Cuál es el mono más inteligente

Estas especies, que guardan gran similitud con el hombre, pueden imitar comportamientos humanos, retienen recuerdos, aprenden lenguaje de signos e incluso fabrican sus propias herramientas

Los grandes simios, chimpancés, gorilas y orangutanes son los animales más cercanos al ser humano. Algunos estudios científicos recientes muestran que el parentesco es en realidad mucho más cercano de lo que se pensaba. Pero, ¿cuál es el mono más inteligente?

Los monos son sin duda los animales más inteligentes y más sociales del mundo. Se han identificado más de 200 especies de monos, repartidas a lo largo del planeta, pero nos centraremos en las más destacadas.

El chimpancé

Este primate es el pariente vivo más cercano del ser humano, con quien comparte el 98 % de su ADN. Es muy expresivo y hace muecas muy parecidas a nosotros. Esta característica ha hecho que el chimpancé despierte una gran simpatía y que sea también una de las especies más explotadas.

Chimpancé inteligente

Es una de las especies de mono más inteligente y tiene una vida social muy interesante; vive siempre en comunidades y es muy sociable. El número de miembros del grupo puede variar entre 12 y 150 individuos. La reproducción es promiscua y los machos compiten por el liderazgo no solo basándose en la fuerza, sino también en la inteligencia.

Se trata de animales muy agresivos, que protagonizan guerras despiadadas entre diferentes grupos. Sin embargo, se ha observado un impresionante sentido de justicia y grandes demostraciones de dolor por la muerte de miembros de la comunidad.

El chimpancé es capaz no solo de mostrar emociones, sino también de tener recuerdos y solucionar problemas de lógica. Incluso podría aprender algunos elementos del lenguaje de signos.

Este animal es, además, uno de los pocos que puede fabricar y utilizar sus propias herramientas. Fabrica palos que utiliza para hacer salir a los insectos de sus refugios o para sacar larvas de los troncos; también utiliza piedras para abrir algunos frutos y hojas para recoger agua.

El gorila

El gorila es el más grande de todos los primates. El macho tiene un tamaño mucho mayor al de la hembra; es muy sorprendente ver la amabilidad y la gentileza que tiene con ella y con sus hijos.

Gorila de montaña: hábitat

Viven en pequeños grupos liderados por un macho que se encarga de proteger a todos. Él es quien toma las decisiones, media en los conflictos y conduce al grupo a lugares donde alimentarse. Se comunican entre ellos por medio de señales verbales y no verbales.

En su comportamiento, los gorilas realizan gestos con las manos y el rostro, y también hacen vocalizaciones como risas, ladridos, gritos molestos o de alarma. Los sonidos que emiten para demostrar su alegría se asemejan a canciones.

Los gorilas se encuentran entre los monos más inteligentes y más fascinantes del mundo, por lo que numerosos científicos los han estudiado.

Muchos de estos animales están en cautiverio en zoológicos, donde imitan el comportamiento de los humanos. Algunos gorilas cautivos, como la famosa gorila Koko, han aprendido lenguaje de señas para comunicarse.

El orangután

Hay expertos que opinan que el orangután es el mono más inteligente del mundo. De hecho, afirman que después de los seres humanos están los orangutanes. Su inteligencia es tan notable que un dicho malayo asegura que si los orangutanes no hablan es para que no les pongan a trabajar.

Orangután de Borneo: características

Estos primates anaranjados y de brazos muy largos son menos gregarios que el resto de los simios. El macho recorre la selva de forma solitaria, y emite sonidos como gritos o ruidos sordos que se escuchan desde muy lejos, para evitar encontrarse con otros machos.

Al igual que los chimpancés y los gorilas, los orangutanes son capaces de comunicarse entre ellos mediante una gran variedad de sonidos y gestos. Pueden combinar diferentes sonidos para expresar distintas emociones y son capaces de reconocer estas señales.

Las hembras dan a luz solo cada ocho años, el período más prolongado de todo el reino animal. Las crías permanecen junto a sus madres hasta los seis o siete años, por lo que desarrollan un vínculo afectivo muy fuerte con ellas.

Los orangutanes son pacientes, reflexivos y muy observadores, y a menudo se los puede observar concentrando su atención en cualquier detalle. Son animales amigables y muy solidarios con los especímenes jóvenes, especialmente si son huérfanos.

Al igual que los chimpancés, los orangutanes son capaces de fabricar y utilizar herramientas para sus actividades cotidianas, principalmente para conseguir alimentos.

Te puede gustar