5 curiosidades del babirusa

Este suido destaca entre los de su especie por el crecimiento y conformación especial de sus caninos superiores. Descubre en el siguiente espacio algunos aspectos curiosos de este extraño cerdo indonesio.
5 curiosidades del babirusa
Sebastian Ramirez Ocampo

Escrito y verificado por el médico veterinario y zootecnista Sebastian Ramirez Ocampo.

Última actualización: 11 noviembre, 2022

El babirusa, cuyo nombre científico es Babyrousa babyrussa es un mamífero ungulado perteneciente a la familia Suidae. Se encuentra estrechamente relacionado con los cerdos domésticos y los jabalíes, con los cuales comparte ciertas características morfológicas como su aspecto físico o la anatomía de su corazón.

Son animales de un tamaño mediano, alcanzando los 80 centímetros de altura y el metro de largo en su edad adulta. De igual manera, pueden llegar a pesar hasta 100 kilogramos.

Endémico de las islas indonesias Sulawesi, Togian y Sula, el babirusa se encuentra estrictamente restringido a este territorio. Por ende es imposible observarlos fuera de dicho archipiélago. Suele habitar bosques húmedos y zonas de cultivos que se localicen cerca de las orillas de ríos y lagos. A diferencia de otros cerdos, esta especie tiene una especial preferencia por el agua.

Aspectos curiosos del babirusa

De comportamiento diurno, el babirusa suele convivir en pequeños grupos conformados por varias hembras y sus crías, además de un macho dominante que actúa como reproductor.

Sin lugar a duda, la característica más llamativa de este suido es la increíble conformación de sus caninos superiores, los cuales atraviesan la porción dorsal de su hocico durante su crecimiento. No obstante, estos cerdos salvajes cuentan con varios aspectos curiosos que te detallaremos en las siguientes líneas.

1. Tienen unos colmillos fuera de serie

Contrario a lo que ocurre en la mayoría de los animales existentes en el mundo, los caninos superiores del babirusa crecen hacia arriba en lugar de ir hacia abajo. Por lo tanto, sus colmillos perforan tanto su cavidad bucal como la parte superior del hocico, exponiéndose hacia el exterior y curvándose hacia atrás. Estas particulares piezas dentales pueden llegar a crecer hasta 30 centímetros de largo, alcanzando en algunas ocasiones hasta los huesos del cráneo.

Solo el macho exhibe este tipo de colmillos externos, pues la hembra desarrolla unos muy pequeños o incluso a veces inexistentes. De acuerdo con algunos estudios científicos, los caninos superiores de los babirusas machos les permiten protegerse de los daños que puedan llegar a presentarse durante una pelea, pues son animales agresivos y territoriales.

babirusa
Babyrousa babyrussa.

2. Su alimentación funciona diferente al resto de suidos

A diferencia de otros suidos, como el cerdo doméstico o el jabalí, el babirusa carece de un hueso presente en el hocico que les permite a estos animales hozar o hurgar en la tierra en busca de alimento. Por el contrario, esta especie prefiere alimentarse de frutos caídos, hojas, gusanos y algunos hongos.

De igual manera, el estómago del babirusa cuenta con dos cavidades, similar a lo que ocurre en los animales rumiantes. Es decir que, en un principio, el alimento ingerido llega a la primera porción del estómago. Luego es regurgitado, remasticado y nuevamente introducido hacia la porción final de su cavidad estomacal.

3. El babirusa es un excelente nadador

Otro aspecto interesante que diferencia a este cerdo de otras especies de su misma familia, es la afinidad que tiene por el agua. De hecho, gustan mucho de bañarse y pasar varias horas del día semisumergidos a las orillas de lagos y ríos. Incluso, de acuerdo con varias teorías sobre el origen de este animal en las islas en las que habita, el babirusa llego nadando desde otros territorios hacia el archipiélago indonesio.

4, El origen de su nombre

Etimológicamente hablando, su nombre se compone de dos términos provenientes de la lengua malaya. Por un lado, está el “babi” que significa cerdo, y por el otro “rusa” que se refiere a ciervo. Por lo tanto, el babirusa adquirió su nombre por tener unos colmillos retorcidos que se asemejan a los cuernos de un venado o antílope.

En la comunidad indígena local existen muchas historias acerca de esta maravillosa especie. Por ejemplo, una leyenda cuenta que estos cerdos usan sus caninos superiores para dormir colgados de los árboles.

Babyrousa babyrussa.

5, El babirusa está en peligro de extinción

A causa de la destrucción de su hábitat natural y la caza indiscriminada en búsqueda de su carne y su piel, el babirusa ha sido declarado una especie vulnerable por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Según datos recientes, existen solo unos 4000 ejemplares distribuidos tanto en vida salvaje como en cautiverio. No obstante, si los comportamientos del hombre siguen como en la actualidad, la población de este magnífico suido puede llegar a reducirse drásticamente hasta quedar extinto.

Te podría interesar...
Los cerdos y los xenotrasplantes
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Los cerdos y los xenotrasplantes

La relación de los cerdos y los xenotrasplantes es relativamente reciente, y se está trabajando para resolver las barreras existentes.



  • Macdonald AA, Shaw DJ. Maxillary tooth growth in the adult male babirusa (genus Babyrousa). Comptes rendus biologies. 2018;341(4):235-44.
  • Macdonald AA. Cheek tooth erosion in male babirusa (genus Babyrousa). Comptes rendus biologies. 2019;342(5-6):199-208.
  • Macdonald AA. Erosion of canine teeth in babirusa (genus Babyrousa). Comptes rendus biologies. 2017;340(5):271-8.
  • Leus K, Macdonald AA. From babirusa (Babyrousa babyrussa) to domestic pig: the nutrition of swine. The Proceedings of the Nutrition Society. 1997;56(3):1001-12.