¿Cuántos cachorros puede dar a luz un perro?

Saber cuántos cachorros puede dar a luz una perra embarazada es esencial para mantener su bienestar a largo plazo. Aquí te mostramos una estimación aproximada a la temática.
¿Cuántos cachorros puede dar a luz un perro?

Escrito por Yamila

Última actualización: 20 junio, 2022

Durante la gestación de los perros, es importante mantener los cuidados y la higiene necesaria para evitar afectar la salud de las futuras crías. Sin embargo, estas condiciones se vuelven más estrictas durante el parto, pues es en este momento cuando los cachorros necesitan más atenciones.

Por esta razón, muchos dueños de mascotas se preguntan sobre las crías que podría llegar a tener una hembra. No obstante, la cantidad de cachorros que puede dar a luz un perro depende de varios factores, entre ellos la edad y la raza. En este artículo te contamos más.

El tamaño de la perra y la cantidad de cachorros

cachorros beagle nacidos bajo fecundacion in vitro

Uno de los factores determinantes al momento de saber aproximadamente cuántos bebés tendrá mi perra es su tamaño. Si bien el promedio por camada es de 5-6 crías, esto puede variar en función a si la madre es pequeña, mediana o grande.

Algunas razas de perro solo tienen 1 o 2 cachorros y otras pueden llegar a dar a luz 15. El récord Guiness de la camada más voluminosa lo tuvo una hembra de raza Mastín Napolitano, quien en 2004 dio a luz… ¡24 bebés!

En el caso de las razas pequeñas o miniatura, la media es de 3 a 4 perritos por camada. Las razas de perro grandes o gigantes podrían dar a luz aproximadamente a 7 cachorros, aunque es normal que tengan una docena.

La raza Rhodesian Ridgeback es, según un estudio realizado en Estados Unidos, la que más perros tiene por camada (9 de media). En cambio, las razas Poodle Toy y Pomerania se caracterizan por ser las que menos crías traen al mundo (2 totales). A pesar de estas generalizaciones, siempre existe una amplia variación entre ejemplares (aún dentro de la misma raza).

Algunos ejemplos de razas y camadas son los siguientes:

  • Labrador: entre 6 y 10 cachorros
  • Pastor Alemán: entre 7 y 9 cachorros (perros sin linaje) o entre 4 y 6 cachorros (con pedrigrí)
  • Bichón maltés: entre 3 y 8 cachorros
  • Chihuahua: entre 3 y 5 cachorros
  • Dálmata: entre 6 y 8 cachorros
  • Golden Retriever: entre 8 y 14 cachorros
  • Yorkshire Terrier: entre 3 y 6 cachorros
  • Mini Pinscher: entre 2 y 3 cachorros
  • Bull terrier inglés: entre 4 y 5 cachorros
  • Shih Tzu: entre 6 y 10 cachorros

Una buena manera de conocer la cantidad de crías que dará a luz una perra es llevándola al veterinario para que le hagan una ecografía. Esto no siempre es 100 % preciso, pero nos da una idea bastante acertada sobre la camada.

Los genes son responsables de hasta el 15 % de la variación en el tamaño de la camada. No solo importa la raza, sino las características de cada madre.

La edad de la madre influye

Además de la raza en particular, hay otros factores que determinan la cantidad de crías por parto. Por ejemplo, la edad de la madre es fundamental. Una perra joven tiene más posibilidades de dar a luz más perritos. En cambio, una adulta reduce notoriamente la cantidad de bebés.

Tal y como indica el centro veterinario de Oakland, las hembras caninas suelen alcanzar su pico de fertilidad entre los 2 y los 5 años de edad. El primer y el segundo embarazo suelen ser algo menos efectivos, pero el tamaño de la camada es significativamente más grande en las gestaciones número 3 y la número 4. De todas formas, no se recomienda cruzar una hembra más allá de los 6 años de vida.

La salud de la madre es esencial

La salud de la hembra es relevante, ya que por ejemplo las perras callejeras o abandonadas, si bien pueden tener muchos perritos, algunos de ellos nacen muertos o fallecen a las pocas horas. Esto se debe a que no han recibido los nutrientes necesarios durante la gestación. Si la madre está enferma o desnutrida, probablemente la camada será menor.

Para maximizar las probabilidades de éxito del parto, ten en cuenta los siguientes consejos:

  • Desparasita y trata a la madre antes del parto: algunos antihelmínticos deben aplicarse sobre los padres antes de la monta, en el día 40 del embarazo y después del nacimiento de los cachorros. Sin embargo, otros ponen en peligro la salud de los fetos y es mejor esperar al alumbramiento para administrarlos.
  • Cambia su dieta: entre las semanas 6 y 8 de gestación, la hembra requerirá entre un 30 y un 60 % más de pienso de lo esperado para su edad y peso. Sobre todo en las últimas etapas del embarazo, se recomienda redistribuir la ingesta en varias tomas para que la madre pueda obtener el máximo de calorías y proteínas.
  • Saca a la madre a pasear: aunque parezca que una perra embarazada no requiere ejercicio, debe salir todos los días de casa para evitar que termine desarrollando obesidad. Eso sí, la actividad física no debe ser demandante y hay que evitar que sufra estrés en toda la medida de lo posible.

