Elegir un ave como mascota: consideraciones

Francisco María García · 26 octubre, 2017

Elegir un ave como mascota requiere conocimiento y cuidados para proporcionar un ambiente adecuado al desarrollo óptimo del animal. Por ello, hoy traemos las principales consideraciones a tener en cuenta antes de optar por un pájaro doméstico.

Tenencia legal y responsable

El tráfico de animales silvestres es una dura y triste realidad que afecta a casi todos los países. Amenaza la supervivencia de muchos animales e incentiva la tenencia irresponsable.

Antes de nada, es preciso aclarar que muchas especies no están permitidas como mascotas. En España, existe una lista grande y detallada de animales silvestres cuya tenencia es ilegal. Es indispensable consultarla antes de elegir un ave como mascota.

Es necesario recordar también que la crianza en cautiverio de aves en riesgo de extinción es considerada un delito. El dueño puede ser sometido a sanciones económicas severas, así como a penas legales.

Por ello, es un deber asegurarse acerca del origen del animal y escoger responsablemente el establecimiento donde comprarlo. Jamás se debe negociar con particulares o tiendas sin registro oficial. En estos casos, el riesgo de financiar el mercado negro de tráfico de animales es muy alto.

Agapornis con un peluche en el pico

¿Qué tener en cuenta antes de elegir un ave como mascota?

Tener una mascota no es un hobby, y los animales no son juguetes descartables. Son seres vivos y sensibles que merecen y necesitan respeto, atención y dedicación de sus propietarios.

La palabra “ave” denomina un grupo muy grande y diverso de más de 300 especies adaptadas a la vida aérea. Por ello, antes de elegir un ave como mascota, es necesario entender las necesidades de cada especie. Así, se pueden evitar arrepentimientos que ponen en riesgo el bienestar del animal.

A continuación, proponemos los principales aspectos a considerar antes de decidir tener un pájaro como mascota.

1. Tamaño y espacio disponible

Existen aves de diferentes tamaños: desde pequeñas codornices y canarios hasta loros de gran porte.

Se debe elegir una especie que pueda adaptarse confortablemente al espacio disponible en tu hogar. Cualquier animal puede enfermar y presentar conductas negativas cuando es sometido a un ambiente desfavorable.

2. Socialización y domesticación

Otro factor determinante son las capacidades de socialización y domesticación. Igual que los perros, los pájaros pueden mostrar mayor o menor facilidad para convivir con humanos y otras mascotas.

Cuando se trata de un hogar con niños, por ejemplo, el nivel de socialización del ave debe ser elevado.

3. Nivel de experiencia del propietario

Es una regla básica para todas las mascotas: los principiantes deben elegir especies más fáciles de cuidar y manipular. Lidiar con aves de gran porte y con muchas necesidades específicas, requiere conocimiento y mucho tiempo. Lo mismo vale si el futuro propietario es un niño.

4. Adecuar presupuestos

Algunas aves pueden resultar ser mascotas realmente caras. Y no solamente por su precio de adquisición en una tienda de animales legalizada. También por los suplementos dietéticos, la atención veterinaria especializada y los cuidados apropiados durante toda su vida.

Igualmente, se deben considerar los gastos como acondicionar el ambiente, juguetes, alimentos y complementos diversos para la salud del animal.

5. Expectativa de vida

Este es un tema muy delicado para todos los amantes y propietarios de pájaros domésticos. Infelizmente, algunas especies tienen una expectativa de vida muy corta y es necesario estar preparados.

Los canarios, los periquitos y los jilgueros presentan una expectativa de vida máxima de 15 años. Las cacatúas pueden vivir de 12 a 20 años. Mientras que los loros y los guacamayos llegan a cumplir más de 50 años.

Un canario posando encima de un palo

Elegir un ave como macota: cuidados necesarios para su bienestar

Un propietario responsable debe proporcionar las condiciones adecuadas de crecimiento y desarrollo para su mascota. Para eso, es necesario conocer los hábitos y los cuidados que ella requiere para vivir saludablemente.

Un pájaro enfermo significa un riesgo no solo para sí mismo, también para el hogar. Por ello, apuntamos los principales aspectos de la crianza responsable de un ave doméstica:

  1. Alimentación equilibrada y natural, incluyendo las semillas, granos y adecuados para su fortalecimiento.
  2. Juguetes e infraestructura que incentive su desarrollo físico y emocional.
  3. Medicina preventiva: visitas al veterinario, desparasitación, vacunación, higiene adecuada, etc.
  4. Elegir una jaula adecuada a su tamaño.
  5. Ambiente adecuado, buscando recrear las condiciones óptimas de su hábitat natural.
  6. Prevención al frío, al calor y a la intemperie.
  7. Adiestramiento y socialización.
  8. Amor, cariño y respeto.

La tenencia responsable es válida para todas las especies.