¿Debo ponerle un cascabel a mi gato?

Los gatos son animales silenciosos e independientes. En muchas ocasiones no sabemos dónde están o qué hacen. Por esta razón, muchos han decidido poner un cascabel a su gato, pero, ¿es esto una buena idea?

Quizá cuando piensas en gatos, venga a tu mete la idea de un animalito peludo con cascabel. Pero esta no es una costumbre de siempre. De hecho, es una práctica peligrosa para el animal.

¿Es bueno el cascabel para los gatos?

¿Qué siente un gato con este accesorio? ¿Puede dejarlo sordo como muchos afirman?

¿De dónde sale la idea de los cascabeles? Al parecer, de una obra de un poeta inglés llamada “El libro de los gatos”. En ella se relata la historia de un grupo de felinos que era acosado por un minino malvado. Así, para saber dónde estaba en todo momento, el resto de gatos decidieron ponerle un cascabel.

No contentos con eso, Internet nos bombardea con imágenes tiernas de gatos con cascabeles y pasitos, con dibujos animados como los de Doraemon o la gata Fluffy en los que los felinos llevan un añadido sonoro.

Es por todo esto que tendemos a relacionar el uso del cascabel con los felinos.

¿Cuáles son los motivos por los que las personas ponen cascabeles a los gatos?

Son varios los motivos por los que muchos escogen poner un cascabel a un gato, entre ellos:

  • Estética. La verdad es que un gato está muy mono con un cascabel y un pasito que deje ver el género que es, es decir, si es macho o hembra.
  • Localización. Como dijimos al principio, es una forma de saber dónde está nuestro gato en cada momento, especialmente si tiene la costumbre de salir de casa.
  • Aviso. Son sigilosos, y si tenemos otros animales en casa como pájaros o roedores, presas de los gatos, el cascabel los ayudará, tanto a ellos como a nosotros para poder evitar el peligro.

No obstante, debemos ponernos en la piel de nuestro gato y pensar cómo nos sentiríamos nosotros si tuviéramos un cascabel colgado al cuello todo el día. Sin duda es una tortura, sobre todo teniendo en cuenta que el oído de nuestro felino es mucho más afinado que el nuestro.

Por ello, un ruido constante en su cuello con sus aguzado sentido del oído no hará más que perjudicar a nuestro animal. Además, es probable que esto lo estrene, esté de mal humor e incluso la pague con nosotros.

¿Qué hay de verdad en todo lo que dicen del cascabel?

No obstante, son muchas las creencias y supersticiones alrededor de este ruidoso adorno. ¿Serán ciertas? Veamos.

El cascabel dejará sordo a tu gato

Esto no es cierto, aunque sí es verdad que puede causar un daño irreparable en el tímpano del animal. Para que lo entiendas, es como si tú llevaras auriculares a tope de volumen todo el día.

Es peligroso ponerle un cascabel a un gato

Sí, así es, no solo para su salud auditiva, sino para su salud emocional. Además de que los gatos son muy espontáneos y con carácter, y si algo les molesta, pueden hacer lo imposible por arrancarlo y con esto se podrían hacer daño.

Todos los cascabeles son malos

Lo que es malo es colgárselo al cuello, pero a tu gato le encantará jugar con un cascabel, cuanto más grande mejor. Correr detrás de él o intentar descubrir de dónde viene su sonido será una forma ideal que le encantará para pasar el tiempo.

Por tanto, si estás pensando en poner un cascabel a tu gato, piénsalo dos veces, te aseguramos que estará igual de mono o más corriendo detrás de uno.

Guardar