El lechuzón orejudo: la lechuza más grande de Suramérica

Guillermo Bisbal · 16 enero, 2019
El lechuzón orejudo es una lechuza de gran tamaño que es considerada la más grande de Suramérica; es un ave carnívora que se distribuye por todas las zonas templadas del continente americano

El lechuzón orejudo, también conocido según la región como búho americano, búho cornudo o búho real americano es una especie que pertenece al orden Strigiforme de la familia Strigidae. Su nombre científico es Bubo virginianus y posee al menos 16 subespecies.

El Bubo virginianus es la lechuza más grande de Suramérica. Su nombre Bubo deriva del latín y significa búho. El epíteto virginianus hace referencia al estado de Virginia en Estados Unidos.

En el ámbito internacional es considerada como una especie de preocupación menor. Sin embargo, se encuentra incluida en el apéndice II de la Convención Sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES).

Características del lechuzón orejudo

Los machos miden alrededor de 51 centímetros y pesan de 680 a 1 450 gramos. Las hembras miden alrededor de 60 centímetros y pesan entre 1 000 y 2 500 gramos.

Su cuerpo es robusto, su cabeza redondeada, su pico corto y su cola es relativamente pequeña en comparación a sus anchas alas. No tiene orejas sobresalientes y, como dato curioso, su oído externo izquierdo está situado un poco más bajo que el derecho.

Pese a que en ciertas regiones es llamado búho cornudo, no posee cuernos. Este nombre deriva de la presencia de mechones de plumas situados a cada lado de su cabeza que se asemejan a cuernos y orejas largas. Las hembras cuentan con un parche de incubación en la zona inferior del cuerpo.

Bubo virginianus: hábitat

Plumas marrones cubren todo el cuerpo del búho desde las patas hasta las garras. Esta coloración permite al búho camuflarse entre los árboles. En la cara presenta discos blancos bordeados de negro y penachos auriculares. También presenta garganta blanca y un pecho color ocre con unas pocas estrías negras.

Los ejemplares inmaduros son de color naranja rojizo con el parche blanco de la garganta más reducido y opaco, y los penachos auriculares más cortos.

Distribución y hábitat del lechuzón orejudo

El lechuzón orejudo o búho cornudo presenta una amplia distribución, desde la región Neártica en Alaska hasta el centro-oriente de Argentina. Por ello, se encuentra más ampliamente distribuido en zonas frías de tierras altas y zonas templadas. En general, tolera altitudes desde el nivel del mar hasta 3 353 metros.

El lechuzón orejudo habita en un amplio rango de tipos de vegetación, desde zonas boscosas, manglares, desiertos, páramos, vegetación secundaria, matorrales asociados a zonas boscosas, plantaciones y sabanas con árboles aislados. Por tanto, se distribuye en casi todos los climas, con excepción de la tundra y áreas tropicales lluviosas donde aparece esporádicamente.

Esta especie está asociada a paisajes fragmentados y es considerada tolerante a las actividades humanas. Se puede observar ocasionalmente en parques, en ciudades y pueblos.

Alimentación del lechuzón orejudo

El lechuzón orejudo es un ave carnívora y su eficaz sentido de la vista le permite cazar desde pequeños insectos hasta medianos vertebrados. Se considera un cazador oportunista, pues no está especializado en una presa específica.

Lechuzón orejudo: alimentación

La alimentación diaria del lechuzón depende de la disponibilidad de presas, pero la mayoría de estas son vertebrados terrestres. Su dieta incluye generalmente: zarigüeyas, ratones, ratas, conejos, liebres, mofetas, puercoespines, patos, gansos, otras aves, serpientes y otros reptiles, ranas, sapos, peces, invertebrados como escorpiones, escarabajos, crustáceos, y hasta animales domésticos.

Reproducción y comportamiento del lechuzón orejudo

Puede anidar en nidos viejos de otras aves grandes que, por lo general, son cavidades en el tronco de grandes árboles. También anida en palmas altas, en la ramificación principal de un árbol, en cornisas y en ocasiones sobre el suelo.

Pone de uno a seis huevos, los cuales son incubados durante 28 a 37 días por la hembra, quien es alimentada por el macho durante la noche. Las crías vuelan más o menos a las 10-12 semanas después de la eclosión y permanecen bajo el cuidado de sus padres hasta por cinco meses más.

Sus hábitos son nocturnos, aunque realiza actividades al anochecer y al amanecer, de manera solitaria o en pareja. Rara vez caza durante el día y, cuando captura sus presas, lo hace en el suelo efectuando caídas abruptas desde grandes alturas. Las presas pequeñas las traga enteras mientras que las presas grandes las desmiembra.

Además, es un ave sumamente territorial. El lechuzón orejudo ulula para defender su territorio o buscar pareja. El sonido que sale de su garganta suena al típico “hoo-hoo, hoo-hoo” y es tan sonoro que puede escucharse a varios kilómetros de distancia.

Hilty, S. L. y W. L. Brown (2001). Guía de las Aves de Colombia. Princetn. Univ. Press, Princeton, NJ.