El quebrantahuesos: características y curiosidades

Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Elsa M. de Arribas
· 20 febrero, 2019
El quebrantahuesos es una de las aves que generan temor y admiración, pero, ¿qué se sabe sobre ellos?

El quebrantahuesos pertenece a la especie Gypaetus barbatus. Es una de las aves rapaces más conocidas en España, al localizarse en el pasado en diferentes regiones montañosas, todas ellas superiores a los 1000 metros.

Desgraciadamente, por diferentes circunstancias, las poblaciones han mermado drásticamente en los últimos tiempos. En la actualidad la única población de esta especie existente en nuestro país se localiza en la Cordillera Pirenaica.

Características generales

El buitre siempre ha generado respeto y temor a partes iguales. Sus alas extendidas alcanzan una envergadura de entre dos y tres metros de largo, lo que, junto con su pico fuerte y curvo, alimentan la leyenda que se cierne sobre esta especie.

Una característica llamativa de esta especie es su llamativo plumaje, que sufre diferentes transformaciones, desde que la cría nace hasta que madura a un individuo adulto. A lo largo de su crecimiento, el quebrantahuesos experimenta dos ciclos de muda.

El primer ciclo comienza en su primer año de edad hasta el cuarto año. El segundo ciclo acontece desde el tercer hasta el séptimo año, aunque puede variar individualmente.

Además, esta especie presenta dimorfismo sexual. El dimorfismo sexual permite diferenciar a las hembras de los machos gracias a diferentes rasgos que definen su fisonomía externa. Por ejemplo, las hembras de esta especie son mayores en tamaño y peso. También en la longitud y la altura del pico o en la longitud de la cola.

Quebrantahuesos: hábitat

Alimentación y hábitat

Tienen mala fama debido a su característico tipo de alimentación, ya que son necrófagos. Sin embargo, su alimentación se basa fundamental del consumo de componentes óseos para poder sobrevivir. Este tipo concreto de dieta se denomina osteófaga y, actualmente, esta especie es la única reconocida mundialmente con este tipo de alimentación.

Para poder profundizar en el tipo de presas capturadas por esta gran ave, los científicos han de realizar observaciones directas para recoger datos más objetivos a la hora de cuantificar la dieta de esta especie.

Margalida et al. (2016) determinaron que, en su mayoría, los grupos ovinos o de caprinos, así como el grupo cunícula (conejos), eran las presas seleccionadas. Por el contrario, se registró una tendencia negativa hacia aquellos animales pertenecientes a los grupos vacuno, equino o porcino.

Normalmente, los ejemplares adultos son capaces de ingerir como máximo huesos con un tamaño de 250 milímetros de largo y 35 milímetros de ancho. Para solventar el problema y poder ingerir huesos de mayor tamaño, utilizan los rompederos.

Los rompederos son superficies rocosas contra las que lanzan los huesos para destrozarlos. Así, pueden ingerirlos. La localización de los rompederos suele ser en zonas cercanas a los nidos, con pendiente y expuestas al viento.

Habitualmente, el individuo adulto almacena los huesos en los posaderos –donde prepara e ingiere los huesos–, los rompederos y los nidos.

Quebrantahuesos: alimentación

Su área de distribución se localiza en zonas con escasa población humana y no en infraestructuras derivadas de la acción humana. Principalmente, se concentran en sistemas montañosos.

Curiosidades del quebrantahuesos

Una práctica observada en ejemplares juveniles es el cleptoparasitismo. El cleptoparasitismo consiste en la hostigación a otras aves para que suelten a sus presas. Se ha observado a quebrantahuesos acosando a otras aves, como el águila real.

Es uno de los ejemplos característicos de animales monógamos. Sin embargo, en los Pirineos se han observado tríos poliándricos. Se cree que es debido a la saturación del hábitat, que dificulta el asentamiento de las aves en edad reproductora.

El proyecto Life + ‘redquebrantahuesos’ 2013-2018 está centrado en la recuperación y preservación de esta ave rapaz en los Parques Nacionales de Picos de Europa, Ordesa y Monte Perdido, pertenecientes a la red Natura 2000.

Además de este proyecto, otros programas dirigidos y gestionados por la Fundación de Conservación del Quebrantahuesos (FCQ) han sido realizados en ambos parques durante más de 21 años. El objetivo principal es que esta ave rapaz, que se encuentra en el Catálogo Nacional de Especies Amenazas en la categoría de Especie en Peligro de Extinción, reduzca su nivel de  peligro.

Según los redactores de este proyecto, la supervivencia de la población española de quebrantahuesos está condicionada a tres factores principales:

  • Su reducido tamaño poblacional.
  • Su restringido rango de distribución (Cordillera Pirenaica).
  • Dificultad de realizar exitosamente la colonización de nuevos territorios.

Si este artículo le ha resultado interesante, puedes encontrar otros artículos relacionados como El cálao de yelmo, un pájaro con un pico más caro que el márfil. Y,  para conocer un poco más a esta ave tan particular, el artículo Curiosidades del quebrantahuesos es fascinante.

  • Margalida, A., Suert, E. P. De, Amigos, S. De, & Csic, M. (2016). Quebrantahuesos – Gypaetus barbatus ( Linnaeus , 1758 ).
  • Quebrantahuesos, F. P. L. C. Del. (2006). El Quebrantahuesos: apuntes sobre su biología. Ecosistemas, 15(2), 89–100. https://doi.org/10.7818/RE.2014.15-2.00
  • Gil, Juan Antonio; Pérez López-López, C. & P. (n.d.). ( Gypaetus barbatus ) REPRODUCTORES EN EL PIRINEO CENTRAL ( ARAGÓN-ESPAÑA ). Anuario Ornitológico de Aragón, viii, 1–16.