El parque natural de Masai Mara

Fue fundado en 1961 y cuenta con una extensión de 1 500 km²; en ella destacan mamíferos muy diferentes, entre los que se incluyen voraces depredadores

Es una de las reservas más importantes y conocidas de África y está localizada en Kenia. El parque natural de Masai Mara protege a cientos de especies vegetales y animales típicas de la región de sabana. Conoce más sobre esta reserva, también destino turístico, en el siguiente artículo.

Características del parque natural de Masai Mara

Situada al sudoeste de Kenia y dentro de la gran región del Serengueti (continuación del parque nacional del mismo nombre), Masai Mara fue bautizado de esa manera en honor a la tribu masái que habita la zona y por el río Mara, que lo cruza.

El parque natural Masai Mara tiene un territorio de 1 500 km² y fue fundado en 1961. Comprende tres secciones dentro del gran valle del Rift: el pantano de Musiara, el triángulo de Mara y Sekenani.

La mayor parte de la reserva pertenece al ecosistema de sabana y la fauna se concentra en la parte occidental, ya que la oriental no ofrece espejos de agua.

¿Cómo es la fauna del parque natural de Masai Mara?

Una de las principales características de esta reserva es que en su territorio habitan ni más ni menos que los ‘cinco grandes de África’: rinoceronte negro, búfalo, elefante, leopardo y león. Sin embargo, no son las únicas especies características y representativas. Algunas de ellas son:

1. Ñu

Es el verdadero poblador del parque, debido a que su población se cuenta en millones. El ñu –foto que abre este artículo– es un antílope de gran tamaño con crines largas, barbas a los costados del cuello y patas con pezuñas afiladas.

Es un herbívoro muy común en todo África y forma rebaños numerosos, los cuales migran según la estación en busca de hierbas frescas. Las hembras dan a luz en la estación lluviosa, y las crías ya pueden caminar apenas nacen.

Los depredadores de los ñu son los grandes carnívoros de la sabana como el guepardo, el león o el cocodrilo, quienes aprovechan la ‘lentitud’ de los más jóvenes. La técnica para escapar del peligro es la huida, ya que si bien presentan cuernos ganchudos, solo son usados por los machos en la época de reproducción.

2. Hiena

La hiena es otro de los animales característicos de esta reserva keniata, el más pequeño de los carnívoros y muy parecidos a los caninos en cuanto a su aspecto. Corre muy rápido y atrapa a sus presas con los dientes.

Animales necrófagos o carroñeros: hiena

Se trata de un animal nocturno, aunque puede salir de su madriguera en la madrugada cuando escasea la comida. Vive en grupos familiares y cazan congregados. Una de sus principales características es que ‘ríe’ de forma macabra, según se dice, para espantar a los competidores por las presas.

3. Gacela de Thomson

Este mamífero de la familia de los bóvidos es de los más ágiles de su especie. Vive en el parque natural de Masai Mara, concretamente cerca de fuentes de agua de pradera. Debe el ‘apellido’ Thomson gracias al explorador escocés que lo descubrió en el siglo XIX.

Gacela de Thomson

Esta gacela tiene un pelaje muy bonito: dorso marrón arena, vientre blanco, franja marrón en el medio del cuerpo, y cola corta y oscura. Los machos presentan cuernos largos y levemente torneados hacia atrás, que les sirven para pelear con otros ejemplares durante la época de celo.

4. Guepardo

También conocido como ‘chita’, es el felino más veloz de la tierra –puede alcanzar los 115 km/h– y su principal alimento es la gacela de Thomson. Por este motivo, el guepardo es uno de los protagonistas principales de la reserva natural Masai Mara.

Guepardo: velocidad

Con unos 150 centímetros de longitud más unos 80 centímetros de la cola, el guepardo tiene un pelaje característico claro con manchas negras a excepción del rostro y los costados del cuello. Caza en horas centrales del día mientras los demás depredadores duermen y, gracias a su vista privilegiada, puede detectar presas a grandes distancias.

Su técnica reside, además, en no apresurarse ni gastar energías; solo sale de su escondite cuando la presa está cerca o ha ‘analizado’ toda la situación. El guepardo no tiene uñas retráctiles, pero estas le ayudan a aumentar la tracción al correr.

Te puede gustar