¿Cuál es el caimán más grande del mundo?

Aunque los caimanes aparentan ser organismos lentos, la realidad es que pueden moverse bien sobre la tierra. Por lo común, hacen gala de movimientos repentinos y veloces, en los que sus fauces se abren y cierran de inmediato sin dar oportunidad a reaccionar.
¿Cuál es el caimán más grande del mundo?
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez el 29 agosto, 2021.

Última actualización: 29 agosto, 2021

Los caimanes, también llamados “yacarés”, son reptiles con forma de lagarto que no suelen ser fáciles de reconocer. Aunque comparten varias características con sus parientes cercanos, el tamaño y la forma del hocico los delatan al revisarlos detenidamente. Además, debido a las confusiones que existen con los cocodrilos, se mantiene la incógnita de cuál es el caimán más grande del mundo.

La gran similitud que existe entre los parientes de este reptil ha ocasionado serias complicaciones por su nombre común. Debido a ello, se les llegan a llamar cocodrilos a algunos caimanes o caimanes a algunos cocodrilos. Por esta razón, en este espacio nos centraremos solo en el género Caiman, que es el que contiene a los diferentes tipos de “verdaderos” caimanes. Sigue leyendo para conocer cuál de ellos es el más grande.

Clasificación de los caimanes

Para responder esto, se tiene que recordar a qué grupo taxonómico pertenecen los caimanes: el orden Crocodilia. Este agrupa a reptiles semiacuáticos, cuya forma asemeja a un lagarto de cuerpo robusto, con cola comprimida y piel gruesa. Dichos animales tienen una característica principal común, un hocico alargado con dientes cónicos cuya forma y uso es similar a una pala.

De esta manera, la agrupación descrita incluye a 3 familias, los “verdaderos” cocodrilos (Crocodylidae), los gaviales (Gavialidae) y aligátores con caimanes (Alligatoridae). Aún cuando existen diferencias anatómicas y evolutivas entre ellos, de manera frecuente se utiliza el término “cocodrilo” para referirse a cualquiera de estos individuos.

A pesar de estar junto a los aligátores, en sentido estricto los verdaderos caimanes pertenecen únicamente al género Caiman. Puede parecer evidente, pero existen especies como el caimán negro (Melanosuchus niger) que no se encuentran dentro del grupo, aunque su nombre simule lo contrario.

Un caimán de anteojos.

¿Es un caimán o un cocodrilo?

La apariencia distintiva del caimán es sutil pero perceptible, pues contrario a los cocodrilos, estos reptiles no alcanzan tallas de más de 4 metros de largo. Además, su peso puede variar entre los 14 y 62 kilogramos, lo cual es bastante ligero dentro de este grupo. Por otro lado, su cola es muy grande y musculosa, puesto que la utilizan para desplazarse dentro el agua y esta representa el 30 % de su cuerpo.

A simple vista, parece difícil distinguir entre caimanes y cocodrilos, puesto que su apariencia es bastante similar. En este sentido, una excelente táctica para reconocerlos es observando la silueta de su hocico, ya que los cocodrilos la tienen en forma de “V”, mientras que el caimán mantiene una forma de “U”.

El tamaño de su cuerpo y la forma de su hocico son las características más usadas para diferenciarlos, pues en cuanto a su biología comparten varios rasgos entre ellos. Ambos reptiles suelen ser depredadores acuáticos que habitan zonas pantanosas, ríos y humedales, pero evaden sitios de aguas saladas como estuarios.

Especies de caimanes que existen

Este grupo de reptiles contiene a varias especies entre sus filas, sin embargo, la mayoría de ellas solo son registros fósiles. En la actualidad, 3 de estas especies aún se mantienen con vida y se encuentran distribuidas en las regiones tropicales de Centro y Sudamérica. Los caimanes que existen son los siguientes:

  • Caimán del Para o Yacaré (Caiman yacare): que abarca solo el noreste de Argentina, Uruguay, Bolivia y algunos ríos de Paraguay.
  • Caimán de anteojos (Caiman crocodilus): es la especie de mayor distribución y abundancia. Se encuentra a lo largo del Centro y Sudamérica.
  • Yacaré overo (Caiman latirostris): se restringe a Brasil, el norte de Argentina, Uruguay, Paraguay y Bolivia.

