Enseña a tu perro a cantar

Mariela Ibarra Piedrahita · 15 octubre, 2015

Si te encanta compartir cosas nuevas con tu mascota y enseñarle nuevos trucos, te recomendamos seguir estos breves consejos y estarás listo: ¡Enseña a tu perro a cantar!

Lo ideal cuando educas a tu perro es hacerle las actividades lo más amenas posibles, variando incluso algunas estrategias para enseñarle cosas divertidas que le ayude a mejorar su vínculo contigo.

De hecho, esta puede ser una actividad muy entretenida, que no necesariamente significará ruidosa si logras educar a tu mascota para que no suba demasiado el volumen de sus aullidos.

¿Puedo enseñarle a mi perro a cantar?

Sí, esto es muy factible. Aunque implicará un poco de compromiso, puede lograrse de una manera relativamente fácil.

A diferencia de muchos animales, los perros han estado con nosotros durante milenios, por lo que se han adaptado bien al ruido que producimos, y que puede terminar ahuyentando a la mayoría de las especies.

Eso sí, no te excedas con el volumen de la música: recuerda que tu perro tiene el oído mucho más sensible que los humanos y puedes llegar a lastimarlo, o por lo menos irritarlo, con un sonido muy alto.

Para lograr que tu perro cante, puedes usar diversos métodos, que dependerán básicamente de tus recursos y tu tiempo:

perro y musica

Haz que escuche un instrumento

Básicamente, el primer método de entrenamiento corresponde a enseñarle a dar un ladrido corto ante una señal acústica determinada.

Para que tu perro haga esto, primero debes acostumbrar al perro al instrumento que selecciones. Trata de que no sea uno que lo espante; de lo contrario, será difícil lograr el entrenamiento. Podemos usar una campanilla o un tambor.

Aprovecha cuando tu perro ladre y toca el instrumento dándole la orden “sing”. Después recompénsalo: al principio no entenderá muy bien de qué se trata, pero con el tiempo lo irá captando.

El objetivo es simplemente reforzar lo que tu perro está haciendo de forma natural en los momentos precisos. Al finalizar el entrenamiento, él deberá ser capaz de reconocer el instrumento como la orden para empezar a ladrar o aullar si sabe hacerlo.

Con ayuda de amigos

Entrenar a tu perro será mucho más fácil si tienes otro can que conoce la orden de sing. Los perros son animales muy sociales, por lo tanto, no querrá quedarse fuera del juego.

Empieza las sesiones con el perro que está entrenado en presencia del que quieres enseñar, refuerza la conducta que quieres lograr a través de las recompensas; para él será más fácil entender la dinámica de lo que quieres si está siguiendo a un compañero.

perro ladrando

Estimulando el aullido

Si no cuentas con un instrumento o una mascota que te ayude a reforzar el comportamiento, puedes hacerlo estimulando el ladrido o el aullido, aunque esto será un poco más difícil al comienzo, aunque no mucho.

Lo primero que debes hacer es lograr que tu perro aúlle. Inténtalo haciendo ruido (aúlla tú mismo de ser necesario) o haciéndoles caras, normalmente los perros se comunican con nosotros, además del lenguaje corporal, con gruñidos leves, aullidos y ladridos.

Aprovecha cuando este haga ruido, por muy breve que sea, y di la orden “sing”, recuerda que debes hacer esto cuantas veces sea necesario para que tu perro logre asociar la palabra con la acción.

Cuando lo haga, prémialo como se merece, ten en mente que los premios para los perros no consisten exclusivamente en golosinas. También puedes acariciarlo o dedicarle unos cuantos mismos, ya que servirán igualmente de refuerzo, porque lo que tu perro más desea es complacerte.

Por último, recuerda que con paciencia se consigue mucho, así que no pierdas el entusiasmo, sé constante y más pronto que tarde estarás cantando al lado de tu nuevo Pavarotti.