Curiosidades del olfato de los perros

17 marzo, 2021
Este artículo fue redactado y avalado por el veterinario Daniel Aguilar
Si te has dado cuenta lo mucho que olfatea tu perro cuando sales a pasear con él, te sorprenderá el saber por qué lo hace.

El sentido del olfato no es del todo esencial en el ser humano, pero gracias a él podemos percibir aromas agradables o que, en su defecto, nos alertan de un evento peligroso. El olor nos transmite muchísima información, pero imagínate poder percibir todos los aromas de forma mucho más intensa, como una bomba de fragancia. Así es el olfato de los perros.

La capacidad olfativa de estos animales domésticos es muchísimo más aguda que la de los humanos, hasta 10 000 veces por encima de nuestra especie. Si quieres conocer diversas curiosidades del olfato canino, sigue leyendo.

La anatomía y el olfato

Los mamíferos terrestres —incluidos los perros— suelen tener un hocico, donde se encuentran 2 fosas nasales separadas por un tabique o septo. Por estos canales circula el aire desde las aperturas nasales, hasta unas estructuras conocidas como conchas o cornetes nasales.

Estos lugares anatómicos están recubiertos de una mucosa, que a su vez posee miles de células sensoriales olfativas. La labor de estos cuerpos celulares es captar todas las sustancias olorosas y, finalmente, llevarlas al sistema nervioso, para que puedan ser percibidas e interpretadas por el cerebro.

Todos los humanos, al igual que los perros, tenemos la capacidad de detectar diversos olores presentes en el medio ambiente de nuestro entorno, gracias a unos receptores olfatorios, localizados en las antes mencionadas células sensoriales olfatorias.

La enorme diferencia que encontramos entre ellos y nosotros es la siguiente: los humanos llegamos a poseer hasta 5 millones de estas células, mientras que los perros pueden alcanzar hasta 220 millones, incluso más.

Podríamos ejemplificar esta cifra en dimensiones para hacer la comparativa aún más interesante: el área olfativa total que los canes poseen es equivalente a 150 metros cuadrados, en comparación con los 5 centímetros cuadrados del humano. Sorprendente, ¿verdad?

El olfato de los perros es esencial para su supervivencia.

El olfato de los perros es su medio de comunicación

Al igual que en muchos otros animales, el olfato en los perros juega un papel fundamental en la socialización, comunicación y reconocimiento. Los canes se comunican en gran parte por señales químicas, así que poder detectar las micropartículas en el aire es esencial para ello.

Para los perros, los olores son de gran importancia, pues en ellos se basa la identificación de otros de los suyos, el estado anímico y hasta la presencia de peligro.

¿Quiénes son las encargadas de que esta comunicación olfativa pueda ser posible? La respuesta te sorprendera: las feromonas. Seguramente has escuchado hablar de ellas, pero si no es el caso, a continuación te explicamos en qué consisten estos compuestos químicos de una manera muy sencilla.

Las feromonas son sustancias olorosas de diversas composiciones, todas de secreción externa. Para que puedan trasmitir un mensaje, tendrán que pasar por una cadena de procesos fisiológicos, con el fin de traer consigo una reacción especifica en el comportamiento de quien las percibe.

En los perros, los lugares de excreción se encuentran principalmente en los sacos anales y las mamas. Las feromonas también pueden ser usadas como señales perceptibles por su olfato, presentes en la vulva y orina. Suelen ser tan exclusivas que muchas veces solo los animales de una misma especie las perciben e interpretan.

Las feromonas tienen características muy interesantes, entre las que se encuentran las siguientes:

  • Logran mantener su efectividad incluso a largas distancias.
  • A pesar de que el tiempo pase, consiguen persistir y ser captadas por los animales. El desarrollado sentido del olfato de los perros las percibe casi sin ningún problema.
  • Aunque se encuentren en concentraciones muy bajas, su efectividad no disminuye.

Los perros con la nariz más poderosa

Desde la domesticación, la especie humana ha aprovechado el excelente olfato del perro. Por ejemplo, hemos trabajado codo con codo con los canes en tareas tan antiguas como la caza.

