Cosas que ocurrirían si todos los gatos desaparecieran a la vez

Alba Muñiz · 8 junio, 2015

¿Te pusiste a pensar qué pasaría si todos los gatos que habitan este planeta desaparecieran a la vez? O mejor dicho, ¿qué ocurriría si el mundo se quedara sin mininos de un día para otro? No es cosa de ponerse dramáticos o apocalípticos, pero sí podemos hacer una especie de ejercicio de abstracción. Seguramente, la primera conclusión a la que llegaríamos es que todo sería más aburrido y el estrés estaría a la orden del día. Pero veamos, hay expertos que se han hecho esta pregunta seriamente y arribaron a algunas conclusiones.

¿Qué pasaría si todos los gatos desaparecieran del mundo?

gatitos

Al menos hasta que los científicos le encontraran la vuelta, el primer problema al que nos enfrentaríamos sería un aumento indiscriminado de la población de roedores: ratas, ratones, lauchas y otros parientes cercanos. La consecuencia inmediata sería la rápida propagación de enfermedades transmitidas por estos animales, pudiendo provocar el colapso del sistema de salud mundial. Rabia, hantavirus, peste bubónica, salmonelosis, leptospirosis, brucelosis, diversos tipos de encefalitis, etc. La lista sería interminable.

Además:

  • Se producirían grandes pérdidas en la industria alimenticia, incrementando los de ya por si graves problemas de hambre en algunos lugares del mundo. En ciertas regiones los gatos están considerados como un factor clave en el control de las plagas que ingieren los granos almacenados o los contaminan con sus heces u orina.
  • La proliferación de roedores también desencadenaría otro grave peligro ecológico. De movida, habría disminución en las poblaciones de aves, ya que las ratas y afines tienen como una importante fuente de alimentación sus huevos.
  • También se desencadenarían pérdidas económicas y un aumento del desempleo. Los cimbronazos provocados en las grandes laboratorios e industrias de alimentos dedicados a los animales no tardarían en llegar. Perderían casi la mitad de su clientela de un plumazo. Lo mismo podríamos decir de los veterinarios, de los que elaboran juguetes y otros accesorios para mascotas, de los que se ocupan de proveer al mercado de las piedritas sanitarias para que hagan sus necesidades… Y la lista sigue.

Pero bueno, supongamos que, mientras los líderes mundiales le buscan la vuelta económica al asunto, una gran cruzada internacional logra controlar la superpoblación de roedores. Y que los humanos también sobrevivimos a la guerra química desatada para eliminarlos. Igual nuestra salud empeoraría.

A la depresión causada por la ausencia de nuestras queridas mascotas, tendríamos que sumarle que ellas ya no estarían para ayudarnos a superar el estrés cotidiano con sus juegos y sus mimos. Aumentaría nuestra presión arterial, el colesterol y, por ende, los problemas cardíacos de los que nos protegían nuestros queridos mininos.

Seguramente, los psicólogos serían los grandes ganadores en todo este tema, ya que sin gatos para aliviar nuestras angustias y problemas, tendríamos que acudir a ellos para que trataran de hacernos más transitable la vida. Y está cantado que no serían tan exitosos en sus tratamientos. ¿Cómo reemplazar una caricia y un abrazo a tiempo a nuestro gato?

Un mundo sin mininos

inteligencia gatos 2

Y, pasando a temas más triviales, ¿quién ocuparía su lugar privilegiado en internet y otros medios de comunicación? Fotos y videos con vida y obra de nuestras amadas mascotas gatunas saturan internet. Imágenes tiernas, divertidas, que muestran sus travesuras u ocurrencias pueblan blogs y páginas y también son reproducidas una y mil veces por canales de televisión de todo el mundo. Este universo virtual pasaría a ser como un reservorio de recuerdos para que pudiéramos mostrarles a nuestros hijos y nietos que alguna vez poblaron la tierra y convivieron con nosotros estos felinos ronroneadores.

Dejando de lado los temas afectivos, la verdad es que al orden mundial no le conviene bajo ningún aspecto que los gatos desaparezcan de la faz de la tierra. Los descalabros en cadena que se producirían no serían fáciles de superar.

Pero no te preocupes, los gatos saben mucho más de supervivencia que los humanos y seguramente nos sobrevivirán. Quizá, si existiera una curva en el tiempo que nos permitiera ir al futuro, como en aquella historia de El Planeta de los simios, nos encontraríamos con un mundo dominado por ellos. Mientras tanto, dedícate a querer y a cuidar a tu minino, que bien se lo merece.