¿Cuál de todos los caimanes es el más grande?

De entre los 3, el caimán más pequeño es el yacaré overo, que alcanza tamaños máximos de 2 metros. Seguido de este continua el caimán de anteojos, cuya longitud puede alcanzar los 2,5 metros. Finalmente, el caimán del Para es el organismo más grande del género, pues aunque sus ejemplares promedio logran los 2,5 metros, algunos individuos llegan hasta los 3 metros de largo.

En este sentido, algunos confunden la clasificación y afirman que el caimán negro es el más grande de estos reptiles. Esto no está del todo incorrecto, pues es el organismo más grande de toda la familia Alligatoridae, pero siendo estrictos no pertenece al género Caiman. Nadie puede discutir su lugar fuera de la taxonomía, ya que su tamaño sobrepasa los 5 metros de largo (casi como un cocodrilo).

No hace falta mencionar que, a pesar de no tener las mismas dimensiones que sus parientes cercanos (los cocodrilos), siguen siendo reptiles gigantescos. Es más, los aligatóridos han sido los perpetradores de varios decesos, en los cuales ahogan a sus víctimas o les dejan mordidas de gran profundidad.

Recuerda: los caimanes siguen siendo reptiles peligrosos a los que no les gusta ser molestados.

Estado de conservación

Los caimanes han sido unas de las especies más afectadas por la caza furtiva, pues al igual que sucede con los cocodrilos, su piel es bien recibida en los mercados. De hecho, las escamas ventrales de su cuerpo ocasionan que se le considere un “material” de baja calidad, pero al ser más barato la demanda se mantiene constante.

A pesar de esto, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza ha clasificado a los 3 caimanes como especies de menor preocupación. Esto se debe a que dichos reptiles han logrado soportar la explotación gracias a la estructura y abundancia de su población. Sin embargo, en censos recientes, algunos de ellos mostraron señales de riesgo que podrían ser el inicio de un proceso de extinción.

Lo que es cierto es que el hábitat en el que se distribuyen estos reptiles se encuentra amenazado de muchas maneras. Abarcan varias regiones del Amazonas, cuyos bosques tropicales están sometidos a una excesiva presión ecológica debido a su deforestación. Por esta razón, aunque en estos momentos los caimanes no se encuentran en riesgo, muchos factores los estarán amenazando en el futuro cercano.

Un caimán sobre un fondo blanco.

La mayoría de la gente le teme a estos enormes reptiles debido a que aparentan ser agresivos y letales. Sin embargo, lo único que hacen es defender su territorio, ya que al final el hombre es el verdadero invasor. Esto no significa que debamos evitar el progreso, sino que cada ataque debe ser una llamada de atención para intentar respetar su hábitat y aprender a coexistir de manera segura.

Te podría interesar...
Caimán de anteojos: hábitat y características
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Caimán de anteojos: hábitat y características

El caimán de anteojos es un reptil cauteloso y perceptivo, capaz de realizar movimientos agiles para cazar. Conoce más de este animal aquí.



  • Hertner, G. (2006). Caiman bite. Wilderness & environmental medicine17(4), 267-270.
  • Haddad Jr, V., & Fonseca, W. C. (2011). A fatal attack on a child by a black caiman (Melanosuchus niger). Wilderness & environmental medicine22(1), 62-64.
  • Monteiro, L. R., Cavalcanti, M. J., & Sommer III, H. J. S. (1997). Comparative ontogenetic shape changes in the skull of Caiman species (Crocodylia, Alligatoridae). Journal of morphology231(1), 53-62.
  • Verdade, L. M., & Piña, C. I. (2006). Caiman latirostris. Catalogue of American Amphibians and Reptiles (CAAR).
  • Velasco, A., Ayarzagüena, J., Manolis, S., & Stevenson, C. (2010). Spectacled caiman Caiman crocodilus. Crocodiles, status survey and conservation action plan, 10-15.
  • Verdade, L. M., Larriera, A., & Piña, C. I. (2010). Broad-snouted caiman Caiman latirostris. Crocodiles Status Survey and Conservation Action Plan18, 22.