Descubre 15 datos curiosos sobre las tortugas marinas

Las tortugas marinas respiran aire, pero sus cuerpos se encuentran adaptados para vivir en los océanos y sumergirse a grandes profundidades. Conoce más sobre ellas aquí.
Descubre 15 datos curiosos sobre las tortugas marinas
Georgelin Espinoza Medina

Escrito y verificado por la bióloga Georgelin Espinoza Medina.

Última actualización: 16 mayo, 2024

Existen alrededor de 360 especies de tortugas o quelonios, pero solo 7 habitan los océanos. No obstante, desempeñan un papel crucial en dichos ecosistemas. Estas asombrosas criaturas destacan por su cuerpo adaptado a su entorno, con su caparazón y extremidades modificadas para nadar. ¿Quieres conocer curiosidades de las tortugas marinas?

Se trata de animales antiguos, ya que pueblan los mares desde hace más de 150 millones de años. Sin embargo, en la actualidad, se encuentran luchando por su supervivencia. De esta manera, en las próximas líneas te traemos información valiosa sobre su vida, comportamiento y estado de conservación que no te puedes perder. Veamos 15 datos curiosos.

1. Existen 7 tipos de tortugas marinas

Infografía sobre curiosidades de las tortugas marinas
Conoce datos extraordinarios sobre las distintas especies de tortugas marinas.

Como ya hemos mencionado, solo existen 7 especies de tortugas marinas. Todas englobadas en la superfamilia Chelonioidea y distribuidas en 2 familias de la siguiente manera:

Familia Cheloniidae con 6 especies:

  • Tortuga verde (Chelonia mydas).
  • Tortuga carey (Eretmochelys imbricata).
  • Tortuga boba o caguama (Caretta caretta).
  • Tortuga de espalda plana (Natator depressus).
  • Tortuga olivacea o golfina (Lepidochelys olivacea).
  • Tortuga marina Ridley de Kemp o lora (Lepidochelys kempii).

Familia Dermochelyidae con un solo ejemplar:

  • Tortuga laúd (Dermochelys coriacea).


2. Poseen un caparazón aerodinámico

Entre las características de las tortugas marinas tenemos sus caparazones. Sin embargo, no son iguales a los de sus parientes terrestres, ya que son más blandos y aerodinámicos, adaptados para permitir sus movimientos en su entorno acuático.

Los caparazones se encuentran divididos en dos partes, una superior o dorsal, con forma de bóveda, y una inferior o ventral, más aplanada, llamada plastrón.

Asimismo, es interesante mencionar que las tortugas pertenecientes a la familia Cheloniidae, poseen un caparazón más duro, mientras que el de la laúd consta de una estructura ósea reducida, por lo que es más flexible y delgado.

3. El tamaño del caparazón es variable

Los tamaños de los caparazones de las diferentes especies de tortugas marinas no son uniformes. La laúd corresponde a la mayor, con alrededor de 1,8 metros de longitud. De hecho, la Animal Diversity Web detalla dimensiones máximas de 2,13 metros y hasta 900 kilogramos de peso.

No obstante, las especies restantes pueden alcanzar cifras menores. Por ejemplo, las tortugas carey y de espalda plana miden entre 90 y 100 centímetros, mientras que la caguama y la verde llegan hasta los 1,2 metros.

Los ejemplares más pequeños son las tortugas golfinas que apenas pueden alcanzar los 70 centímetros de longitud.

4. Poseen un esófago cubierto de papilas puntiagudas

Una publicación de la revista Zoología, del año 2012, detalla que varias especies de tortugas marinas mantienen una conformación uniforme en su esófago, es decir, la estructura que va desde la boca hasta el estómago.

Se trata de un tubo muscular cubierto de «espinas» o papilas puntiagudas, delgadas, cónicas y queratinizadas. Su función es mecánica y protectora, ya que se encarga de transportar los alimentos y expulsar el exceso de agua de los mismos.

5. No tienen dientes

Una de las curiosidades de las tortugas marinas es que carecen de dientes, aunque poseen músculos poderosos que les permiten alimentarse de presas de caparazón duro. No obstante, algunas —como las laúd— cuentan con bordes afilados en sus mandíbulas (menos fuertes que las de sus parientes) para poder morder los animales que ingieren.

6. Las tortugas marinas poseen una alimentación diversa

La mayoría de las especies de tortugas marinas son omnívoras, lo que quiere decir, que incluyen en su dieta tanto animales y vegetales. Aunque suelen tener preferencias. La alimentación es diversa:

  • Medusas
  • Esponjas
  • Moluscos
  • Cnidarios
  • Crustáceos
  • Algas y plantas

Existe una especie herbívora, la tortuga verde, que en su mayoría come algas y pastos marinos durante su vida adulta. Sin embargo, cuando es joven se alimenta de huevos de peces, moluscos, crustáceos y otros pequeños invertebrados marinos. Asimismo, tenemos a la laúd, que es carnívora y consume mayormente medusas, pero también incluye calamares.

La dieta a base de vegetales de la tortuga marina verde es la que le brinda una coloración verde a su grasa corporal. Esta característica le proporciona su nombre común.

7. Cuentan con una glándula de sal cerca de sus ojos

Una de las curiosidades adaptativas de las tortugas marinas a su entorno es la presencia de glándulas de sal cerca de sus ojos. Estas estructuras cumplen un rol importante para su supervivencia en los océanos, ya que les permiten eliminar el exceso de sal de sus cuerpos.

Las glándulas de sal son grandes, incluso de mayor tamaño que el cerebro. En la tortuga laúd, estas estructuras son de mayores dimensiones. Esto se debe a la ingesta de sal de esta especie durante la alimentación, porque tienen preferencia por medusas, constituidas en su mayoría por agua de mar.

