El wetterhoun: el perro de aguas frisón

Laura Huelin 12 abril, 2018
Esta raza de caza está especializada en el ambiente acuático, y es que no solo su comportamiento le acompaña, pues su pelaje es graso para impermeabilizarlo; estuvo a punto de desaparecer, pero se recuperó tras la Segunda Guerra Mundial

El wetterhoun o perro de aguas frisón es una raza de perro europea especializada, como dice su nombre, en la caza acuática. Debido a este trabajo ha desarrollado un pelo especial; si quieres descubrirlo, te contamos todo sobre esta raza.

Historia del wetterhoun

El wetterhoun aparece por primera vez hace casi 400 años en Holanda. No se sabe a ciencia cierta qué razas se mezclaron para resultar en este perro, pero se supone que una de ellas fue el antiguo perro de aguas, hoy desaparecido.

Su función principal era la de la caza de pequeños mamíferos, como mustélidos y nutrias. Además, también cobraba las piezas de caza como aves acuáticas: se probó que era buen trabajador en la tierra, pero se desarrollaba mucho mejor en el agua.

A pesar de que es un perro trabajador y eficiente, durante principios del siglo XX estuvo casi a punto de desaparecer. Como con otras tantas razas, al terminar la II Guerra Mundial un grupo de criadores se unieron y reivindicaron la raza, y así es cómo se recuperó, hasta nuestros días.

Características del wetterhoun

El wetterhoun es un perro de tamaño mediano, casi grande. Los ejemplares adultos pesan entre 25 y 30 kilogramos, y alcanza una altura hasta la cruz de entre 55 y 60 centímetros.

Perro de aguas frisón
Fuente: https://pixabay.com / Marjoleine

Una de las características físicas que lo diferencian de otras razas de perros cazadores son sus ojos: son oblicuos, lo que le da una expresión única. Algunas personas opinan que le dan un aire sombrío o rabioso; otros dicen que da la impresión de tener una mirada muy atenta.

Las orejas del wetterhoun son redondeadas en la punta y las lleva caídas a los lados de la cabeza; son de inserción más bien baja. La cola es larga y la lleva enroscada encima de la espalda o a un lado de esta.

Puede aparecer en pocos colores: solo se aceptan el negro sólido, el marrón sólido o el blanco con manchas negras o marrones. Se podría aceptar también el marrón y el negro sin manchas blancas.

La característica más propia de esta raza es el pelo. El pelo de todo el cuerpo, excepto la cabeza y las extremidades, tiene rizos densos y prietos. El pelo de este perro es fuerte y grueso, y no tiene una subcapa de pelo lanoso.

El pelaje es áspero y grasiento al tacto: así es cómo impermeabiliza su capa exterior para poder trabajar en el agua sin irritarse la piel ni verse afectado por el frío.

Comportamiento del wetterhoun

Este es un perro de caza acuática, por lo que instintivamente le gusta el agua y disfruta chapoteando en todos los lugares que puede. Son perros simpáticos y divertidos, afectuosos con su familia, pero desconfiados con los extraños.

Foto wetterhoun
Fuente: https://pixabay.com / Marjoleine

El wetterhoun es un gran perro guardián: también se empleó para proteger el ganado y la casa. No es habitual que se muestre agresivo, pero es testarudo y persistente en su trabajo. El cariño que siente por su familia le llevará a protegerla de los intrusos o personas que sienta que no son de confianza.

Son perros inteligentes, pero, sobre todo, son trabajadores. Es fácil adiestrarlos mediante el refuerzo positivo, y su tamaño hace que sea contraproducente intentar enseñarles mediante el castigo o un enfoque tradicional. Buscando su interés y reforzando sus avances, su educación es fácil de afrontar en cualquier momento de su vida.

Cuidados del wetterhoun

Las enfermedades hereditarias a las que se puede enfrentar esta raza de perro afectan especialmente a los ojos y las articulaciones. Es necesario que un veterinario evalúe cada año la salud del animal para garantizar su bienestar y para prevenir males posteriores.

Además, debido a que es un perro de caza, y encima acuático, es especialmente importante seguir un calendario de vacunas y desparasitación estricto. También es conveniente examinarle con frecuencia las orejas, ya que por su forma y el ambiente húmedo tienden a formarse hongos o desarrollarse infecciones.

No se debe abusar con los baños a esta raza de perros. El pelo está recubierto de una capa de grasa que lo impermeabiliza, pero demasiados baños pueden dañar esta capa: se quedaría expuesto a enfermedades de la piel y a otros problemas capilares.

El wetterhoun es un perro trabajador y fiel. Tiene un gran carácter para vivir en una familia, a pesar de que cuando se cruce con un charco pueda no dar el mejor ejemplo a los niños porque correrá a jugar con el agua. Sin embargo, en la playa o en el río puede convertirse en el perro más feliz del mundo.

Fuente de la imagen principal | http://www.dogbreedstandards.com/

Te puede gustar