12 especies de tortugas distintas, ¿aún no las conoces?

Las tortugas son reptiles que se caracterizan por tener un caparazón endurecido protector. Pueden ser de agua dulce, marinas, terrestres o híbridas.
12 especies de tortugas distintas, ¿aún no las conoces?

Escrito por Yamila

Última actualización: 22 diciembre, 2021

Los quelonios pertenecen al grupo de los reptiles y se caracterizan por contar con un duro caparazón que protege sus órganos vitales. Solo se les ve con claridad la cabeza, las patas y la cola. ¿Te gustaría saber cuáles son las principales especies de tortugas? En este artículo te lo contamos.

¿Qué especies de tortugas existen?

Las tortugas son reptiles pertenecientes al orden Testudines, el cual se subdivide en dos categorías taxonómicas inferiores según la capacidad del ejemplar para retraer el cuello en su caparazón. Los quelonios del suborden Cryptodira son capaces de descender el cuello directamente en su escudo óseo en un ángulo recto, mientras que los del suborden Pleurodira lo tienen que replegar en un ángulo horizontal.

Existen unas 360 especies de tortugas a día de hoy, pero ciertas están en grave peligro de extinción y otras no reportan una situación taxonómica clara. Algunas de ellas pasan la mayor parte de su vida en los ríos y los lagos de agua dulce, otras viven en el mar y solo salen de él para poner sus huevos y ciertas especies mantienen toda su existencia en tierra.

Las tortugas son de reproducción ovípara e incuban sus huevos en la tierra o en la arena. Curiosamente, en lagunas especies el sexo de la descendencia depende de la temperatura de incubación. Hay diferentes especies de quelonios según su clase de alimentación: herbívoros, carnívoros y omnívoros. De todas formas, casi todos tienen una dieta híbrida (basada en materia animal y vegetal). Te presentamos 12 tipos de tortugas.

1. Tortuga mediterránea

La tortuga mediterránea (Testudo hermanni) habita en los países europeos que colindan con el mar Mediterráneo. La hembra es de mayor tamaño que el macho y es una especie muy longeva, con ejemplares que viven hasta los 110 años. Como se puede adivinar por su pesado caparazón y sus robustas patas, es una especie exclusivamente terrestre.

Tiene hábitos diurnos, hiberna durante el invierno, posee una vista excelente, puede poner huevos dos veces al año y hasta es capaz de reconocer a las personas (según reportes individuales). Como todos los reptiles es ectotermo, pues necesita exponerse al sol para calentar su cuerpo y así acelerar sus funciones metabólicas.

Uno de los reptiles en peligro de extinción.

2. Tortuga de orejas rojas

Su nombre científico es Trachemys scripta elegans y habita principalmente en las zonas cercanas al río Misisipi, en Estados Unidos, si bien puede vivir tanto en el agua como en la tierra. Por desgracia, se ha convertido en una especie invasora en Europa y otras regiones debido a su tenencia irresponsable como mascota.

Este quelonio puede medir hasta 30 centímetros, con las hembras de mayor tamaño que los machos. Además, su cuerpo es verde oscuro con manchas amarillas, mientras que en los costados de la cabeza tienen manchas rojas, de ahí su nombre.

La tortuga de orejas rojas es uno de los reptiles prohibidos.

3. Tortuga Laúd

La tortuga laúd (Dermochelys coriacea) es la más grande de todas las especies de tortugas marinas, ya que mide hasta 2 metros y pesa 600 kilos. En este sentido, sus extremidades delanteras son más largas que las de cualquier otro quelonio. Los machos nunca abandonan el agua y las hembras salen a la playa para desovar hasta 100 huevos de una sola vez, pero nunca más.

Esta especie habita en los mares tropicales y subtropicales, donde se alimenta de medusas a las que muerde y luego traga gracias a unas barbas especiales de la garganta. Uno de los principales enemigos mortales de las tortugas laúd es la contaminación del mar, ya que confunde a las bolsas de plástico con sus víctimas y muere atragantada.

Según algunos científicos, esta tortuga tiene cierta capacidad para generar calor corporal por sí misma, aunque se trate de un reptil de sangre fría. Su tasa metabólica es 3 veces mayor de lo esperado, así que puede mantener una temperatura interna de hasta 18 °C sobre el agua que le rodea.

¿Cómo respiran los reptiles?

4. Tortuga rusa

La tortuga rusa (Testudo horsfieldii) habita en un gran territorio compuesto no solo por Rusia, sino también por China, Pakistán y Afganistán. Las hembras miden 22 centímetros y los machos 18 centímetros y pueden vivir hasta 50 años en estado salvaje.

En cuanto a la estética, esta especie tiene un caparazón redondeado y 4 uñas en cada pata en lugar de las 5 que presentan otros muchos quelonios terrestres. No soporta temperaturas superiores a los 28 °C y suele enterrarse para refrescarse.

Una tortuga rusa sobre un fondo blanco.

5. Tortuga de orejas amarillas

La tortuga de orejas amarillas (Trachemys scripta scripta) se localiza en México y Estados Unidos y habita los mares tropicales y subtropicales. Su nombre hace referencia a las franjas amarillas de los costados de la cabeza y es de gran tamaño, pues pesa unos 200 kilos y puede medir hasta 30 centímetros de longitud.

