¿Cuáles son los diferentes cólicos del caballo?

Francisco María García · 27 marzo, 2019
Entre las afecciones que más pueden afectar a nuestros equinos y animales domésticos se encuentran los cólicos del caballo; sus causas son variadas y es preciso poner un tratamiento lo antes posible

Los cólicos del caballo consisten en un síndrome que afecta al tracto gastrointestinal. Ello significa que comprenden un conjunto de problemas de salud que pueden tener diferentes causas y generan una sintomatología compleja.

Se reconocen diversos tipos de cólicos en los equinos, unos de los problemas de salud más frecuentes del caballo. A continuación, hablaremos más sobre los diferentes tipos de cólicos en los caballos, sus posibles causas y los síntomas que permiten identificarlos.

Síntomas de cólicos en los caballos

Los cólicos en los equipos involucran una sintomatología compleja que puede variar según la causa del dolor y el organismo del propio animal. Por ello, en términos más técnicos se dice que se trata de un síndrome de etiología multifactorial.

No obstante, es posible hablar de algunos síntomas comunes a los diferentes tipos de cólicos del caballo, tales como:

  • Ansiedad y nerviosismo.
  • Inquietud.
  • Retorcijones gastrointestinales.
  • Sudoración excesiva.
  • Hinchazón abdominal y gases.
  • Dolor abdominal.
  • Deshidratación.
  • Estreñimiento.
  • Revolcarse sobre sí mismo.
  • Movimientos torpes o incontrolados, que pueden conllevar a la automutilación.

Tipos de cólicos del caballo

Tipos de cólicos del caballo

Los diferentes tipos de cólicos en el caballo suelen clasificarse según su causa, los síntomas que provocan y la región que es afectada. Estos son los más frecuentemente diagnosticados:

1. Cólico obstructivo

Como su nombre indica, los cólicos obstructivos ocurren a partir de alguna obstrucción existente en el tracto gastrointestinal del caballo. Los estrechamientos naturales –o espontáneos– suelen ser la causa más común del cólico obstructivo en los equinos.

Por lo general, estas obstrucciones derivan del consumo de heno o paja de baja calidad, que resulta difícil de digerir. Pero también es posible que esté relacionado con la ingestión de objetos o elementos extraños.

2. Cólico flatulento

Este tipo de cólicos del caballo derivan de las flatulencias, o sea, del cúmulo de gases en los intestinos. La fermentación producida por las bacterias de la flora intestinal lleva a una intensa distensión del abdomen y de la mucosa intestinal, que genera un dolor agudo al equino.

Casi siempre los cólicos flatulentos se producen cuando los equinos consumen pienso u otro tipo de alimento de forma desmedida o demasiado rápida.

3. Cólico isquémico

Los cólicos isquémicos suelen producirse a partir de una reducción del riego sanguíneo en la pared abdominal. Por lo general, esta deficiencia en la circulación y oxigenación de los tejidos gastrointestinales está asociada a una infestación de endoparásitos.

Los estróngilos, también conocidos como pequeños vermes rojos, son unos de los parásitos intestinales más comunes en los caballos y los principales causantes de los cólicos isquémicos.

4. Cólicos espasmódicos

Los cólicos espasmódicos generalmente se producen tras la ingesta de agua muy fría o en grandes cantidades de forma muy rápida. No obstante, también pueden derivar de procesos infecciosos virales o bacterianos, que suelen ir aparejados a diarreas en los caballos.

Tratamiento de los cólicos del caballo

Tratamiento de los cólicos del caballo

El tratamiento de los cólicos del caballo dependerá fundamentalmente de la causa y del estado de salud del animal. Generalmente, este tratamiento siempre se enfocará en aliviar el dolor y la distensión abdominal para mejorar la calidad de vida del animal.

En caso de que sea diagnosticada la presencia de parásitos intestinales, el veterinario administrará los productos necesarios para eliminarlos. Durante esta visita a la clínica veterinaria, el experto también revisará el calendario de vacunas del caballo para actualizar su inmunización y prevenir otras enfermedades.

El profesional también pondrá especial atención a la nutrición y los hábitos alimentarios del equino. Para elegir el tratamiento adecuado, analizará principalmente la calidad del heno utilizado en su dieta, los hábitos y los horarios de alimentación.

Posibilidad de cirugía

Eventualmente, si el caballo ha ingerido cuerpos extraños, también se deberá considerar la necesidad de realizar una intervención quirúrgica para aliviar el estrechamiento de sus intestinos. Por suerte, esto no ocurre en demasiados casos.

Por último, hay que resaltar que el ambiente donde vive el equino también puede favorecer el desarrollo de cólicos. Al ser animales tan sensibles, estos perciben fácilmente los cambios en su entorno y pueden sufrir con el estrés.

En la planificación de los establos y las instalaciones, es esencial ofrecer un entorno tranquilo y positivo a tus caballos, donde encuentren las condiciones óptimas para desarrollarse física y mentalmente. Esto influirá de forma decisiva en su salud posterior.

  • Katherine Choez A., Rocío Sandoval, Luis Ruiz G. Cólico Equino por Impacción Gástrica en una Yegua. 2017. Extraído de: http://www.scielo.org.pe/pdf/rivep/v28n2/a26v28n2.pdf
  • Dr Luis Monreal, Servicio de Medicina Interna Equina, Facultad de Veterinaria, UAB, Barcelona. 2014. Tratamiento médico del caballo con cólico. Extraído de: http://fundacionecuestre.org/wp-content/uploads/2014/05/tratamiento_medico_del_caballo_con_colico_Dr_L_Monreal_Oct2007.pdf