Elefanta de 73 años, ciega y sorda llora cuando es rescatada y vuelve a la libertad

Una elefanta que fue víctima de maltrato durante toda su vida, fue liberada por una organización de rescate y hoy en día es muy feliz. ¡Descúbrelo!
Elefanta de 73 años, ciega y sorda llora cuando es rescatada y vuelve a la libertad

Escrito por Support MContigo

Última actualización: 25 octubre, 2022

Aún en la actualidad, hay una gran cantidad de personas que solo ven a los animales como un medio para obtener ganancias económicas. A causa de esto, los explotan día a día y perjudican su estado de salud.

Pues, los fuerzan a hacer lo que ellos quieren, incluso cuando los animales se encuentran completamente exhaustos y no tienen las suficientes fuerzas para seguir. Además, los golpean para atemorizarlos y cumplir su cometido.

Debido a ello, les causan una gran cantidad de lesiones físicas que se pueden convertir en afecciones irreversibles. Además, les hacen desarrollar varias heridas emocionales.

Tal como ocurrió con una elefanta que fue esclavizada durante sus 73 años de vida. Por tal razón, tenía un estado de salud lamentable y necesitada de una ayuda urgente.

Sin embargo, un grupo de rescatistas fue alertado de esa situación e intervino de inmediato para ponerla en libertad. En este artículo te compartimos todo lo que ocurrió en esta historia.



La desgarradora realidad que vivió durante 7 décadas

Sook Jai es una elefanta que durante sus 73 años de vida estuvo en cautiverio y fue usada como un recurso turístico. Pues, siempre la obligaron a transportar a los turistas por las montañas de Tailandia.

Tanto así que cuando estaba completamente cansada, la forzaban con una carreta de palos. Así mismo, la golpeaban para que no se detuviera en ningún momento.

A raíz de ese deplorable trato, en una de las agresiones la dejaron ciega para toda la vida. De igual manera, dañaron su audición.

No obstante, la crueldad que la rodeaba era tanta que a pesar de esas afecciones, la siguieron sometiendo a realizar esas largas caminatas día tras día.

Pero, por fortuna, una organización llamada “Elephant Nature Park” se dio cuenta del maltrato del que era víctima la elefanta y la sacaron de ese entorno lo más rápido posible.

Las lágrimas de la elefanta.

El rescate

En el instante en el que los rescatistas se percataron del angustiante estado en el que estaba la elefanta, se adentraron en el lugar y manifestaron que se llevarían al animal. Pues, aparte de la ceguera y la sordera, eran evidentes las señales de maltrato que tenía en todo el cuerpo.

Debido a ello, le brindaron algo de alimento y, posteriormente, la subieron a un camión. Esto debido a que el objetivo era trasladarla hasta un santuario natural en el que pudiera desplazarse por donde quisiera y conociera la libertad.

Sin embargo, el camino hasta aquel sitio era bastante largo y, por lo tanto, la misión de los rescatistas era mantener a la elefanta tranquila y hacerle saber que sus intenciones eran buenas. De esa manera, desde el primer momento la llenaron de las caricias que nunca había podido tener.

De igual manera, cuando se hizo de noche, cubrieron el camión con varias mantas para que el frío no la perturbara. Y, del mismo modo, cuando comenzó a hacer calor al otro día, quitaron esos elementos protectores para que pudiera sentirse fresca.

A raíz de esas atenciones, la elefanta entendió que por primera vez en su vida estaba rodeada de personas de buen corazón que se encargarían de brindarle una mejor calidad de vida. Por tal razón, se emocionó y le brotaron varias lágrimas de sus ojos.

Mira el video en el que hay una imagen detallada en la que se presencia ese acontecimiento:

La llegada al santuario

Tras pasar las largas horas de recorrido y ser testigos de lo conmovida que estaba Sook Jai, los rescatistas llegaron junto a ella a la reserva natural. De ese modo, la llevaron hasta el entorno en el que podía sentirse más a gusto.

Es así como hoy en día la elefanta se la pasa disfrutando de lagos en los que puede refrescarse y de céspedes en los que puede caminar a su ritmo.

Adicional a esto, tiene acceso a varias zonas llenas de lodo en las que puede sumergirse a jugar cada vez que lo desee.

En consecuencia de ello, está claro que esta elefanta pasará una vejez llena de dignidad y de los mejores cuidados. Además, puede estar tranquila de que nunca jamás quedará expuesta al maltrato.

De esa manera, esta historia vuelve a demostrar que las organizaciones de rescate les brindan una segunda oportunidad de vida a los animales más necesitados. Por lo tanto, requieren que la sociedad les proporcione un apoyo continuo.

Te podría interesar...
Veterinaria ayudó a salvar elefantes con prótesis para que puedan volver a caminar
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Veterinaria ayudó a salvar elefantes con prótesis para que puedan volver a caminar

Chloe es una veterinaria que, como voluntaria, ayudó a un sinnúmero de elefantes víctimas de minas terrestres y trampas. Conoce su historia.



  • DA Derecho Animal. La dignidad de los animales [Internet]. España: DA Derecho Animal; (s.f). [citado 14 de junio de 2022].

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.