En estado salvaje puede convertirse en invasora y suele ser elegida como mascota por sus sencillos cuidados, y es que come de todo: es omnívora. Además, le gusta dar paseos al sol y prefiere las aguas dulces quietas o lentas con fondos fangosos.

El comportamiento de las tortugas de agua dulce es muy llamativo.

6. Tortuga mapa del norte

Esta tortuga de agua dulce (Graptemys geographica) es otra de las múltiples especies nativas de Estados Unidos y Canadá. Su nombre científico y común derivan del aspecto de su caparazón y de su piel, ya que las marcas y los destellos se asemejan a los trazos de un mapa geográfico. Las hembras son más grandes que los machos, pero la longitud general se encuentra en unos 20 centímetros (de 10 a 27).

Una de las especies de tortuga.

7. Tortuga de Cumberland

La tortuga de Cumberland (Trachemys scripta troostii) se desarrolla en Estados Unidos, concretamente en Tennessee y Kentucky. Su caparazón es verde con manchas amarillas y negras, mide hasta 21 centímetros de longitud y prefiere las temperaturas cálidas (25-30 °C). Siempre necesita estar en contacto con la luz solar y se alimenta de algas, renacuajos, peces y cangrejos de río.

Es una más de las 3 subespecies citadas que pertenecen al complejo de especies Trachemys scripta.

Una tortuga de cumberland toma el sol.

8. Tortuga caimán

La tortuga caimán (Macrochelys temminckii) tiene un aspecto de fósil viviente, pues recuerda a los dinosaurios con su caparazón puntiagudo y su pico afilado. Vive en América y se trata de uno de los quelonios de agua dulce de mayor tamaño en todo el mundo. Se caracteriza por presentar una cabeza enorme con respecto al resto de su cuerpo y una cola muy notable.

Esta especie acuática no es tan amigable como el resto de quelonios que te hemos mostrado hasta ahora. Presenta una conducta extremadamente agresiva, es carnívora y entre sus víctimas elige a otras tortugas, mamíferos (como armadillos), peces, insectos, anfibios y todo lo que le quepa en la boca. Suele activarse y cazar de noche.

¿Qué comen las tortugas de agua dulce?

9. Tortuga serpentina

La tortuga serpentina (Chelydra serpentina), también conocida como tortuga satán, comparte ciertos rasgos con la citada en el apartado anterior. Se encuentra desde Canadá hasta Florida, es de agua dulce y presenta unas mandíbulas desproporcionadas con respecto al resto de su cuerpo. Puede alcanzar una longitud de más de 50 centímetros y un peso de 16 kilogramos. También es carnívora.

Una tortuga serpentina sobre una piedra.

10. Tortuga de caparazón blando

Una de las múltiples tortugas de caparazón blando (Apalone spinifera) que se encuentra distribuida por Norteamérica. Destaca por tener un escudo moderadamente maleable y blando al tacto, pues carece de placas queratinizadas que lo recubran. Es de agua dulce, alcanza hasta 50 centímetros de longitud y se diferencia muy bien de otros quelonios dulceacuícolas por su morro puntiagudo.

Una de las especies de tortugas.

11. Tortuga de Cantor

Esta tortuga de caparazón blando (Pelochelys cantorii) es muy rara y difícil de ver. Aunque alcanza tallas de casi 130 centímetros de máxima y puede pesar más de 100 kilogramos, pasa el 95 % de su vida enterrada en fondos dulceacuícolas fangosos y solo emerge a respirar 2 veces al día. Se trata de una depredadora de emboscada y se alimenta principalmente de crustáceos, moluscos y peces.

Una tortuga de swinhoe.

12. Tortuga carey

La última de las especies de tortugas de esta lista, la tortuga carey (Eretmochelys imbricata), también se halla en peligro de extinción. Es de aspecto similar a las demás marinas, sus aletas son aplanadas para poder nadar, cuenta con un pico puntiagudo y vive cerca de los arrecifes de coral, donde se alimenta de esponjas de mar. Anida cada dos o cada cuatro años, siempre entre abril y noviembre.

Uno de los reptiles en peligro de extinción.

Como puedes ver, son muchas las especies de tortugas que habitan el mar y la tierra. Es esencial protegerlas a todas ellas, pues realizan una labor irremplazable en su ecosistema.

Te podría interesar...
¡Una excelente noticia! Por primera vez en 100 años nacen tortugas en Galápagos
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¡Una excelente noticia! Por primera vez en 100 años nacen tortugas en Galápagos

Luego de 100 años, lograron nacer algunas crías de tortugas gigantes en las Islas Galápagos. Sin dudas, una gran noticia.



  • Trachemys scripta, ADW. Recogido a 22 de noviembre en https://animaldiversity.org/accounts/Trachemys_scripta/
  • Macrochelys temmnicki, ADW. Recogido a 22 de noviembre en https://animaldiversity.org/accounts/Macrochelys_temminckii/
  • Bodie, J. R., Semlitsch, R. D., & Renken, R. B. (2000). Diversity and structure of turtle assemblages: associations with wetland characters across a floodplain landscape. Ecography, 23(4), 444-456.
  • Bour, R. (2007). Global diversity of turtles (Chelonii; Reptilia) in freshwater. Freshwater animal diversity assessment, 593-598.
  • Castroviejo, J., Juste, J., Pérez, J. D. V., Castelo, R., & Gil, R. (1994). Diversity and status of sea turtle species in the Gulf of Guinea islands. Biodiversity & Conservation, 3(9), 828-836.