Enfermedades de los hurones, causas y prevención

Algunas de las enfermedades que afectan a los hurones pueden llegar a ser mortales. Por suerte, la mayoría son prevenibles y tratables mediante procedimientos médicos.
Enfermedades de los hurones, causas y prevención
Sebastian Ramirez Ocampo

Escrito y verificado por el médico veterinario y zootecnista Sebastian Ramirez Ocampo.

Última actualización: 02 noviembre, 2022

Es una realidad que los hurones son cada vez más populares en los hogares de las personas en diferentes partes del mundo. Gracias a sus simpáticas características y buen comportamiento, estos mamíferos ganan cada día más terreno como animales de compañía. Aunque de cierta manera estas mascotas son menos exigentes que un perro o un gato, requieren de ciertos cuidados preventivos para evitar el desarrollo de enfermedades no deseadas.

Es por eso por lo que te traemos las principales enfermedades que pueden presentar los hurones, así como sus causas y la mejor manera de prevenirlas. Si eres propietario de uno, este artículo será perfecto para ti. Si no es el caso, de igual manera sabrás qué medidas tomar en caso de adoptar un pequeño hurón.

Distemper o moquillo

Esta enfermedad de origen viral es una de las patologías de mayor importancia en términos de salud de los hurones. Es causada por un Morbillivirus y puede llegar a generar la muerte de nuestra mascota. Los síntomas que se presentan por la infección incluyen descarga nasal y conjuntival, anorexia y fiebre. En fases más avanzadas, los hurones muestran dermatitis generalizada, infecciones respiratorias, diarrea, neumonía y esplenomegalia.

Los signos neurológicos se presentan en estados finales de la infección e incluyen temblores musculares, hiperexcitabilidad, salivación excesiva, convulsiones y finalmente la muerte. El pronóstico del distemper es malo una vez se presentan los desórdenes del sistema nervioso.

Causas   

Como se mencionaba anteriormente, esta enfermedad es causada por un virus RNA del género de los Morbillivirus y de la familia Paramyxovirus. Es transmitida a través del contacto con secreciones nasales, oculares, heces y orina de animales infectados. Los hurones pueden adquirir el distemper directamente de perros, zorros, mapaches u otros mamíferos de su misma especie. El período de incubación del virus es de 7 a 10 días, con presencia de viremia generalizada dos días después del contagio.

Prevención

La única manera de prevenir esta patología es mediante la vacunación. Actualmente, existen 3 vacunas comerciales efectivas contra el virus del distemper en hurones. Es importante manifestar que, para crear una correcta inmunidad en el animal, las vacunas utilizadas no deben ser cultivadas en células de hurón. Por lo general, no se presentan reacciones ante la inmunización, aunque algunos animales pueden presentar algo de fiebre.

hurones

Rabia

Al igual que el moquillo, la rabia es producida por un virus pero del género Lyssavirus. Los hurones que contraen esta enfermedad presentan principalmente cuadros neurológicos como temblores musculares, cefalea, vómitos, espasmos, parálisis, convulsiones, y muerte. La rabia es zoonótica, es decir, que puede transmitirse desde los animales hacia los seres humanos. No obstante, de acuerdo con el artículo científico Emerging Zoonotic Diseases in Ferrets, en la actualidad no hay casos reportados de rabia transmitida por hurones a personas.

Causas

La enfermedad se transmite mediante la mordedura de animales infectados o a través del contacto directo de heridas con saliva de estos. Por otro lado, no existe riesgo de transmisión transplacentaria.

Prevención

Al no existir un tratamiento específico para esta enfermedad, la mejor estrategia es la prevención mediante la vacunación. La primera vacuna contra la rabia en hurones se aprobó en el año 1990 por parte de la USDA. Se recomienda iniciar con la primera dosis a los 3 meses de edad, con revacunación anual de por vida. De igual manera, las vacunas deben ser de virus muerto para evitar cualquier riesgo de producir la enfermedad en animales sanos.

