Fobia a los gatos: qué es y cómo actuar

Edith Sánchez · 2 marzo, 2019
La fobia a los gatos puede limitar severamente la vida, ya que estos animales están presentes en la vida cotidiana de buena parte de los hogares; con algo de esfuerzo y, a veces, con ayuda profesional, es posible superar el problema

Aunque para la mayoría de personas los gatos son animales simpáticos y amigables, para otros son una amenaza. Si al estar cerca de un felino sientes pánico, podrías estar sufriendo de fobia a los gatos.

La ailurofobia es un miedo extremo a tener contacto con los gatos. Pero como cualquier fobia, se trata de un miedo irracional. Es más grande el terror que sientes que el daño que te pueden causar.

Es muy habitual que este problema derive de una mala experiencia con los felinos. También son muchos los casos que tienen que ver con un miedo trasmitido por otra persona. La mayoría de las veces la fobia a los gatos se adquiere en la infancia. Por lo tanto, casi nadie es consciente de este trauma. Sin embargo, es un desequilibrio que se puede superar.

Causas de la fobia a los gatos

Aunque no es lo más común, puede que un felino te haya mordido o arañado en el pasado. O quizás tuviste otra experiencia desagradable, que se asociaba de alguna manera con los gatos. De todas formas, el  miedo es una señal sana que el ser humano activa para protegerse.

La fobia a los gatos también podría estar asociada a supersticiones negativas. Para algunas personas el gato tiene un significado de mala suerte. Así mismo, se le han atribuido poderes diabólicos o sobrenaturales. También existe el mito de que el gato tiene siete vidas y, por lo tanto, es un ser mágico. Sin embargo, estas representaciones son leyendas creadas culturalmente.

Fobia a los gatos

Muchos opinan que esta fobia surge por desconocimiento. Al igual que los perros, los gatos son mascotas inofensivas. Por eso, pueden convivir con cualquier persona sin ningún problema. Además, los felinos, son muy juguetones, cariñosos y amigables con niños y adultos. También son expertos en espantar roedores.

Síntomas del miedo a los gatos

Existen algunos síntomas característicos de la ailurofobia o fobia a los gatos. Aunque se reflejan de manera física, corresponden a un desequilibrio psicológico. Esto no quiere decir que esto sea un trastorno mental, sino que simplemente el cuerpo y la mente simbolizan un rechazo a través del miedo.

Alguien que tiene este tipo de fobia experimenta ansiedad, nerviosismo o pánico cuando está frente a un gato. Incluso llega a presentar sudoración, agitación, falta de aire y náuseas. En ocasiones aparecen ronchas u otras dolencias asociadas.

Algunas personas llegan a experimentar la sensación de quedarse paralizadas. Los síntomas aparecen inclusive al pensar y observar imágenes o videos de felinos. De igual manera, sienten miedo al pasar por lugares donde haya gatos. También se niegan a visitar a familiares y amigos que tienen estas mascotas. Aunque saben que es un miedo desproporcionado, tienen dificultades para controlarlo.

Ideas de cómo actuar para superar el problema

Lo primero que debes hacer es tener una actitud abierta y positiva. Es decir, mirar con sentido crítico las ideas y creencias negativas que tienes sobre los felinos. También es necesario que intentes identificar el origen de tu miedo. Podrías hacer un listado de las posibles causas que lo producen.

Gato enfadado

Una vez que hayas identificado la raíz de tu fobia será más fácil enfrentarla. Evitar a los felinos no es la solución. No hay otra forma de superar la fobia a los gatos que afrontándola en el mundo real. Pero no te alarmes, porque, como en todo proceso, debes ir a tu ritmo.

Podrías comenzar leyendo y viendo imágenes de gatos. Después sería bueno intentar acercamientos hacia los gatos y observarlos desde lejos. Realiza una rutina diaria o semanal en la que poco a poco vayas teniendo contacto con los felinos.

Cuando te encuentres cerca de los gatos, trata de realizar ejercicios de respiración pausada. Réstale poder al miedo y piensa que no va a ocurrir nada malo. Sencillamente déjate llevar por la situación, de manera natural.

Otras alternativas para vencer el miedo a los gatos

Inicialmente podrías ayudarte aprendiendo técnicas de meditación y relajación. Estas son herramientas efectivas para disminuir tu miedo. Sin embargo, si consideras que te resulta imposible avanzar, lo mejor es que consultes con un especialista.

Por fortuna, existe una gran variedad de tratamientos y métodos terapéuticos que sirven para superar esta fobia. De todos modos, tu voluntad juega un papel importante en este proceso. Es necesario que tengas disposición, constancia y convicción para llegar al final del proceso.

Verás resultados favorables y, por qué no, quizás llegues a amar los gatos. De no ser así, irás aprendiendo paulatinamente a convivir con estos animales. Se requiere de mucha tolerancia y paciencia. De esta manera, lograrás manejar tu miedo para llevar una vida más libre y menos limitada.

Capafons Bonet, J. I. (2001). Tratamientos psicológicos eficaces para las fobias específicas. Psicothema, 13(3).