad de ejercicio

Lo mejor para favorecer el movimiento del intestino en momentos de estreñimiento leve es moverse. Mantener activo a tu gato es una forma perfecta de que sus tripas estén en funcionamiento. Existen multitud de juguetes que te ayudarán a ello y, además, podrás pasar tiempo de calidad con tu felino.

6. Incluye fibra en la dieta

Se comercializan muchos productos específicos y preparados de fibra para añadir al pienso y ayudar a los gatos con estreñimiento. Si prefieres una dieta más casera también puedes usar avena, trigo o calabaza, entre otros. La fibra favorece el tránsito intestinal y se infla con el agua, dando volumen e hidratación a las heces.

7. Utiliza probióticos

Los probióticos son otra forma eficaz de combatir el estreñimiento en gatos cuando la fibra no tiene el efecto deseado. Estos productos regeneran la flora intestinal, por lo que son útiles para tratar las constipaciones causadas por la pérdida de estas bacterias beneficiosas en el entorno digestivo del félido.

8. Prueba la malta para gatos

Los preparados de malta para felinos domésticos son una buena solución para lubricar el tracto intestinal y favorecer la expulsión de las heces. Resultan muy útiles a la hora de tratar las acumulaciones de pelo en el intestino.

9. Consulta con tu veterinario el uso de laxantes

Si el veterinario lo ve conveniente, te recetará enemas laxantes, que son de fácil aplicación y concentran agua en el recto para hidratar las heces y facilitar su expulsión. No obstante, este tratamiento nunca es la primera opción, pues podría agravar otras dolencias y causar deshidratación.

Aunque algunos de estos enemas se pueden comprar sin receta en la farmacia, nunca debes utilizarlos por tu cuenta.

10. Ve al veterinario

Para terminar, el consejo que nunca debe faltar para ayudar a tu felino con su estreñimiento es acudir a la clínica. Es bueno que controles la forma, la consistencia y la hidratación de las heces del animal a diario, pues detectar esta condición a tiempo es la manera perfecta de ahorrarte disgustos a ti y complicaciones a él.

Un gato en el arenero.

Un estreñimiento ocasional no tiene por qué desembocar en una visita a la consulta, pero no pienses que es normal que un gato esté estreñido normalmente. Aunque no quiera beber agua o se estrese con facilidad, ir a su caja de arena debe ser regular y satisfactorio.

Te podría interesar...
¿Cuántas veces al día debe comer tu gato?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Cuántas veces al día debe comer tu gato?

Cuando tenemos mascotas surge la inquietud de cómo alimentarlas. Aprende cuántas veces al día debe comer tu gato para que lo mantengas sano.



  • Palmero, M. L., & Felino, G. C. C. (2013). De Estreñimiento a Megacolon. ¿Cómo evitarlo?.
  • Baciero, G. (2010). Fibra y salud digestiva en el gato. Argos: Informativo Veterinario, (123), 54-54.
  • Cassiano, F. C., & Reche Junior, A. (2011). Uso de prebióticos e probióticos em gatos-uma revisão. Clín. Vet., 98-104.