Disentería en gatos: causas y síntomas

24 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
La disentería en gatos puede ser difícil de establecer: según el segmento intestinal afectado, el sangrado en las heces no siempre se ve enrojecido. En este artículo comentamos lo que debes tener presente.

La disentería en gatos y en otros animales se caracteriza por evacuaciones líquidas o semifluidas, acompañadas de sangre. Te contamos más a continuación:

La disentería en gatos puede no ser fácil de detectar

Uno de los problemas más comunes en gatos es la diarrea y el malestar gastrointestinal. Aun así, según el estilo de vida de tu gato, es posible no estar al tanto de sus hábitos de baño.

La mayoría de los gatos defecan una vez al día. En caso de una deposición normal, el olor no debería noquearte y su consistencia debe permitir manejarla fácilmente.

Ahora bien, la sangre en las heces de un gato puede ser difícil de identificar. Si la sangre se origina en el tracto intestinal inferior, especialmente el colon distal –intestino grueso– o la región rectal, lo más probable es que parezca sangre fresca. ¿Cómo lo detectas? Con frecuencia se descubren gotas o manchas rojas o rosadas en los costados de la caja de arena y en la parte superior de las heces.

Por otro lado, si el sangrado se origina en la parte superior del tracto intestinal, particularmente en el intestino delgado, será negra o marrón. Este cambio de color se debe a la digestión parcial de la sangre por enzimas secretadas en el intestino delgado. Esta sangre, a menudo, aparecerá como manchas oscuras, motas o granos de café.

Es importante tener en cuenta que tanto el estreñimiento como la diarrea pueden causar sangre en las heces de los gatos. La sangre roja brillante sin diarrea ni heces duras y secas, generalmente, indica que el problema está más cerca del recto y el ano.

Componentes del sistema digestivo de los gatos

¿Cuáles son las causas de la disentería en gatos?

Esta sería una lista exhaustivamente larga si profundizamos en todo lo que puede causar la disentería en gatos, pero estas son algunas de las categorías generales:

  • Parásitos.
  • Infecciones virales o bacterianas.
  • Indiscreción dietética o cambio brusco en la dieta.
  • Estrés: el estrés, ansiedad o excitación puede ocasionar colitis.
  • Trastornos inflamatorios primarios.
  • Enfermedades metabólicas: desde trastornos del páncreas o el hígado hasta desequilibrios de la tiroides, existen muchos otros problemas que alteran la motilidad o el entorno del tracto gastrointestinal y pueden provocar diarrea con sangre.
  • Medicamentos o toxinas: es poco conocido que ciertos medicamentos, incluidos algunos antibióticos, pueden alterar el tracto gastrointestinal, al igual que ciertas toxinas.

¿Cómo actuar en caso de detectar disentería en gatos?

Debido a que hay tantas causas potenciales de los cuadros de disentería en gatos, es importante consultar con tu veterinario regularmente. Es obvio que muchas de las causas de la diarrea necesitan una terapia específica. En caso de disentería, siempre debes consultar al veterinario.

Mientras el médico le atiende, lo principal es mantener la hidratación. Es muy importante evitar la deshidratación y el desequilibrio de electrolitos.

Gato inapetente

Síntomas asociados

En general, si tu gato tiene un excremento un tanto blando pero todavía está contento, juguetón y comiendo normalmente, es probable que puedas esperar para ver cómo se ve la siguiente deposición. Algunos motivos de alarma son:

¿Qué debes hacer si ves sangre en las heces de tu gato?

Ante cualquier cambio en las deposiciones de tu gato debes informar a tu veterinario inmediatamente. Ten en cuenta que las heces sueltas de la mañana pueden provocar diarrea deshidratante durante la noche.

La sangre en las heces, roja o negra siempre es preocupante. La sangre oscura digerida puede indicar una afección grave, mientras que la sangre roja puede ser cualquier cosa, desde cambios benignos de alimentos hasta cáncer.

En resumen, si notas algo extraño en las heces de tu gato, no te demores en buscar ayuda veterinaria. No esperes que se resolviera por sí solo. El mejor consejo es continuar espiando la caja de arena de tu gato para poder actuar a tiempo.

  • Vaden, S. L., Knoll, J. S., Smith Jr, F. W., & Tilley, L. P. (Eds.). (2011). Blackwell's Five-Minute Veterinary Consult: Laboratory Tests and Diagnostic Procedures: Canine and Feline. John Wiley & Sons.
  • Willard, M. D., & Tvedten, H. (2011). Small Animal Clinical Diagnosis by Laboratory Methods-E-Book. Elsevier Health Sciences.
  • Greene, C. E. (2013). Feline Enteric ViralInfections. Infectious Diseases of the Dog and Cat-E-Book, 80.