El mejor caballo para la hípica

Francisco María García · 24 abril, 2018
En general, estos equinos son considerados unos animales muy inteligentes y nobles, aunque hay una serie de razas que destacan sobremanera en los deportes ecuestres

El caballo es uno de los animales más hermosos y nobles del mundo. Desde tiempos inmemorables ha tenido un lugar especial dentro de las actividades desarrolladas por el ser humano y la hípica no es la excepción. Pero, ¿cuál es el mejor caballo para la hípica?, ¿cuál es el mejor semental de salto?

El mejor y más sobresaliente caballo para la hípica

Existen muchas razas de caballos. Cada uno de ellos posee algo que los hace únicos y especiales, y es que los caballos son unos animales extraordinarios que no han dejado de acompañar y sorprender al hombre con todo lo que son capaces de hacer.

Sin embargo, cuando se habla de hípica, hay una raza que destaca por encima de las demás. A lo largo de la historia, el caballo denominado warmblood o sangre templada, ha sido y continúa siendo considerado como el mejor caballo para la hípica.

Caballo warmblood

Estos caballos son de origen europeo y al mismo tiempo se diversifican en diferentes razas, aunque cabe señalar que todos parten de un tronco en común.

Los extraordinarios caballos warmbloods han sido los protagonistas y ganadores de la mayoría de las competiciones y certámenes ecuestres que se han llevado a cabo a nivel mundial. También han tenido un buen papel en las Olimpiadas.

Tipos y características de los warmbloods

Raza warmblood

Warmblood Oldenburgo

Este extraordinario semental tiene su origen en Baja Sajonia. En un principio fue utilizado para el enganche, pero con el paso del tiempo se constató su fortaleza y rápidamente se convirtió en uno de los ganadores de las competiciones de caballos. En cuanto al físico, tiene una altura entre los 160 y 172 centímetros, y sus miembros son cortos, pero muy fuertes.

Warmblood Hannoveriano

Sin duda alguna, el Warmblood Hannoveriano es considerado como el mejor caballo para la hípica. Su origen es alemán y es criado bajo los más estrictos regímenes de excelencia. Mide 170 centímetros y una de sus características más llamativas es su largo y delgado cuello. Posee, además, un torso de tamaño medio, fuerte y resistente.

Warmblood Westfaliano

También procedente de Alemania, el Warmblood Westfaliano se ha hecho un espacio como uno de los mejores sementales de los certámenes ecuestres. Su físico destaca por la perfecta armonía de sus proporciones; mide 170 centímetros y es uno de los favoritos de los jinetes por su carácter dulce y dócil.

Warmblood Selle Français

El Selle Français se caracteriza por poseer una constitución ósea muy robusta. Su altura oscila entre los 155 y 170 centímetros y es un semental sumamente fuerte, ágil y flexible, características ideales para las competiciones.

A diferencia del Westfaliano, el temperamento del Selle Français es mucho más fuerte. Eso sí, la energía e inteligencia que derrocha, también lo ha convertido en uno de los favoritos.

Los Warmblood más destacados

Warmblood Holsteiner

Durante mucho tiempo, esta raza de caballo fue utilizada para el enganche y otros trabajos agrícolas. No fue sino hasta el siglo XX cuando los criadores comenzaron a producir sementales más estilizados y ligeros, ideales para los deportes ecuestres, y que acabaron destacando como caballos de salto.

Caballo de tiro irlandés

El caballo de tiro irlandés es uno de los sementales más hermosos y elegantes que existen. Su hermosa estampa se combina a la perfección con su fuerte estructura ósea y con sus musculosos cuartos traseros. Definitivamente, se trata de uno de los grandes ganadores de la hípica.

Warmblood Trakhener

Este ejemplar originario de Prusia destaca por su trote flotante. Además, posee una resistencia y energía extraordinarias, y unos cuartos traseros muy fuertes. Su altura oscila entre los 160 y los 175 centímetros.

Warmblood Lusitano

Tiene su origen en la península ibérica. Es un caballo que combina muchas cualidades, empezando por su carácter noble y su gran inteligencia. Tiene una altura promedio de 163 centímetros y un dorso corto pero muy fuerte, al igual que sus cuartos traseros, los cuales son sumamente musculosos.

Existen otros ejemplares de la raza Warmblood que también se han destacado en los deportes ecuestres. Las razas que hemos visto son consideradas las mejores y las que han ganado más títulos en las diversas competencias de salto.

Estos caballos no solo son fuertes y excelentes para la hípica, sino también unos animales extraordinariamente nobles e inteligentes. Por ello, siguen conquistando el corazón del ser humano.