¿Cómo es la hierba gatera?

Francisco María García · 28 diciembre, 2017
La hierba gatera ejerce un efecto narcótico en los gatos, el cual hace que se activen mucho más de lo habitual de lo que viene siendo en un felino

Son independientes y tranquilos, se educan fácilmente y requieren de pocos cuidados. Además, se adaptan a espacios pequeños, aportan bienestar a sus amos y son muy divertidos. Por esto y más, cientos de personas escogen a los gatos como mascotas. Les dan cariño y los dueños retribuyen los beneficios obtenidos ‘obsequiándoles’ un poco de hierba gatera. El delirio de los felinos.

Esta planta, parecida a la menta y a la hierbabuena, ejerce un efecto narcótico en los gatos. Al olerla comienzan a frotarse contra ella y a rodearla con euforia; es posible que la laman o pretendan devorarla. Después, en cuestión de segundos, empiezan a correr o a saltar por todo el lugar.

Considerada un estimulante natural, esta especie herbácea desata conductas extrañas en estos animales, pero ninguna que repercuta negativamente en ellos. Algunos se revuelcan en el suelo, se rascan, patalean y juegan mientras maúllan. Otros se relajan y fijan su vista al vacío, como si estuvieran hipnotizados. Es normal y les encanta.

Gato oliendo una planta

¿Qué es la hierba gatera?

Su denominación científica es nepeta cataria. Pertenece a la familia de las labiadas, compuesta por 250 géneros y 7 000 variedades, entre ellas la salvia, la menta y el mastranto. Su origen se ubica en África del Norte y el Mediterráneo, desde donde se extendió a varias regiones del mundo, incluidas las zonas templadas.

Aunque su nombre más común es hierba gatera, se la conoce también como menta gatuna, cataria, hierba de los gatos, nébeda, népeta, albahaca de los gatos y Catnip.

Tiene una supuesta acción expectorante y efectividad para calmar los dolores de barriga y acelerar la menstruación. Por ello, gozó de gran popularidad en la antigüedad. Tanto es así que aún se hallan plantaciones silvestres en Europa y América del Norte.

¿Cómo identificar a la hierba gatera?

Una de sus particularidades es que vive varias temporadas, ya que su sistema radicular absorbe el agua y los nutrientes del suelo; en los climas cálidos crece continuamente y suele medir 40 centímetros. Sus hojas son pecioladas, opuestas, con suaves bordes dentados y peludas en el dorso. Su tallo es grisáceo y sutilmente velludo.

De ella brotan pequeñas flores blancas o lilas, en una espiga pedunculada; forman ramilletes que se abren entre junio y agosto. Su rasgo característico es ese particular aroma mentolado que seduce a los gatos.

¿Qué tiene la planta que atrae a los gatos?

La hierba gatera tiene un componente activo llamado nepetalactona, que aparentemente simula la feromonas de los gatos. Es por ello que despierta comportamientos parecidos a los de la fase de apareamiento.

Las partículas de esta molécula se liberan al aire y entran rápidamente a las fosas nasales de estos animales. A partir de ahí, genera reacciones que pueden mantenerse de 5 a 15 minutos, e incluso repetirse dos horas después.

No todos los felinos responden a los efectos de la nepetalactona, pero sí la mayoría. Científicos afirman que dos de cada tres, sin distingo de raza y sexo, sucumben a los ‘encantos’ de esta planta.

Gato oriental comiendo hierba

Que no haya respuesta al estímulo de la cataria puede obedecer a factores hereditarios. Es decir, esto es posible debido a la ausencia de receptores sensibles a la influencia de su olor. De hecho, solo hasta que el gato cumpla los seis meses se podrá determinar el impacto de la hierba sobre él. Se dice, además, que las emociones suscitadas pueden ir disminuyendo conforme avance en edad.

¿Hay efectos adversos asociados a su ingesta?

El consumo en sí no es peligroso. Algunos han evidenciado malestar estomacal tras fuertes atracones, pero no es habitual. Otros, principalmente los machos, se muestran agresivos por su vinculación con el coito, pero bastará con alejarlo de la planta para que cese esta actuación.

En cualquier caso, la moderación es clave para prevenir eventualidades. Aunque la salud del animal no se vea comprometida, hay que mantenerlo en supervisión, pues los arrebatos podrían ser excesivos. Conviene cerrar las puertas y ventanas, y evitar el contacto con niños, hasta que retorne a su estado normal.

5 beneficios de la hierba gatera para los felinos

Los aportes de la hierba gatera han sido avalados por los expertos, y aprovechados para la fabricación de juguetes y productos comestibles: la oferta va desde peluches hasta golosinas y meriendas; también hay polvos, bulbos, hojas secas y aceites para colocar sobre sus pertenencias. Una dosis pequeña será suficiente para potenciar sus bondades:

  1. Facilita el adiestramiento, especialmente cuando se trata de incitarlo a usar su lecho y/o el poste de rascado.
  2. Promueve la relajación o el ejercicio.
  3. Controla la obesidad.
  4. Induce el juego.
  5. Afianza su salud mental.

En definitiva, brindar felicidad a las mascotas es un deber, y la de los felinos, como acabamos de ver, se encuentra en la hierba gatera. Literalmente los hace brincar de placer.