No hay que olvidar al padre

Otra cuestión a tener en cuenta es el padre. Para algunos veterinarios, la calidad del esperma en los machos influye en la cantidad de crías, así como también la raza, el tamaño y la edad. Otra posibilidad es que este porte una enfermedad genética no expresada o que padezca infertilidad total o parcial. Ambos eventos pueden disminuir el tamaño de la camada o prevenir el embarazo.

Es ideal realizar pruebas genéticas tanto al padre como a la madre antes de efectuar el cruce. Así se evita que aparezcan enfermedades congénitas en la prole. 

¿Pueden los humanos afectar al tamaño de la camada?

Por último, no hay que dejar de lado el proceso por el cual la perra quedó preñada. Si es monta natural, probablemente tenga camadas más grandes que si fue por inseminación artificial.

Estudios han demostrado que, si el semen inoculado en la hembra durante la inseminación artificial está congelado, el tamaño de la camada se reduce en un 30 % en comparación con las inseminaciones “frescas”. Esto quiere decir que las prácticas llevadas a cabo durante el proceso de fecundación también afectan al tamaño de la camada.

¿Qué hacer si nace un cachorro muerto?

Por desgracia, el nacimiento de una camada canina no siempre trae consigo buenas noticias. Estudios profesionales estiman que hasta el 0,8 % de los cachorros nacen muertos al momento de concepción y no se puede hacer nada para evitarlo. Si este es tu caso, debes seguir los siguientes pasos:

  1. Deja que la madre permanezca con el cachorro (o los cachorros) que ha fallecido durante unos 10-15 minutos. Así podrá hacerse a la idea de la pérdida y no lo buscará cuando lo retires.
  2. Retira al animal muerto del entorno de la madre, pero siempre usando guantes. Ten en cuenta que podría contener agentes infecciosos en su interior.
  3. Lleva a la madre y a los cachorros recién nacidos al veterinario en cuanto termine el proceso de alumbramiento. Es posible que toda la camada requiera un tratamiento farmacológico específico.
  4. Llama a las autoridades legislativas de tu zona para informarte de cómo deshacerte del cadáver (o los cadáveres). Tirar el cuerpo al campo o a la basura nunca es una opción y, además, se trata de un acto ilegal en la mayoría de regiones.

Por muy doloroso que sea, debes tener en cuenta que deshacerse de un cachorro muerto es una responsabilidad que el tutor adquiere en cuanto cruza a su perra. No es nada agradable, pero hay que saber gestionar la situación y respetar al medio ambiente en el proceso.

perrita y cachorros

¿La madre podría matar a sus cachorros?

A pesar de que sea tu fiel compañera, la madre no es indiferente a sus instintos naturales. Por esta razón, es probable que si uno de sus cachorros nace con algún defecto o es demasiado débil, la madre trate de matarlo para aumentar las probabilidades de que los demás sobrevivan. De hecho, en ciertos casos incluso podrían comérselo.

Esto podría sonar raro y bastante cruel, pero en la naturaleza, los individuos más frágiles e indefensos están destinados a morir. Un pequeño cachorro con estas características requiere de muchos cuidados y atenciones, de manera que si sobrevive, la madre podría llegar a descuidar a los demás. Por lo tanto, su instinto prefiere sacrificarlo con tal de que sus crías sanas tengan todos los cuidados necesarios.

¿Por qué es necesario saber cuántos cachorros tiene una perra?

Conocer de antemano la cantidad de cachorros que el perro puede dar a luz ayuda a planificar el parto. De esta forma, será fácil reaccionar cuando uno de los cachorros no salga, lo que podría incluso salvarle la vida a la madre. Además de que permite a los dueños establecer un presupuesto para mantener a los pequeños.

Problemas con la lactancia

Por lo común, la cantidad de crías no suele sobrepasar el número de glándulas mamarias que tiene la madre, de manera que todos los cachorros pueden obtener leche al nacer. Sin embargo, existe un gran problema cuando las camadas son demasiado grandes.

Debido a que las mamas de la madre no los pueden alimentar a todos por igual, varios cachorros podrían comenzar a presentar problemas de nutrición. Si se conoce de antemano el tamaño de la camada, los dueños pueden actuar rápido para evitar poner en riesgo la vida de los pequeños.

¿Es posible que un perro pueda dar a luz a cachorros gemelos o mellizos?

