El macho de la avutarda se automedica para cortejar a la hembra

12 diciembre, 2018
Este artículo fue redactado y avalado por el abogado Francisco María García
Los ejemplares masculinos de la avutarda ingieren una sustancia tóxica que elimina parásitos y combate infecciones, de manera que presentan un aspecto más saludable para atraer a las hembras

Popularmente, conocemos como avutarda a diferentes especies de aves voladoras de notable robustez que abundan en la península ibérica. Recientemente, las avutardas han vuelto a captar la atención de la comunidad científica por su peculiar forma de cortejo.

Se ha descubierto que los machos de la avutarda se automedican con pequeñas dosis de una sustancia tóxica para conquistar a las hembras. Esta es una de las muchas curiosidades sobre la avutarda que te invitamos a descubrir en este artículo.

Curiosidades y datos de interés sobre la avutarda

  • Las avutardas son las aves voladoras más pesadas

Hasta día de hoy, la avutarda es el ave voladora más pesada que ha sido reconocida por los expertos. Además, representa la especie más robustas que habitan en Europa.

También es interesante resaltar que las avutardas muestran un dimorfismo sexual muy evidente, con la facilidad que supone reconocer a machos y hembras. En algunas especies, como en la avutarda común, el macho puede superar el tamaño de la hembra en tres o cuatro veces.

Estas aves también se diferencian notablemente en su peso corporal y la robustez de su aspecto. Mientras las hembras no suelen superar los seis kilos, los machos pueden alcanzar los 15 kilos en la edad adulta.

  • España es ‘el paraíso’ de las avutardas

Aunque puedan ser vistas en toda Europa, se estima que cerca de la mitad de la población total de avutardas habita en España. Su expansión ha sido favorecida por el avance de la agricultura y su fácil adaptación a los hábitos humanos.

Avutardas en España

En la actualidad, las avutardas en España se concentran en las plantaciones de cereales, principalmente al sur y centro de la península ibérica.

Por ello, resulta fácil observarlas volar por el cielo de la península ibérica, en especial cuando nos encontramos en las zonas de las llanuras. Sin embargo, algunas especies se encuentran en riesgo de extinción por culpa de la caza deportiva.

  • Su silencio las define más que su canto

Al contrario de la mayoría de las aves que son identificadas por su canto, la avutarda se caracteriza por silencio. Su comportamiento es discreto y silencioso, inclusive durante las épocas de apareamiento. Por esta razón, suelen ser conocidas entre los aficionados e investigadores como ‘aves mudas’.

Además, las avutardas son asustadizas y permanecen en un constante estado de alerta. De esta manera, pueden identificar fácilmente la presencia de depredadores y escaparse rápidamente. Por ello, resulta difícil acercarse a una avutarda en estado silvestre, pues probablemente alzará el vuelo al percibir cualquier ruido.

  • Los machos de la avutarda se automedican para cortejar a las hembras

Los machos de la avutarda ingieren pequeñas cantidades de dos especies de coleópteros que contienen una sustancia tóxica llamada cantaridina. No obstante, su organismo ha desarrollado cierta tolerancia que les permite consumirla moderadamente y beneficiarse de sus propiedades medicinales.

Según los investigadores, los machos llevan a cabo este comportamiento por dos razones. Su intención al ingerir una sustancia potencialmente tóxica voluntariamente sería no solo cortejar, sino también eliminar los parásitos de su cuerpo y combatir infecciones.

Avutarda: reproducción

En realidad, es muy probable que ambos objetivos estén relacionados. La ausencia de parásitos y enfermedades permite al macho exhibir un mejor aspecto y una óptima salud, lo que aumenta sus posibilidades de conquistar a las hembras.

Las hembras también suelen consumir coleópteros, pero solo los machos seleccionan las dos especies con alto contenido de cantaridina. Esta peculiar forma de conquistar a su pareja es vista en muy pocas especies del reino animal. Por esta razón, las avutardas han vuelto a despertar la curiosidad de la comunidad científica.

  • Su cola expuesta puede estar relacionada con la automedicación

Las avutardas tienen la cola expuesta y los machos presentan un plumaje blanco alrededor de su cloaca. Los expertos apuntan a que esta característica probablemente está conectada con su forma de cortejas a las hembras. ¿Cómo es posible?

Cuando un macho se acerca, la hembra hace una detallada inspección en su cloaca antes de aceptar su cortejo. Este comportamiento visaría verificar la buena salud y ausencia de parásitos, para elegir una pareja sana y vigorosa.

De esta forma, es posible que su tolerancia a la cantaridina esté relacionada también con los aspectos morfológicos de la avurtarda macho. Al tener la cola expuesta y en color blanco, el macho podría ‘presumir’ de su buena salud y resistencia ante las hembras, lo que le daría motivos para elegirlo.