En tierra, se pueden observar tortugas marinas «llorando», pero en realidad son los desechos que expulsan sus glándulas de sal.

8. Viven alrededor de 100 años

Una de las mayores inquietudes es conocer cuánto viven las tortugas marinas. Aunque hay información que hoy día se desconoce sobre algunas especies, lo cierto es que existen ejemplares longevos. Ejemplo de ello son las de espalda plana, cuya vida se extiende hasta los 100 años.

Otras tortugas marinas longevas son las verdes, que perduran alrededor de 75 años. Especies como la carey o la caguama poseen cifras menores. En la primera, se tienen datos de 30 a 50 años, mientras que la segunda no supera los 62. No obstante, hay poca investigación al respecto.

9. Habitan principalmente los océanos tropicales y subtropicales

Por lo general, las tortugas marinas prefieren aguas cálidas tropicales y subtropicales, con amplios rangos de distribución. Aunque ciertas especies suelen inclinarse por las templadas y otras poseen una ubicación más limitada.

Es común que los adultos se ubiquen en mares tropicales y subtropicales, mientras que los juveniles prefieran las aguas templadas.

La tortuga laúd puede ocupar aguas más frías y alimentarse incluso cerca de los polos. La golfina de Kemp o lora posee una sola área de anidación, la playa de Rancho Nuevo, en la costa del golfo de México. Por su parte, la especie de distribución más limitada es la de espalda plana, que habita desde el norte de Australia hasta Papúa Nueva Guinea.

10. Pueden sumergirse a grandes profundidades

Otras de las curiosidades asombrosas de las tortugas marinas es su excelente capacidad para sumergirse a grandes profundidades en los océanos. Esto por sus habilidades de contener la respiración, gracias a sus reservas de oxígeno y su ritmo cardíaco reducido. Por lo general, llegan a unos 290 metros bajo el mar.

No obstante, la tortuga laúd supera esta cifra con creces, ya que bucea a más de 1000 metros durante su búsqueda de alimento. De hecho, el Smithsonian Ocean Find your Blue detalla que un ejemplar alcanzó los 1200 metros de profundidad.

Esta especie posee sus propias adaptaciones para el buceo, porque cuenta con un caparazón flexible y pulmones plegables que se pueden comprimir, lo que le permite sobrellevar los cambios de presión.

11. Migran grandes distancias

Tortuga laúd en el mar
Las tortugas laúd ostentan la mayor distribución geográfica. Créditos: Jason Isley/ Scubazoo.

La mayoría de las tortugas marinas realizan migraciones masivas. Por ejemplo, existen ejemplares de tortugas verdes que recorren alrededor de 2300 kilómetros, ya que anidan en Islas Ascensión y se alimentan en Brasil.

Sin embargo, las tortugas laúd se llevan el premio por su movimiento. Son las que presentan mayor distribución geográfica y se convierten en el reptil con más amplio rango de todos los ejemplares marinos. Esto gracias a que pueden reproducirse y alimentarse en distintas partes del planeta, con recorridos impresionantes de 12 000 millas.

12. Presentan nidadas numerosas

Otro de los datos curiosos de las tortugas marinas se relaciona con su reproducción. Las hembras se dirigen hacia las orillas de las playas para colocar sus huevos, con ayuda de sus patas traseras cavan nidos en la arena y se disponen a la puesta. Las nidadas son numerosas. Por lo general, de 100 a 150 huevos, pero la cifra exacta varía en las diferentes especies.

Entre los ejemplares con nidadas mayores tenemos a la tortuga laúd que pone hasta 170 huevos y la verde puede llegar a los 200. La caguama ronda los 130, la carey los 140, mientras que la de espalda plana tiene una media de 50.

13. Se encuentran en peligro de extinción

Como un dato curioso desfavorable sobre las tortugas marinas tenemos que casi todas las especies se encuentran en peligro de extinción, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Las diferentes categorías para cada ejemplar son las siguientes:

  • En peligro: tortuga verde.
  • En peligro crítico: lora y carey.
  • Vulnerable: golfina, caguama y laúd.
  • Con datos insuficientes: tortuga de espalda plana.

Estos hermosos reptiles sufren impactos antropogénicos, como la degradación, transformación o destrucción de sus playas de anidación, la captura de adultos, la cosecha de sus huevos, la contaminación de su entorno y el cambio climático. A estas amenazas se le suman la lenta tasa de crecimiento, lo que genera una reducción en sus poblaciones.

14. La temperatura influye en la determinación de su sexo

Existen animales con determinación de sexo ambiental, con factores como la temperatura liderando el proceso. Entre ellos tenemos a las tortugas marinas. De esta manera, las temperaturas mayores o más cálidas generan individuos femeninos, mientras que en caso contrario, con cifras más bajas o frías se producen machos.

15. Existe el día de las tortugas

En general, los quelonios son animales muy importantes para el ecosistema y como último dato en nuestra lista de curiosidades de las tortugas marinas es que existe un Día Mundial de las Tortugas. Se trata del 16 de junio, una fecha la conmemora a estas lindas e importantes criaturas y se llama a la conciencia para su conservación.



Las tortugas marinas son animales adaptados a su entorno

Como hemos visto con estas curiosidades de las tortugas marinas, se trata de animales adaptados por completo a su entorno. Están dotados de caparazones aerodinámicos, extremidades modificadas para nadar, glándulas para eliminar el exceso de sal, entre otas caratecrísticas.

Además, son capaces de migrar grandes distancias o sumergirse a profundidades asombrosas, entre otras características resaltantes. Por algo llevan más de 100 millones de años en los océanos.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.