El término “gemelos” hace referencia a neonatos que provienen del mismo ovulo fecundado, pero que se dividió y formó a dos seres independientes. Esto significa que ambos se desarrollan en el mismo saco amniótico y comparten su información genética, de manera que son “idénticos” hasta cierto punto. Por el contrario, el término “mellizos” solo hace alusión al nacimiento de dos neonatos al mismo tiempo.

Los términos anteriores se usan para describir el parto de dos o más neonatos en los seres humanos. Sin embargo, carece de sentido cuando se usa en otros animales como los perros, pues su anatomía es diferente y los cachorros no se alojan de la misma forma en el cuerpo de la madre. Debido a esto, es difícil establecer si un perro puede dar a luz cachorros gemelos o mellizos.

El parto de la perra: un desafío

Se cree que una camada más pequeña es mejor porque requiere menos trabajo y cuidados. Aunque lo cierto es que cuando hay pocos cachorros por salir en el canal de parto, estos no generan la estimulación suficiente para que la perra comience la labor y el proceso puede llevar más tiempo que si diera a luz más bebés.

Sin embargo, una camada numerosa también causa mucho cansancio en las hembras, quienes podrían estar un día completo trayendo al mundo a sus pequeños. Esto significa que es mejor que la cantidad de crías se mantenga dentro del promedio, pues así se ayuda a reducir la posibilidad de problemas durante el parto.

Aunque la mayoría de los partos suceden sin mayor complicación, algunos podrían llegar a ser bastante peligrosos si no se atienden ni se supervisan de manera adecuada. Esta es la razón por la que se debe reconocer bien el inicio y el término de este proceso, pues así se podrá actuar con antelación. Entre los problemas más frecuentes durante el parto se encuentran:

  • Distocias: problemas que evitan la salida correcta de los cachorros.
  • Hemorragias o infecciones: aparecen algunos días después del parto y afectan de diversas formas la matriz o el útero. Por lo común, suelen ser ocasionadas por la separación de la placenta o por fetos muertos que se quedan dentro de la madre.
  • Eclampsia: las perras gastan grandes cantidades de calcio para formar a sus crías, de manera que son susceptibles a carecer de este mineral. Según la gravedad de la condición, podría provocar convulsiones e incluso la muerte de la madre antes o después del parto.

¿Cómo se reconoce el inicio y el final del parto?

El parto es un evento que se reconoce con facilidad, pues la mascota presenta diferentes comportamientos nerviosos e inquietos justo antes de que inicie. Posterior a ello, se resguardará en su escondite y comenzará a sufrir contracciones musculares en su abdomen. Esto significa que en poco menos de una hora, el primer cachorro debería salir sin ningún problema.

Por el contrario, el final del parto es perceptible porque todos los productos han salido del cuerpo de la madre. En este instante, la perra se observa mucho más tranquila, comienza a agrupar a sus cachorros, los limpia y los guía hacia sus mamas. De esta manera, comienza su vida como nueva madre.

¿Es bueno que la madre tenga a sus hijos en casa?

En general, cualquier madre canina es capaz de tener a sus hijos en casa, con la única condición de que exista supervisión y cuidados por parte de sus tutores en todo momento. La mayoría de los partos no tienen complicaciones, pero nunca está de más cuidar de la mascota y estar atento de que todo salga bien.

Además, es obligatorio tener a la mano el teléfono de emergencias de una clínica veterinaria, pues así aseguras que podrán ayudarle a tu mascota si lo necesita. Sobre todo si tu perra pertenece a las razas braquiocefálicas. Ten en cuenta que la forma de su cráneo podría propiciar la distocia y complicar así la salida de los cachorros.

Por todas estas razones (y muchas más), te recomendamos que lo pienses muy bien antes de cruzar a tu mascota. Aparte de la inversión monetaria y de responsabilidad que supone, también debes saber que será un proceso muy demandante para la salud de tu canina. No traigas vida a este mundo a menos que tengas la certeza de poder ocuparte de ella. 

Te podría interesar...
6 síntomas de embarazo en perras
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
6 síntomas de embarazo en perras

El embarazo en perras es una etapa muy bella, pero también delicada. Es necesario detectarlo a tiempo para actuar en consecuencia.



  • Linde-Forsberg, C., & Forsberg, M. (1993). Results of 527 controlled artificial inseminations in dogs. Journal of reproduction and fertility. Supplement47, 313-323.
  • Indrebø, A., Trangerud, C., & Moe, L. (2007). Canine neonatal mortality in four large breeds. Acta Veterinaria Scandinavica, 49(1), 1-5.
  • Borge, K. S., Tønnessen, R., Nødtvedt, A., & Indrebø, A. (2011). Litter size at birth in purebred dogs—A retrospective study of 224 breeds. Theriogenology, 75(5), 911-919.
  • Guinness World Records. (2022). Largest litter of dogs. Recuperado el 12 de mayo de 2022, disponible en: https://www.guinnessworldrecords.com/world-records/largest-litter-dog/?fb_comment_id=1055812887778836_1129713047055486