¿Existen los insectos marinos?

Francisco María García · 2 enero, 2019
Los insectos acuáticos suponen entre el 3 % y 5 % del total de los insectos del planeta, pero no está tan clara la existencia de insectos marinos, de agua salada

En los últimos años la ciencia ha sido sorprendida por el inesperado descubrimiento de varios insectos acuáticos. No obstante, casi todas las especies identificadas habitan parcial o totalmente en masas de agua dulce. Por lo tanto, aún persiste el cuestionamiento de si existen o no insectos marinos, adaptados a las aguas con alta salinidad.

A continuación, vamos a conocer un poco más sobre los insectos acuáticos y te contaremos si existen insectos marinos en nuestro planeta.

¿Cómo son los insectos acuáticos?

Se denomina insecto acuático a todas aquellas especies de insectos que se desarrollan total o parcialmente en los ecosistemas acuáticos. Es decir, que habitan durante toda su vida o en algunas etapas específicas de su ciclo vital en los diferentes tipos de masas de agua.

En la actualidad se estima que los insectos acuáticos conocidos representan del 3 al 5% de todas las especies de insectos que habitan en el planeta. A pesar del pequeño porcentaje relativo, los científicos ya han podido reconocer a más de 10 órdenes que comprenden a numerosas especies de insectos acuáticos.

Aunque presenten una importante diversidad morfológica y de hábitos, todos los insectos acuáticos se han generado a partir de antepasados terrestres. Gracias a algunas evoluciones adaptativas en su anatomía y fisiología, estas especies han logrado adaptar su organismo a los ecosistemas acuáticos.

Muchas especies de insectos acuáticos pueden llegar a vivir toda su vida bajo el agua. No obstante, una parte de las especies conocidas desarrolla su etapa larvaria en los ecosistemas acuáticos. Algunas de ellas representan una grave alerta para la salud pública, como los mosquitos.

¿Cómo han podido sobrevivir los insectos en el agua?

Como hemos mencionado, los insectos acuáticos han evolucionado a partir de ancestros terrestres, que no estaban preparados para sobrevivir en el agua. Por ello, habitar en los ecosistemas acuáticos ha requerido profundos cambios a nivel anatómico, fisiológico y comportamental.

Vida en el mar.

El cambio más fundamental ha ocurrido en su sistema respiratorio, ya que los insectos terrestres están preparados para obtener oxígeno del aire. Pero vivir en el agua, lógicamente, requiere la habilidad de captar el oxígeno y oxigenar sus células en un medio acuático.

En la actualidad se conocen insectos acuáticos que consiguen captar el oxígeno disuelto en el agua. Estas especies han desarrollado branquias traqueales, que dan origen a una especie de ramificación con varias tráqueas.

No obstante, también existen especies que necesitan ir hasta la superficie para absorber el oxígeno directamente del aire. Quizá estas podrían ser las especies más primitivas, ya que aún no son capaces de vivir completamente sumergidas y dependen del medio terrestre para respirar.

En ambos casos, es común observar la presencia de un plastrón compuesto por varias espinas hidrófugas. Estas espinas se localizan alrededor de los espiráculos, que son pequeños orificios externos conocidos como ‘respiraderos’. Juntos, dan origen a un sistema respiratorio que actúa como una branquia.

¿Existen o no insectos marinos?

Ahora ya sabemos cómo ha sido posible que los insectos se adaptaran a vivir en medios acuáticos. Pero aún nos falta responder si existen o no los insectos marinos en nuestro planeta.

La gran mayoría de los insectos acuáticos habita únicamente en las masas de agua dulce. No obstante, existen algunas familias que han logrado adaptarse a las aguas con alta salinidad: habitan principalmente en las costas marinas.

Ephydra hians: mosca alcalina

Un ejemplo es la especie Ephydra hians, que habita en las aguas con altísimas concentraciones de sales del mar Muerto. Popularmente, es conocida como ‘mosca alcalina’ y puede ser considerada la prueba viva de que existen los insectos marinos.

¿Por qué no hay más insectos en el mar?

Como sabemos, los insectos pueden reproducirse con mucha facilidad y demuestran una increíble capacidad de adaptación a diferentes ecosistemas. De esta forma, es lógico que nos preguntemos por qué hay tan pocos insectos en el mar.

Desafortunadamente, aún no existe un consenso para explicar este fenómeno. Pero muchos científicos apuntan a que ello se debe a que los mares representan un medio muy inhóspito para los insectos.

Considerando la gran variedad de animales adaptados a la vida marina, los insectos tendrían una enorme cantidad de depredadores. Además, deberían luchar por territorio con otras especies que ya estaban previamente adaptadas a este medio, lo que sería una clara desventaja.

También se debe tener en cuenta que respirar en el agua salada requiere una enorme adaptación evolutiva del sistema respiratorio. Si observamos la complejidad del organismo de los peces y crustáceos marinos, entendemos que la adaptación de seres terrestres a la vida marina requiere profundos cambios en su anatomía y fisiología.

Se estima que estas serían las principales razones por las que la gran mayoría de los insectos acuáticos habitan en aguas dulces, y de ahí que existan muy pocos insectos marinos conocidos en nuestro planeta.