El mono que cuida de perros

Virginia Duque Mirón · 12 enero, 2017

Cada vez escuchamos más y más historias de relaciones entre animales que pueden parecernos raras por darse entre dos especies muy diferentes. Hemos escuchado sobre patos con caninos, gatos con osos, erizos con canes y muchas más. Hoy hablamos de un mono que cuida de perros. Sí, como lo oyes, toda una madraza.

Decimos madraza porque el mono que cuida de perros es hembra. Hay un vídeo que compartiremos al final del artículo que lo demuestra. Te contamos la historia.

La historia del mono que cuida de perros

En verdad, esta mona cuida de un perro y por unos motivos muy lógicos. Esta monita vive en África, lugar donde hay muchos de su especie. Pero también en este continente se abandonan muchas mascotas y animales recién nacidos.

Pues bien, este mono hembra perdió a su bebé. No sabemos si por una caída, un golpe o cualquier otra situación. No importa que sea un animal, perder a un bebé siempre es algo doloroso. En realidad no sabemos a ciencia cierta cómo se enfrentan a ello. Pero sin duda es una situación triste para la que nadie, sea animal o persona, parece estar preparado.

Sin embargo, aunque este mono hembra se está sumiendo en una depresión, su ánimo cambió cuando se topó con un cachorrito de perro que parecía abandonado. Parece que el destino juega juegos divertidos en los que suple las necesidades de todos: la mona necesitaba un bebé, el cachorro necesitaba una mamá. ¡Asunto resuelto!

La mona no lo pensó dos veces, cogió al bebé y se lo llevó consigo, acto al que el bebé no se resistió. Se los ha podido ver juntos por la misma zona, el lugar donde viven, y esta mona es toda una madraza. ¡Incluso lo amamanta! Se le ve haciendo lo que las mamás mono hacen con sus bebés.

Lo espuria, lo cubre con sus brazos mientras come por miedo a que se lo roben, lo amamanta, lo protege. ¿Quién podría negar que es una madre genial? Una mamá no es la que pare sino la que ama, protege y cuida. ¿Acaso no es eso lo que esta mamá mono está haciendo con este cachorro? Es cierto que no son de la misma especie, pero, ¿quién podría decir que no son familia?

“La sangre hace parientes, el amor hace familia”

Todo un ejemplo de imparcialidad, de abnegación y amor que todos deberíamos imitar. No podemos negar que cada día que pasa, los animales nos siguen enseñando más y más cosas.

¿Pueden ser amigos dos animales de especies diferentes?

Hay preguntas que no necesitan preámbulos para ser respondidas, y esta es una de ellas: sí, por supuesto que dos animales de distintas especies pueden ser amigos. Es más, pueden ser familia, como hemos visto en la historia anterior.

¿Cómo es posible? Muy fácil. Los animales se mueven por instinto, y aunque eso pueda dar a entender que no tienen sentimientos, no es cierto. Lo que sí es cierto es que saben absorber y transmitir muchas más sensaciones que nosotros sin pensar en prejuicios, racismo u otros feos conceptos que nos alejan los unos de los otros.

Para los animales, no importa el exterior, importa el corazón. Importa el amor, la lealtad y la amistad sin importar si eres como yo o totalmente diferente. A un erizo le da igual ser amigo de un perro aunque este podría poderle, o al peludo le es indiferente aunque el erizo podría pincharle.

Confían los unos en los otros, no piensan en hacerse daño, solo en valorar los buenos sentimientos que pueden transmitirse los unos a los otros. ¿Aún negamos que podamos aprender mucho de ellos? Quien lo haga, debería meditar mucho en ello.

Fuente de la imagen principal: www.infobae.com