Influenza

Los hurones que adquieren esta enfermedad presentan infecciones respiratorias, descargas nasales, conjuntivitis, fiebre y anorexia. Por lo general, con un adecuado tratamiento antibiótico, los síntomas suelen resolverse en 4 a 5 días. En casos más graves, el cuadro clínico puede presentarse hasta dos semanas después de la infección. Es importante resaltar que, al ser un virus zoonótico, puede transmitirse de un hurón infectado a un humano sano y viceversa.

Causas

Los hurones se contagian de influenza tipo A y B y la pueden adquirir por el contacto con secreciones nasales u oculares de otro hurón o humano infectado.

Prevención

A pesar de no existir una vacuna específica para hurones, estos se pueden inmunizar con vacunas humanas. Sin embargo, de acuerdo a varios estudios, estas no generan una buena respuesta del sistema inmune del animal. Por lo tanto, si eres propietario de un hurón y se te ha diagnosticado la enfermedad, lo ideal es evitar el contacto directo con tu mascota.

Enfermedad Aleutiana

Causada por un parvovirus, esta enfermedad se caracteriza por generar una activación de la respuesta inmune de su huésped. Con el tiempo, se inician a formar complejos de antígenos-anticuerpos que se depositan sobre los tejidos causando inflamación.

Los animales infectados presentan signos clínicos como pérdida de peso, caquexia, diarrea, esplenomegalia y desórdenes neurológicos como parálisis y convulsiones. Aunque no existe un tratamiento específico para esta patología, se han manejado algunos casos con antibióticos, antiinflamatorios y terapia líquida de soporte.

Causas

Se origina a partir de un parvovirus y se transmite a través del contacto directo con orina, saliva, sangre y heces fecales de un animal enfermo o por objetos contaminados como los guantes.

Prevención

En la actualidad no existen vacunas para la prevención de la enfermedad Aleutiana. Se recomienda realizar chequeos periódicos con un médico veterinario para identificar o descartar oportunamente la presencia de la patología.

hurones

Enteritis catarral epizoótica

Los hurones contagiados por esta enfermedad presentan vómito y diarrea con abundante moco. Además, dado que este virus impide que la mucosa intestinal absorba correctamente los nutrientes, los hurones afectados manifiestan pérdida de peso y anorexia. Aunque su morbilidad es de un 100 %, la mortalidad es baja con solo un 5 %. Su terapia se basa en líquidos y medicamentos antibióticos para atacar las infecciones secundarias.

Causas

Esta enfermedad es causada por un coronavirus y se transmite por el contacto con heces fecales infectadas por parte de un animal sano.

Prevención

No existe vacuna para impedir la infección por este virus. Se recomienda una vez se identifiquen síntomas compatibles con la enfermedad, se lleve a los hurones para su revisión con un médico veterinario.

Los hurones suelen tener una expectativa de vida de entre 5 a 8 años bajo los cuidados adecuados de su propietario. Ahora que conoces los síntomas, causas y prevención de las principales enfermedades en hurones, es tu deber identificar el inicio de cualquier patología para su oportuna atención en una clínica veterinaria.

Te podría interesar...
Comportamiento de los hurones
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Comportamiento de los hurones

Los hurones se pusieron de moda como mascota hace unos años. Hoy en día se puede ver a personas que pasean con hurón por la calle como si fuera un ...



  • Lennox AM. Respiratory Disorders in Ferrets. The veterinary clinics of North America Exotic animal practice. 2021;24(2):483-93.
  • Wyre NR. Emerging Zoonotic Diseases in Ferrets. The veterinary clinics of North America Exotic animal practice. 2020;23(2):299-308.
  • Schoemaker NJ. Ferret Oncology: Diseases, Diagnostics, and Therapeutics. The veterinary clinics of North America Exotic animal practice. 2017;20(1):183-208.
  • Wade LL. Vaccination of Ferrets for Rabies and Distemper. The veterinary clinics of North America Exotic animal practice. 2018;21(1):105-14.
  • Williams ES, Thorne ET. Infectious and parasitic diseases of captive carnivores, with special emphasis on the black-footed ferret (Mustela nigripes). Revue scientifique et technique (International Office of Epizootics). 1996;15(1):91-114.