Hoy en día, los canes desempeñan actividades relacionadas con el olfato tales como el rastreo de narcóticos y explosivos, así como búsqueda y rescate de personas en desastres naturales. Los canes más hábiles y entrenados incluso son capaces de detectar enfermedades, como diabetes y algunos tipos de cáncer en fases tempranas.

Con el paso del tiempo, se ha ido descubriendo que el olfato del perro se puede entrenar para rastrear prácticamente todo. Además, después de numerosas investigaciones acerca de su morfología craneal, se ha llegado a la conclusión que esta se encuentra estrechamente relacionada con su capacidad olfativa.

El olfato de los perros por razas

Dentro de las más de 300 razas que actualmente existen, algunas que sobresalen en lo que al olfato se refiere son las siguientes:

  • Pastor alemán: con aproximadamente 225 millones de receptores olfativos, es considerada como una de las razas con la nariz y olfato más poderosos. Estos canes son esenciales en tareas policiacas, de búsqueda y rescate y en puertos aduaneros.
  • Teckel: también conocido como perro salchicha, es en relación a su tamaño el perro con el mejor olfato. Por ello, estos canes son famosos por ser excelentes cazadores de tejones, jabalíes y liebres. Cuentan con aproximadamente 125 millones de receptores olfativos.
  • Golden retriever: esta raza originaria de Escocia realiza numerosas actividades gracias al alcance que tiene su olfato. Además de ser excelentes rastreadores, muchos golden retriever se dedican a la detección de alérgenos en los alimentos.
  • Basset hound: se considera como la segunda raza con el olfato más poderoso de todas. Estos canes son aliados excelentes en la búsqueda de drogas, explosivos y sustancias ilegales en puertos marítimos y aeropuertos. En Estados Unidos, se usan en investigaciones para la detección de enfermedades.
  • Bloodhound: de origen Belga esta es, sobre todas las razas, la que cuenta con el mejor y mayor olfato. Gracias a sus numerosos pliegues internos en las fosas nasales, su superficie de captación y asimilación de partículas olorosas aumenta potencialmente, ya que posee 300 millones de receptores olfativos. Este can es el rastreador por excelencia.
La hidatidosis afecta mayoritariamente a las ovejas.

El mundo del olfato canino es fascinante. Cuando saques a pasear a tu perro al parque y veas que está oliendo el césped y olfateando a otros amigos que se encuentre en el lugar, solo ponte a imaginar los miles de olores que percibe en ese momento. Es por ello que demuestra tanta felicidad cuando ve la correa para pasear.

Bibliografía
  • Aguirre R. Mecanismos moleculares del olfato canino y posibles odorantes que reconoce en células tumorales. Universidad de Nuevo León, México, 2018. Disponible en: https://d1wqtxts1xzle7.cloudfront.net/62329812/Mecanismo_de_olfaccion20200310-27164-m50q57.pdf?1583865149=&response-content-disposition=inline%3B+filename%3DUNIVERSIDAD_AUTONOMA_DE_NUEVO_LEON_POSGR.pdf&Expires=1615482068&Signature=ULYZQBDF~oC9Gtcx1bGgtB331LUqCYypAMTugQ9nJEgUtdutSbTsOwZOm08Qny2ufrQlz2sLeEGxamDIB26-fpWv9aRGKmZQ8dGjg~VCxQJAwsDl6ZvDSGnuIl-fgBpHxhF7aRQiUs-vqRISkJUUHPGbBZqZFlydyP5fRztvSA0LyMe2tOicGQ72ma8pfmAutKym0Gj11rFDeH8mbo12hiWOFLx8cBIhGVlgeRNod5FmSADk~n3xBmwpE457m2PIopnbzjgMee3LJd9eDHqfvo81jKLgI4AVAXY7EINshRixzlubcN8juKIUTSUoh-NdkmiJ9rY-9s8qLFFZWqO5CQ__&Key-Pair-Id=APKAJLOHF5GGSLRBV4ZA
  • Rosell F. Un olfato para todo: Los perros, los amigos más útiles del hombre. Primera edición. Editorial Paidotribo, 2018
  • Guimerá C. La eficacia en la detección canina en el ámbito de las fuerzas armadas: Propuesta de un estándar de evaluación. 2019. Pág. 98-101. Disponible en: http://scielo.isciii.es/pdf/sm/v75n2/1887-8571-sm-75-02-98.pdf