Disfraza a tu mascota en Halloween

Virginia Duque Mirón · 22 febrero, 2019
¿Has pensado disfrazar a tu mascota en Halloween? Pues prueba con algunas de estas ideas sencillas y baratas que son geniales... ¡Triunfarás en la fiesta!

Se aproxima Halloween y seguro que ya tienes tu disfraz, pero ¿y el de tu mascota? ¿No habías pensado que ella también puede disfrazarse? Pues apúntate a la moda de llevar contigo a tu mascota en Halloween y hazle un disfraz que dé miedo. Te damos unas ideas para que no pases desapercibido.

Haz un disfraz para tu mascota en Halloween

Sin importar cuál sea la mascota que tengas, puedes disfrazarla en esta fiesta tan especial que te gusta disfrutar. Estas son algunas ideas que harán que tu mascota luzca aún más guapa:

León

Si lo que quieres es que tu mascota asuste a su paso, una melena de león será más que suficiente si tienes un perro grande y peludo con un color similar al de un león. Un ejemplo de esto podría ser un golden retriever o un labrador.

Estamos seguros de que con esta idea la primera reacción de la gente será dar un salto, aunque cuando miren dos veces y se den cuenta de la dulce carita de tu perro, todo se tornará en halagos y caricias.

Frankestein

Si tienes un perro tipo bóxer o pitbull, un poco de maquillaje será más que suficiente. Recuerda comprar uno sin químicos que no dañen a tu mascota. Los mejores suelen ser los que se usan para niños, pues dada la sensibilidad de su piel están preparados de manera que no dañen la piel.

Solo se trata de que le dibujes cicatrices en la cara y el cuerpo al más puro estilo Frankestein. Y si, además, consigues una especie de diadema con tornillos en una tienda de disfraces y la pones tras su cabeza, ya tendrás un disfraz de lo más completo.

Esqueleto

Si tu perro es de tamaño mediano o grande y de un color oscuro, con un poco de maquillaje blanco puedes dibujar un esqueleto que atemorizará a todo el que lo vea. Es un disfraz muy creativo y barato con el que presumir de mascota en Halloween.

Fantasma

Tan sencillo como coger una vieja sábana en la que hacer un agujero para los ojos y la nariz de tu mascota. Sin duda, será un fantasma muy adorable al que todos querrán achuchar.

Disfrazar a tu mascota en Halloween de fantasma

Calabaza

Puedes optar por hacer un disfraz de calabaza con goma espuma permitiendo que tu mascota pueda ver, sacar sus patas por él y respirar, por supuesto. Otra forma más sencilla de disfrazarlo de calabaza es pintar una vieja sábana de color naranja en la que puedes colgar pequeñas calabazas que hayas hecho a mano.

Para darle un toque más especial puedes dibujar en estas diferentes caras, como terroríficas, divertidas o asustadas. Seguro que triunfas con tu mascota en Halloween.

Disfrazar a tu mascota en Halloween de calabaza

Mago

Disfrazar de mago a tu mascota, ya sea un perro o un gato, es tan fácil como hacer una capa negra y un gorro como el que tenía el mago Merlín. Si quieres que dé un poco de miedo, hazlo en negro, pero si lo que buscas es un toque divertido, puedes encontrar una tela azul con estrellas o negra con ranas o cualquier otra que creas que te puede servir. En la imaginación están los límites.

Martini

Y como el alcohol–para algunos– puede ser protagonista de la fiesta de Halloween, ¿por qué no disfrazar a tu mascota de una copa de Martini? Es tan fácil como ponerle un collarín de los que se usan cuando tienen lesiones en el cuello y hacer un pincho de aceitunas con fieltro. Estas las podrás ‘rellenar’ de anchoas o pimiento rojo, que le dará un toque de color al disfraz.

Ya ves que estas ideas son sencillas y baratas, y seguro que escojas la que escojas tu mascota y tú seréis los reyes de la fiesta de Halloween. ¿Te animas a probar alguno?