Cómo evitar las bolas de pelo en gatos

Yamila · 4 mayo, 2019
Si tu mascota pasa mucho tiempo limpiándose es probable que también regurgite pelo; las bolas de pelo en gatos son más frecuentes en ciertas razas, aunque todos son propensos a ellas en época de muda

Los felinos pasan una buena parte del día acicalándose. Este hábito tiene sus pros y sus contras, ya que, aunque quedan muy limpios, pueden tragar hebras que arrancan con su rasposa lengua. En este artículo te contaremos de qué manera evitar las bolas de pelo en gatos.

Las bolas de pelo en gatos, un peligro para su salud

Lo vemos constantemente lamiéndose las patas y cualquier parte del cuerpo… y al rato lo oímos toser varias veces hasta escupir o vomitar una bola de pelo. Es algo bastante desagradable que puede ser evitado.

Pero más allá de eso, debemos tener en cuenta que la acumulación de pelo en el estómago del gato puede ocasionar varios trastornos, como el estreñimiento, apatía, vientre hinchado, debilidad o falta de apetito.

Las bolas de pelo en gatos son más comunes en aquellas razas con pelaje largo como el Angora, el persa, el maine coon o el sagrado de Birmania. A medida que se limpian, arrastran hebras y se las tragan, lo que produce posteriormente regurgitaciones y hasta atragantamiento.

Además, debes tener en cuenta que cuando se producen las mudas de pelo, en primavera y otoño, los episodios con bolas de pelo aumentan. Por eso, debes ayudar a tu gato para que esto no sea un problema.

Consejos para evitar las bolas de pelo en gatos

Por supuesto que al ver a nuestra mascota ‘luchando’ con una bola de pelo que le ha quedado atrapada en la garganta queremos ayudarle… pero a veces no sabemos cómo. La mejor manera es evitar la producción de dichas bolas, aunque también podemos hacer más fácil su expulsión. Presta atención a estos consejos:

1. Cepíllalo a diario

Si tu gato es de una raza de pelo largo, como el bosque de Noruega o himalayo, te recomendamos que lo cepilles todos los días. En las tiendas de mascotas venden cepillos muy buenos, incluso con la forma de la mano para que sea más cómodo el proceso. Y si tu mascota no se deja cepillar, aprovecha hacerle mimos y así quitarle el exceso de pelo.

Qué hacer si tu gato pierde mucho pelo

2. Dale alimentos con fibra

Pregunta al veterinario sobre los mejores piensos que cuenten con una buena ración de fibra. Esto ayudará a los intestinos a deshacerse del pelo acumulado. Uno de los alimentos con más fibra es la malta. Puedes dársela mezclada con su comida habitual –por ejemplo, con el paté– o mojarle las patas… ¡Tendrá que lamerlas para limpiarse!

Juego para gatos por la comida

En las tiendas de mascotas puedes encontrar piensos especiales para gatos con pelo largo, así como suplementos laxantes para ayudarle durante la época de muda.

3. Usa un lubricante natural

Los aceites naturales –entre ellos el de oliva– son muy buenos para las bolas de pelo en gatos, ya que se convierten en lubricantes al momento de hacer sus necesidades. Si tu felino come pienso seco, vierte un poco por encima. De lo contrario puedes ponerle un poco en las patas para que lo ingiera al higienizarse.

Aceite de oliva para los gatos

4. No te olvides del agua

Otro lubricante de calidad es el agua fresca. Es muy importante que tu gato esté hidratado y, además, porque al beber estará ‘empujando’ las bolas de pelo de la garganta hacia el estómago y habrá menos posibilidad de que las regurgite.

Cómo beben agua los gatos

5. Coloca plantas de cebada en casa

Pregunta al veterinario si esta opción es adecuada. Algunas plantas, como la cebada, la valeriana o la hierba gatera sirven para que los felinos se purguen. Ten mucho cuidado porque muchas de las plantas que tenemos en casa son tóxicas para las mascotas. ¡Asegúrate de comprar la correcta!

Catnip o hierba gatera

6. Juega más

Algunos gatos se pasan el día acicalándose porque están aburridos. Otros porque tienen cierta obsesión con la higiene. Para evitar ambas causas, te recomendamos que juegues más con tu mascota. Además, los movimientos ayudarán en el tránsito intestinal. ¡Y mejorarás su estado de ánimo!

Gato jugando con su dueña.

En el caso de que ninguna de las técnicas indicadas anteriormente para reducir las bolas de pelo en gatos resulte, te recomendamos que consultes con el veterinario. Él te ayudará a detectar el problema y solucionarlo.

  • Hernández, C. A. (2014). Emergencias gastrointestinales en perros y gatos. Revista CES Medicina Veterinaria y Zootecnia. https://doi.org/10.21615/1030